Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

23 enero, 2019

Central Puerto planea financiar la compra de dos centrales térmicas con la emisión de deuda

Central Puerto (CEPU) planea financiar la compra de una central térmica y un proyecto de cogeneración con un crédito puente que, luego, refinanciará con la emisión de un bono, afirma su CEO, Jorge Rauber.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el directivo sostiene que la adquisición de ambas plantas y la finalización de la construcción de una de ellas requerirá de una inversión total de 450 millones de dólares.
CEPU planea negociar un crédito puente con bancos locales e internacionales para pagar una o ambas centrales y su desarrollo, explica Rauber y agrega que espera refinanciar el préstamo con la emisión de un bono de 400-500 millones de dólares.
La operación dependerá de las condiciones de los mercados, el nivel en el que se encuentren las tasas de interés y la posibilidad que tengan las empresas locales para volver a la colocación de deuda fuera del país, resalta.
La compañía suspendió la emisión de un bono de 500 millones de dólares con vencimiento entre siete y diez años en octubre de 2016. En esa oportunidad, había seleccionado a JP Morgan, Bank of América y Deutsche Bank para administrar la operación RegS 144A.
La compañía presentó una oferta para comprar la central térmica Brigadier López, de 280 MW, en la provincia de Santa Fe, en la licitación internacional que lanzó Integración Energética Argentina SA (IEASA).
Según los pliegos, se fijó un precio mínimo de 155,30 millones de dólares para la planta, mientras que su valor libro fue calculado en 207,10 millones. CEPU estima que podría adjudicársela en cerca de 200 millones, destaca Rauber.
Como parte del contrato, la empresa ganadora deberá terminar el cierre de ciclo, actualmente suspendido, para convertir a Brigadier López en una central de 420 MW. El proceso se encuentra terminado en un 90% y los trabajos restantes, incluidos la obra civil, el suministro e instalación de equipamiento mecánico, tomas de agua y acueductos, deberá estar terminados en catorce meses.
El CEO de Central Puerto estima que todos esos trabajos requerirán de una inversión de 80 millones de dólares. IEASA preclasificará las ofertas el 7 de febrero y abrirá las propuestas económicas el 11. La firma estatal aún no decidió cuándo adjudicará el contrato.
En paralelo, la empresa está negociando con Albanesi la compra de la planta de cogeneración Arroyo Seco, de 133 MW, explica Rauber. La compañía eléctrica puso en venta el proyecto luego de que no logró conseguir el financiamiento para su desarrollo después de que su presidente, Armando Loson, fuera encarcelado, acusado de pagar coimas a los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner para obtener contratos de energía.
CEPU había quedado como la única interesada en el proceso, pero en las últimas semanas la compañía relanzó el proceso debido a que el precio ofertado era demasiado bajo y convocó nuevamente a una veintena de firmas e inversores locales e internacionales interesadas en la central.
El proyecto cuenta con una deuda de 65 millones de dólares, pero podría costar no más de la mitad, debido a que cada mes que pasa pierde tres millones dólares de valor por las penalidades que le cobrará CAMMESA por no terminarla a tiempo, afirma Rauber.
A su vez, la planta tiene varios problemas de construcción y diseño, un contrato complicado con Louis Dreyfus Company para la provisión del vapor que generará y el otro por precio acordado para el suministro del gas natural que precisa para operar, detalla.
Las obras de Arroyo Seco requerirán de una inversión de 120 millones de dólares para poder terminarla, resalta Rauber. La central deberá estar funcionando en febrero de 2020, fecha que podría postergarse hasta agosto de se año.
Albanesi fue adjudicada con un PPA a 15 años de 20,800 dólares por MW el 25 de septiembre en la licitación de Eficiencia Energética realizada por el ex Ministerio de Energía y Minería. La electricidad será vendida a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA) y el vapor a la planta de trituración de soja de Louis Dreyfus.
Central Puerto también estaría interesada en comprar la planta Ensenada de Barragán, de 560 MW, en la provincia de Buenos Aires si IEASA no recibe propuestas en la misma licitación que ofrece Brigadier López, señala Rauber. En ese caso, debería incrementar el monto del préstamo puente y de la emisión de deuda para financiar la transacción, explica.
Según los pliegos, el precio mínimo para la central térmica fue fijado en 229,40 millones de dólares, mientras que su valor libro fue calculado en 305,90 millones. La empresa estima que podría adjudicársela en cerca de 300 millones, resalta su CEO.
A su vez, en diciembre de 2019, terminará sus operaciones el fideicomiso FONINVEMEM I y las empresas miembros contarán con el derecho de recibir sus respectivas participaciones en sociedad con el gobierno nacional.
CEPU estaría interesada en incrementar su porción en las plantas José de San Martín, de 856 MW, y Manuel Belgrano, de 873 MW, en las que tiene un 31%, con la compra de las acciones de sus competidores.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *