Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

28 mayo, 2021

“De no ser actriz, hubiese hecho algo relacionado con el arte”

“Cuando veo a un actor, me lleva a vibrar, sentir, contar una historia de un mundo que no conozco, llorar, emocionarme, reír y sentirme enamorada. Encarnar personajes diferentes y contar historias diferentes me apasiona, es lo mejor que puedo ofrecer”, afirma la actriz Eleonora Wexler en “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Eso lo ha conseguido en los 38 años de carrera que lleva sobre los escenarios y las pantallas de televisión y cine en la Argentina y, últimamente, también en España y lo que le ha permitido mantenerse activa en forma continua a lo largo de casi cuatro décadas.
“Tuve la suerte y la fortuna de seguir trabajando todo el tiempo, salvo un año medio sabático de crisis entre los 14 y los 15 años, donde no quería actuar. Hay veces, me enojo y digo: no quiero esto más, me voy a dedicar a otra cosa – destaca -. Actuar es mi vida, es una elección que hice de muy chica, la sigo haciendo todavía y es parte de mí. Me resulta muy difícil no imaginarme haciéndolo, ya crecí con esto. Más allá de que tuve crisis, lo sigo eligiendo, porque va unido a mi vida”.
Su carrera comenzó a los ocho años y pasó buena parte de su infancia y adolescencia actuando en obras de comedia musical, mientras en paralelo estudiaba danza, actuación y canto para perfeccionarse. Aún no se había iniciado como profesional, pero ya contaba con la experiencia para hacerlo.
“Mis padres siempre me acompañaron, si no quería seguir trabajando me iba. Nunca tuve presión. Solamente tengo palabras de agradecimientos para ellos porque me incentivaron y cuidaron en un medio complejo para una niña, una adolescente y una mujer – destaca -. En mis comienzos, estaba jugando. Hasta los 18 tuve una especie de tortura adolescente, después todo fue más liviano, mis personajes también, Fue un disfrute mayor. No sé qué hubiese hecho de no ser actriz, seguramente algo relacionado con el arte”.
Nadie se sorprendió cuando se decidió a actuar porque en su casa realizaba representaciones para su familia, en obras que ella misma escribía. Sin saberlo, estaba despuntando otra gran pasión: la dramaturgia, que analiza con retomar en algún momento de su vida.
“Escribía obras de teatro de chiquita y era la productora y la actriz principal y la torturaba a mi hermana, a los amigos, a mis viejos, a los padres que venían a buscar a los amiguitos, a mi prima Silvina, a mi pobre hermana Lucía que no le interesaban nada. Lo primero era escribir la obra en papelitos de los blocks Congreso, con la letra prolija y cada personaje señalado con marcador – explica -. Ahora, me gusta escribir, pero después no termino escribiendo nada. Solo ideas. Tengo la cabeza muy ocupada con cosas que fui haciendo, con un unipersonal que voy a protagonizar, pero ahora no es el momento y no lo quiero quemar. Tengo la cabeza llena de información y con tanta incertidumbre es difícil. Me gustaría escribir una obra o una serie más que una película. Es un gran desafío”.
La elección no es fortuita. Su gran pasión es el teatro, a pesar de que su fama se la ha dado los papeles que le ha tocado actuar en la televisión argentina y española. Sin embargo, siempre añora volver a las tablas.
“En el teatro, me siento como un pez en el agua, tenés el desarrollo completo, esa cosa de contar el cuento. La televisión es un ámbito que conozco mucho así que sé moverme ahí. El cine es el ámbito que más me cuesta, porque la película es del director, es un rompecabezas, el tema de la continuidad, empezar por el final y, después, hacer el principio, a veces estás acotada – concluye -. A mí, lo que más me gusta para actuar es el teatro, a veces cuando veo el resultado me encanta verme en cine o en una serie, es como que necesito de las tres. Si hago mucho tiempo una cosa, necesito otra de las disciplinas. Cuando hago una función, es un estado muy hermoso. Hace mucho que no lo vivo, pero cuando terminaba, agarraba el auto, me ponía la música y era un viajón que me pegaba, era muy pleno y hermoso”.
Eleonora Wexler estudió actuación con Hugo Midón, con Miguel Santín en la Escuela de Arte Dramático, con Norman Briski, Beatriz Matar, Augusto Fernandes, Carlos Moreno y Lito Cruz.
En Teatro, protagonizó “Annie”, “Alta sociedad”, “Frutillitas”, “El zorro”, “Convivencia”, “La tempestad”, “La hija del aire”, “La profesión de la Señora Warren”, “¿Quién le teme a Virginia Woolf?”, “La discreta enamorada”, “Las descentradas”, “La maldecida de Fedra”, “Umbrío” y “Dos más dos”.
En Televisión, participó de programas como “Mesa de Noticias”, “La cuñada”, “La banda del Golden Rocket”, “Inconquistable corazón”, “Alta comedia”, “Ciudad de pobres corazones”, “Amor en custodia”, “Amas de casa desesperadas”, “Mujeres asesinas”, “Son de Fierro”, “Vidas robadas”, “Valientes”, “Amar después de amar”, “Un gallo para Esculapio”, “Cien días para enamorarse”, “Tu parte del trato” y “La valla”.
En cine, en tanto, formó parte del elenco de las películas “Te amo”, “Geisha”, “El dedo en la llaga”, “Buenos Aires me mata”, “La Mina”, “Pensando en él” y “Los hermanos Vega”, entre otras.
A lo largo de su carrera, recibió premios como el Martín Fierro, dos Tato, el Clarín, dos veces el ACE, el Trinidad Guevara y el Florencio Sanchez
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry a la actriz Eleonora Wexler en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *