Hernán Dobry

Historias y noticias

Bibliocritico

5 febrero, 2014

Dos héroes impensados.

El Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha vuelto a cautivar y atrapar al lector una vez más con su última novela “El héroe discreto”, que publicó Alfaguara a fines del año pasado, y en la que desarrolla dos historias en las que se mezcla el género policial, con historias de amor, odio y venganzas.

Vargas Llosa ha retornado al Perú que es donde se han desarrollado, quizás, sus mejores narraciones como son los casos de “Conversaciones en La Catedral”, “La ciudad y los perros”, “La tía Julia y el escribidor”, “Lituma de los Andes”, entre otras tantas.

Se nota que allí se siente cómodo, pese a no vivir en su tierra natal hace ya muchos años (está radicado en Madrid, España). Incluso, recurre a algunos personajes que ya formaron parte de algunos de sus títulos más famosos, como don Rigoberto, el sargento Lituma, Fonchito y doña Lucrecia.

Más allá de la distancia desde la que lo escribe, pinta con total naturalidad las costumbres y modismos de su país, incluso los de estos años, que es donde transcurre la novela, pese a que no lo dice explícitamente en ninguna parte del texto.

El libro recorre las historias de Felicito Yanaqué, un empresario de transporte de la pequeña, pero próspera, localidad de Piura, en la zona norte del Perú, que ha vivido la llegada de los avances gracias a la mejora en la economía. Con esto, también arribaron las mafias y el personaje lo siente en carne propio cuando intentan extorsionarlo.

A partir de allí, se desarrolla una especie de policial que incluye la decisión del protagonista por enfrentarse a los malhechores (“Nunca te dejes pisotear”, le dijo una vez su padre, la investigación de dos oficiales salidos de una comisaría hundida en la siesta de un pueblo chico de provincia y la codicia y odios familiares que buscan destruirlo todo para quedarse en vida con todo lo que tiene.

En paralelo, Vargas Llosa teje la historia de Ismael Carrera, otro empresario, pero de Lima, que a diferencia de Yanaqué es el dueño de unja importante compañía de seguros. En sus últimos años (tiene más de ochenta), busca la forma de vengarse de sus hijos que no durante décadas se dedicaron a la noche, a las mujeres y a dilapidar su fortuna.

Para eso, decide casarse en secreto con su mucama y realizar una larga luna de miel por Europa mientras sus hijos destilan bronca contra todos aquellos que lo ayudaron a urdir su plan. El argumento podría parecerse al de un culebrón mexicano, pero dista mucho de serlo gracias a la pluma y a los condimentos que le agrega el autor en cada página.

Lejos de ser la mejor novela de Mario Vargas Llosa, su escritura dinámica y lo atrapante de la trama hacen que el lector tenga ganas de seguir adelante, incluso, cuando decide dejar el libro de lado para descansar, lo que es, sin dudas, una de las grandes virtudes del autor.

Título: “El héroe discreto”
Autor: Mario Vargas Llosa
Género: Novela
Editorial: Alfaguara
Páginas: 381

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *