Hernán Dobry

Historias y noticias

Prensa

25 octubre, 2011

El conflicto del Beagle le sirvió Israel para ingresar en el negocio de armas en la Argentina.

La cuasi guerra con Chile por la posesión de las islas Picton, Lenox y Nueva en el Canal de Beagle, en 1978, no sólo tuvo en vilo a los dos países sino que, también, sirvió como puerta de entrada a los israelíes como proveedores estables de armamentos de la Argentina. Sin embargo, esta posición privilegiada casi desapareció con la llegada al gobierno de Raúl Alfonsín en 1983.

La necesidad y la urgencia con la que los militares preciaban los equipamientos bélicos era de tal magnitud que dejaron de lado el antisemitismo histórico que había en el sector castrense y que había provocado durante años la imposibilidad del estado judío de sumarse como un vendedor aceptado.

“Había una cuestión antisemita muy grande en las Fuerzas Armadas. Los propios vendedores [de armas israelíes] decían que cuando entraban a sus oficinas habían fotos de muy mal gusto sobre los escritorios”, afirma el periodista Hernán Dobry, quien acaba de publicar el libro Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983), durante una entrevista realizada en JabadTv.

Si bien esto nunca desapareció por completo, la posibilidad de que los militares argentinos pudieran viajar y trabajar en el estado judío durante meses a la par de sus colegas hacía que este sentimiento se redujera, lo que permitió que la relación fuera más amena.

Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983) detalla todos los negocios con equipamientos bélicos que realizó Jerusalén con Buenos Aires en esos años. El libro fue editado este año en la Argentina por Ediciones Lumiere y puede conseguirse en todas las librerías del país.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *