Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

1 enero, 2021

“El apellido me pesó más de lo que me ayudó”

“Me copa la idea de reconocerme actriz, me gustaría ya que tengo pendiente hacer más ficción, es algo que tengo ganas de hacer en algún momento, coqueteo muchas veces con muy poquito. Me encantaría poder hacer más personajes”, afirma la comediante Malena Guinzburg en “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Si bien ya ha tenido experiencia en el rubro dramático, como cuando protagonizó la obra “El árbol que tapa el bosque”, en el ciclo de Microteatro, su deseo es seguir explorando en otras áreas además del humor, como lo ha hecho desde que inició su carrera.
“Cuando empecé, no sé si tenía claro qué tipo de actriz quería ser. Hice teatro más serio, pero siempre se me iba para el lado del humor, tal vez porque no era muy buena actriz seria o porque era buena actriz cómica. En general, siempre se me iba para ese lado -destaca -. Toda la vida la tuve ganas de ser actriz, desde los actos del colegio, de querer actuar ahí. En la escuela, ir a anotarme en el elenco de teatro. Siempre estuvo presente la cosa de querer actuar; después me dediqué más a la producción, pero tenía siempre la idea de querer estar adelante”.
Más allá del rubro que le toque trabajar, su mayor deseo es estar sobre las tablas, algo que ha extrañado durante todo este año en que el que debieron suspenderse todos los espectáculos por la pandemia, incluido “Mucho”, la obra que había montado junto a Diego Scott, Pablo Fábregas, y Fernando Sanjiao.
“Actuar era un sueño que tenía, poder vivir de eso para mí era un tema, de alguna manera ese sueño se concretó. Amo estar en el escenario y agradezco mucho el estar ahí – explica -. Ver que la platea está llena es una felicidad y una responsabilidad también muy grande, porque hay gente que pagó para estar allí. Parezco recontra demagoga, pero de verdad siento como un compromiso de tratar de dar lo mejor porque la gente hizo un esfuerzo para estar ahí”.
Pese a escribir sus propios monólogos y contar con una basta experiencia no sólo en el teatro sino también en la radio y la televisión, aún sufre del pánico escénico antes de tener que comenzar cada espectáculo, especialmente en los estrenos.
“En los estrenos, siento que me tendría que dedicar otra cosa, porque me da dolor de panza y pánico. Cuando va bien, es felicidad, entonces es como directamente proporcional. Igual hay una preparación previa y antes de entrar me tomo mis minutos para concentrarme y como un laburito para decir: “bueno, vamos” – destaca -. No voy a dejar de hacerlo por ese miedo No me permito que me haga decir: no salgo. Por ahora, me viene funcionando. Prefiero darme contra la pared, pero me sentiría mucho peor arrepintiéndome de no haber hecho algo y no haberlo intentado”.
Si bien hoy es reconocida tanto como comediante, como por su participación en el programa “Basta de Todo”, que se emitía por Metro, y en el programa “Morfi, todos a la mesa”, en Telefé, fue haciendo su carrera desde abajo, al punto de que comenzó como productora de los programas que hacía su padre, el humorista y periodista Jorge Guinzburg.
“En producción, empecé atendiendo el teléfono obviamente, porque no tenía experiencia. Comencé a observar mucho a los otros productores y aprender y, después, fui a ‘La Biblia y el Calefón’, también como productora. Siempre me ubiqué muy abajo, no queriendo decir: ‘soy la hija del jefe y vengo a ser la productora ejecutiva’. Fui aprendiendo – concluye -. El apellido me pesó más de lo que me ayudó, pero por una cuestión de personalidad, porque quería demostrar todo el tiempo que estaba ahí porque me lo merecía y no porque era su hija. Había como una autoexigencia de que no pensaran nunca que estaba ahí becada y lo padecía más de lo que lo aproveché”.
Malena Guinzburg comenzó a estudiar teatro a los quince años, participó del programa “Sarasa”, con Ronnie Arias, fue panelista en el programa “Morfi, todos a la mesa”, en Telefé y formó parte del programa “Basta de Todo” en Metro.
En el teatro, integró los stand up “Pucha” y “Mucho”, ambos junto a Diego Scott, Pablo Fábregas, y Fernando Sanjiao y protagonizó la obra “El árbol que tapa el bosque” en el ciclo Microteatro.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry a la comediante Malena Guinzburg en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *