Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

15 abril, 2018

AYSA planea emitir un bono de USD 500 millones para financiar sus obras de infraestructura

Agua y Saneamientos Argentinos SA (AYSA) planea emitir un bono de 500 millones de dólares entre fines de 2018 y comienzos de 2019 para financiar parte de su plan de 1.500 millones de dólares para construir un río subterráneo y plantas de tratamiento de aguas y cloacas, afirma el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartua.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el funcionario sostiene que la compañía continuará trabajando en la documentación que precisa presentar ante la US Security and Exchange Commission (SEC) para lanzar la operación RegS 144A.
AYSA debió emitir el bono de 500 millones de dólares el 26 de enero bajo la ley del Reino Unido debido a que no tenía suficiente tiempo para cumplir con todos los requisitos necesarios para hacerlo en los Estados Unidos, explica Bereciartua.
La empresa estatal de aguas colocó el título con una tasa del 6,625% y vencimiento en 2023 como parte de su programa de 1.000 millones de dólares autorizado por el gobierno. La operación fue manejada por Citibank, Deutsche Bank, HSBC y Credit Agricole.
AYSA analizará en su momento si volverá a usar los mismos bancos para llevar adelante la transacción RegS 144A o si escoge otros nuevos, afirma Bereciartua.
Lo recaudado en la operación será utilizado para financiar parte de su plan de 1.500 millones de dólares para construir plantas de tratamientos de aguas y cloacales, así como un río subterráneo para incrementar su presencia en diferentes distritos de la provincia de Buenos Aires.
A su vez, la empresa utilizará 700 millones de dólares provenientes de las tarifas que le cobra a los usuarios y de las transferencias del gobierno nacional, 300 millones de préstamos del Banco Mundial, el Banco Latinoamericano de Desarrollo (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y 400 millones de inversores que resulten adjudicados con contratos de Participación Público Privada (PPP) en las licitaciones que planea lanzar el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda durante 2018 y 2019.
AYSA planea concursar cuatro proyectos bajo el modelo PPP, incluyendo el río subterráneo norte, la planta de tratamiento de aguas Laferrere Oeste, la expansión de la de tratamientos cloacales El Jagüel, y la de tratamiento de barros Sudoeste, explica el funcionario.
Uno de ellos podría ser licitado en el primer semestre de 2018, otros dos en la segunda parte del año y el último en 2019. Su desarrollo requerirá de un total de 1.700 millones de dólares en los próximos cinco años, explica su presidente Jose Luis Inglese.
El acueducto norte incluye la construcción de un acueducto para transportar agua potable desde Tigre hasta Merlo, en el Gran Buenos Aires que beneficiará a cerca de 2,60 millones de personas. Las obras llevarán un lustro y precisarán de una inversión de 1.000 millones de dólares.
La empresa planea ofrecer en la licitación el contrato para levantar la planta de tratamientos de aguas Laferrere Oeste, en el partido de La Matanza, que requerirá de un desembolso de 350 millones de dólares en los dos años que lleven los trabajos.
El tercer proyecto que se lanzará en la contienda del segundo semestre de 2018 es la expansión de la planta de tratamientos cloacales El Jagüel, en Ezeiza, que precisará de una inversión de 300 millones de dólares en 24 meses.
Finalmente, AYSA planea incluir la construcción de la planta Sudoeste de tratamiento de barros en las licitaciones PPP, que será instalada también en La Matanza y requerirá de un desembolso de 100 millones de dólares durante dos años.
La empresa está negociando con el Banco Mundial y otras entidades multilaterales de crédito garantías para esos proyectos para reducir su riesgo y bajar las tasas de interés que pagarán quienes deban financiarlos.
En septiembre de 2017, AYSA adjudicó con tres contratos para la construcción de dos tramos del río subterráneo sur, dos estaciones elevadoras de aguas y la expansión de la planta de agua potable General Belgrano. Los proyectos requerirán de una inversión de 500 millones de dólares que será financiada con el gobierno nacional y la CAF.
La UTE entre las empresas españolas San José Constructora y Técnicas de Desalinización de Aguas (TEDAGUA) obtuvo el contrato de 140 millones de dólares para levantar esta última, ubicada en la localidad de Quilmes, en sur del Gran Buenos Aires.
La unidad local de la firma italiana CMC di Ravenna Cooperative (Cooperativa Muratori and Cementisti) también resultó adjudicada con la obra de 180 millones de dólares de la primera parte del río subterráneo sur, para conectar la planta General Belgrano con el partido de Lomas de Zamora y la estación elevadora de aguas, ubicada allí mismo.
Finalmente, la UTE entre Electroingeniería y China Gezhouba Group Corporation (CGGC) obtuvo un contrato para de 180 millones de dólares para construir la segunda etapa del río subterráneo y la segunda estación elevadora.
Los trabajos comenzarán cuando el gobierno argentino consiga la aprobación del financiamiento propuesto por el Export-Import Bank of China (EIBC). Su construcción tomará 42 meses y las entidades chinas fondearán el 85% de las exportaciones.
El proyecto incluye 9,70 kilómetros de acueducto con un sintonizador de escudo con dovelas de 3.900 milímetros de diámetro interno para conectar la primera estación elevadora con la segunda y transportar agua potable al partido de Esteban Echeverría.
A su vez, la UTE deberá construir una estación elevadora en esa localidad para propulsar un máximo de 17.000 metros cúbicos de agua desde la planta General Belgrano que beneficiará a, al menos, 2,50 millones de personas.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *