Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

4 febrero, 2018

AYSA evalúa un desembolso de USD 1.500 millones para proyectos de infraestructura

Agua y Saneamientos Argentinos SA (AYSA) planea invertir al menos 1.500 millones de dólares para construir plantas de tratamiento de agua y efluentes y un río subterráneo durante 2018, afirma su presidente José Luis Inglese.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el directivo sostiene que ese monto es parte del proyecto global de la empresa para incrementar su presencia en distintos distritos y su capacidad en la provincia de Buenos Aires, que alcanzará los 12.000 millones de dólares en los próximos ocho años.
AYSA planea financiar su programa de trabajo para 2018 con diferentes fuentes, que incluyen lo recaudado con la emisión de un bono de 500 millones de dólares con tasa del 6,625% y vencimiento en 2023, que realizó el 26 de enero, afirma Inglese. Su debut en los mercados internacionales fue manejado por Citibank, Deutsche Bank, HSBC y Credit Agricole.
La empresa controlada por el estado nacional cuenta con una autorización de la administración de Mauricio Macri para colocar títulos por 1.000 millones de dólares. La compañía podría realizar una nueva transacción por el monto restante durante este año si necesita financiar parte de los proyectos futuros, explica.
AYSA también planea fondear la construcción con 700 millones de dólares provenientes de las tarifas y de las transferencias del gobierno, una parte de un préstamo de 300 millones de dólares del Banco Mundial, y el Banco Latinoamericano de Desarrollo (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y 400 millones de inversión de las empresas que sean adjudicadas con los proyectos en la licitación que realizará el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda durante 2018 bajo el modelo de Participación Público Privada (PPP), detalla Inglese.
La compañía espera realizar el concurso de precios de cuatro obras, que incluyen el río subterráneo norte, la planta de tratamiento de aguas Laferrere Oeste, la expansión de la de tratamiento de efluentes El Jagüel y la de tratamiento de barros Sudoeste Central, señala.
Uno de estos proyectos podría ser licitado en el primer semestre de 2018, otros dos en el segundo y el último el próximo año. La realización de los tres requerirá de una inversión total de 1.700 millones de dólares en los próximos cinco años, afirma Inglese.
El río subterráneo norte incluye la construcción de un acueducto para transportar agua portable de Tigre a Merlo para beneficiar a, al menos, 2,60 millones de personas. Las obras llevarán cinco años y necesitarán de un desembolso de 1.000 millones de dólares, señala.
La empresa planea licitar un contrato para levantar una planta de tratamiento de agua en Laferrere Oeste en el partido de La Matanza, que requerirá de una inversión de más de 350 millones de dólares en dos años, explica.
El tercer proyecto que podría lanzarse en el concurso de precios en el segundo trimestre de 2018 es la expansión de la planta de tratamiento de efluentes El Jagüel, en Ezeiza, que precisará de un desembolso de más de 300 millones de dólares durante 24 meses, afirma Inglese.
Finalmente, AYSA planea incluir bajo el modelo PPP la construcción de una planta de tratamiento de barros, que será instalada en su complejo Sudoeste, en el partido de La Matanza, y requerirá de una inversión de 100 millones de dólares en los próximos dos años, explica.
La empresa está negociando con el Banco Mundial y otros bancos multilaterales para garantizar estos proyectos y, así, reducir el riesgo y las tasas de interés, señala Inglese.
En septiembre de 2017, AYSA adjudicó tres contratos para la construcción de dos tramos del río subterráneo sur, dos estaciones de elevación de agua y la expansión de la planta de agua potable General Belgrano, afirma.
Estos proyectos requerirán de una inversión de más de 500 millones de dólares que serán financiados con desembolsos del gobierno y con un préstamo del Banco de Desarrollo de América Latina, detalla el presidente de la compañía.
La UTE entre las empresas españolas San José Constructora y Técnicas de Desalinización de Aguas (TEDAGUA) fueron adjudicadas con un contrato de 140 millones de dólares para la expansión de la planta General Belgrano, en Quilmes.
En tanto, la unidad local de la italiana CMC di Ravenna Cooperative (Cooperativa Muratori and Cementisti) obtuvo otro de 180 millones de dólares para realizar la primera etapa del río subterráneo sur que conectará la planta General Belgrano con la estación elevadora de Lomas de Zamora.
Finalmente, la UTE entre Electroingeniería y China Gezhouba Group Corporation (CGGC) fue adjudicada con un contrato de 180 millones de dólares para construir la segunda etapa de este proyecto.
Los trabajos comenzarán luego de que el gobierno apruebe la propuesta de fondeo del Export-Import Bank of China (EIBC), afirma Inglese. Las obras llevarán 42 meses y el banco chino espera financiar el 85% de las exportaciones, explica.
El proyecto incluye un acueducto de 9,70 kilómetros con un escudo sintonizador con dovelas de 3.900mm de diámetro interno para conectar la primera estación elevadora con la segunda para transportar agua potable al partido de Esteban Echeverría.
A su vez, la UTE podría construir la estación elevadora en ese distrito para impulsar un máximo de 17.000 metros cúbicos de agua desde la planta General Belgrano y beneficiar a, al menos, 2,5 millones de personas.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *