Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

5 octubre, 2018

“A veces, los jugadores no están a la altura de la Selección, porque les pesa la camiseta”

“Una de las razones por la que hay jugadores que la rompen en los clubes y van a la Selección y no rinden es por el Himno, porque cuando suena es muy pesado, te trae un montón de cosas a la cabeza que o te potencian, como a la mayoría, o te tira para atrás”, afirma el campeón del mundo de 1986, Julio Olarticoechea, en el programa “Voces y Memorias” por Eco Medio AM 1220 Mhz.
El ex defensor de River Plate, Boca Juniors y Racing Club sostiene que es en ese momento donde se ve quién puede cargar con la responsabilidad de llevar la jugar en el equipo nacional y a quiénes le queda grande el puesto.
“Es muy lindo escuchar el Himno, sobre todo en los mundiales, pero la presión que tenés en ese momento previo a un partido es muy grande, porque te das cuenta de que hay un país pendiente detrás de tuyo. La camiseta no es fácil, es muy pesada y hay jugadores que no aguantan esa presión”, resalta.
Olarticoechea resalta que, muchas veces, los hinchas le echan la culpa al técnico cuando la Selección tiene un rendimiento flojo, pero el problema es que, “a veces, los jugadores no están a la altura, porque les pesa” la responsabilidad.
Por eso, recuerda que Carlos Salvador Bilardo les hacía ver que la camiseta argentina estaba por adelante de todo e, inclusive, de la familia, algo que a él y a sus compañeros de entonces les costó entender en un principio. Les decía: “Estamos acá por un mundial, el objetivo es ese y para llegar bien a hay que dejar de lado todo y pensar solamente en la Selección”.
Por eso, las veces que le tocó dirigir de equipos juveniles o en sus escuelas de fútbol siempre les aconsejaba a los chicos que se entrenaran y cuidaran de su físico porque si no pueden tener problemas en su carrera profesional.
“La carrera de un jugador es corta y tiene que ponerse en la cabeza que hasta los 35 años tenés que entrenar, juegues o no, te lesiones y tengas que volver – afirma -. Después no vengas con el cuento de que hay muchachos que no han llegado y le echan la culpa a un técnico que tuvieron a los 17 años. Es fácil culpar a otro”.
Pese a su experiencia dentro de la cancha, prefirió abandonar la posibilidad de ser dirigir porque no siente la misma pasión que cuando era jugador, pese a haber estado al frente de la selección olímpica, la femenina y de haber formado parte del cuerpo técnico de las juveniles.
“Hice el curso y me recibí de técnico, pero no tengo la pasión que tenía cuando era jugador. Para hacer las cosas bien y ser dirigir en la Argentina, debés tener muchísima pasión porque soportás las presiones que hay en el país – concuye -. Si no la tenés, no vas a hacer las cosas bien. Me tocó dirigir, pero no es lo mismo, lo lindo estaba de la raya de cal hacia adentro”.
Julio Olarticoechea jugó en Racing Club, River Plate, Boca Juniors, Argentinos Juniors, Deportivo Mandiyú y, en Francia, en el Nantes. Es uno de los 30 futbolistas con más partidos en primera división (466 y 600 partidos en toda su trayectoria).
Fue convocado a la Selección Nacional para los mundiales de 1982, 1986 y 1990. En México 86’ se consagró campeón del mundo y, luego, fue subcampeón en Italia 1990, ambos bajo el mando de Bilardo.
Como técnico, dirigió la Selección Nacional Sub 23 en los Juegos Olímpicos de Rio 2016, a Talleres de Remedio de Escalada y al representativo argentino de fútbol femenino de mayores.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al ex futbolista Julio Olarticoechea en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *