Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

19 junio, 2018

Cinco consorcios fueron adjudicados con contratos para construir rutas

José Cartellone Construcciones Civiles y las UTEs lideradas por Helport (la unidad de Corporación América), Rovella Carranza, CCA Civil Panamá (la unidad de China State Construction Engineering Corporation) y Paolini Hermanos fueron adjudicadas dólares por el Ministerio de Transporte con contratos para construir rutas por un total de 6.000 millones.
Como fue anticipado por esta agencia de noticias el 23 de mayo, cinco consorcios locales e internacionales ganaron el concurso de precios para realizar las obras de 813 kilómetros de autopistas, 1.494 de rutas seguras y 252 de rutas especiales en seis corredores en las provincias de Buenos Aires, La Pampa, Córdoba, Mendoza y Santa Fe.
Las empresas adjudicadas con los contratos han estado recalculando el impacto que tendrá la inflación y la devaluación en los costos de fondeo, ya que éstos se hicieron antes de la actual crisis financiera que provocó el incremento del riesgo país, afirma una fuente.
La UTE Paolini Hermanos-Vial Agro-INC fue adjudicada con el corredor A ya que presentó el segundo mejor precio (1.020 millones de dólares) para construir 667 kilómetros en las rutas 226 y 3. Cartellone, que propuso el más bajo, decidió rechazarla para focalizarse en el C.
En el corredor B, la UTE CCA Civil Panamá-Green y Cartellone obtuvo el contrato para realizar las obras de 546 kilómetros en la ruta ya que ofertó el segundo valor más barato (1.180 millones de dólares), señala la segunda fuente. La UTE Rovella Carranza-JCR-Mota-Engil Latin America, que había sido la ganadora, le dejó su lugar para quedarse con el corredor Sur.
Una situación similar ocurrió en el C, donde Cartellone fue adjudicada con el contrato para construir de 413,80 kilómetros en las rutas 7 y 33, al ofrecer el tercer precio más bajo (801 millones de dólares).
En ese caso, las UTEs Rovella Carranza-JCR-Mota-Engil Latin America y Helport-Panedile-Eleprint-SA Obras y Servicios (COPASA) habían quedado mejor posicionadas, pero prefirieron focalizarse en los corredores Sur, E y F, respectivamente.
Estos dos últimos fueron adjudicados al consorcio Helport-Panedile-Eleprint-COPASA que presentó la oferta más baja (1.010 y 722 millones de dólares respectivamente) para construir 462,82 kilómetros en las rutas 9, 193, 33, 34 y 11.
Finalmente, la UTE Rovella Carranza-JCR-Mota-Engil Latin America obtuvo el contrato para realizar las obras de 207,19 kilómetros en las rutas 3 y 205, tras realizar una propuesta de 699 millones de dólares en la licitación.
La construcción de cada uno de los corredores deberá estar terminada en cuatro años y, luego, los consorcios tendrán que realizar trabajos de repavimentación y mantenimiento desde el año 5 al 15.
Los proyectos estarán garantizados con certificados de trabajo que serán emitidos trimestralmente por la Argentina con vencimiento luego del cuarto año del proceso para pagar los avances en la construcción.
Estos estarán emitidos en dólares para la inversión de capital y en pesos para las obras de mantenimiento y podrán ser utilizados para pagar a contratistas y otras empresas. El gobierno creó un fideicomiso con fondos del impuesto al gasoil y los peajes en las autopistas 9 y Riccheri para abonarlos.
Una vez que las nuevas rutas y autopistas estén terminadas, las empresas comenzarán a cobrar peajes durante los siguientes once años, que serán compensados con certificados emitidos en pesos. En los trechos que ya cuenten con cabinas instaladas, las compañías continuarán con las operaciones mientras realizan los trabajos.
El Ministerio de Transporte de la Nación planea lanzar una segunda etapa de la licitación de contratos PPP valuados en 4.790 millones de dólares y una tercera por 1.960 millones durante 2018.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *