Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

4 mayo, 2020

El dúo Tagini-Merlino adelanta su nuevo álbum en “Letras y corcheas”

La cantante Vanina Tagini y el bandoneonista Gabriel Merlino están preparando un nuevo disco que incluye tangos, boleros y otros ritmos. La cuarentena suspendió las grabaciones, que ya tenían lista la base musical, pero esperan retomarlas cuando termine el confinamiento.
En una entrevista exclusiva con el programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, el dúo Tagini-Merlino adelantan algunos detalles del álbum y hacen un repaso de sus carreras.

Mario Dobry (MD): Es un largo camino el que has hecho, tus orígenes, la larga trayectoria de tu familia, que viene incursionando de una forma u otra a través del tango, como tu bisabuelo, tu abuelo, padre, hermano, madre. Poco a poco se fue afianzando tu figura y hoy el exponente sos vos. Ya no es la familia Tagini que apoya a Vanina sino vos sos la que llevas su estandarte. Has hecho un desarrollo de trabajo muy grande en estos últimos tiempos, has viajado mucho por el mundo. El año pasado estuvieron con tu esposo Gabriel en Portugal haciendo un temario de Piazzolla sobre María de Buenos Aires, ¿cómo te resultó actuar en ese escenario?
Vanina Tagini (VT): Nosotros estuvimos el año pasado haciendo la gira de tango pasión, que es una compañía legendaria que viene desde los ’90, fue una de las precursoras, un desprendimiento de Tango Argentino y con Gabriel hace 11 años que somos parte. El año pasado fuimos a Portugal durante diez días y veinte recorriendo Francia. Fue maravilloso. Todos los escenarios son diferentes y tienen una magia especial, porque, aunque tengas veinte años de carrera, como voy a cumplir en octubre, el público te ve por primera vez en muchos casos, más en estos teatros gigantes como el del Casino de Estoril y tiene esa magia, más en temas como Yo soy María. Hago cinco o seis temas durante el show en Tango Pasión, un sexteto dirigido por Gabriel con seis parejas de baile de primerísimo nivel, que me han hecho crecer enormemente en estos años, sólo de compartir el escenario con ellos. Es un lujo ser embajadores del género que amamos, apasionadamente como lo hacemos nosotros. No paro de sentirlo y recordarlo en cada escenario. No permito que la rutina me saque eso de la cabeza y de las venas. Antes de subir a hacer un tema me pongo nerviosa desde el lugar de respeto que le tengo al público que está yendo a ver y también a toda la historia de tango que tenemos atrás. Hay que ser muy respetuoso en eso.

MD: En estos últimos años han sido muy versátiles, porque no solo trabajaron con los temas del tango. En Íntimos, uno de sus discos, manejaron toda la parte melódica o de boleros, muy bien hechos, con mucha sobriedad y buen gusto. Hay muchos temas muy bien elaborados. ¿Qué cosas más creen que van a desarrollar o buscar como propuestas nuevas que quieran hacer?
VT: Hay dos puntas. Somos una generación, los dos que no nacimos con el tango naturalmente, generacionalmente, por decirlo de alguna forma. Sí con nuestras familias, porque Gabriel tiene una historia familiar muy fuerte con el tango. Entonces, claramente nos educamos escuchando otros temas, por lo que es imposible que no estuviera dentro nuestro repertorio, temas de Serrat, de bossa nova, italianos, latinoamericanos que son parte de nuestra esencia, también como lo es el tango. No podíamos dejarlo afuera por gusto. Por otro lado, tengo la suerte de estar con un músico como Gabriel, que tocando el bandoneón, que es un instrumento siempre está asociado solamente al tango, es un tipo tan versátil que toca el tema que quieras. Ahora, estamos ensayando, que tal vez en el próximo show lo hagamos, Barro tal vez, de Spinetta. Al tipo vos le decís: tengo ganas de hacer tal tema, y en seguida te hace un arreglo con el fuelle y teniendo esa oportunidad es una locura.

MD: El incursionó en el jazz y en otros tipos de ritmos con orquestaciones y con grupos que no sólo eran de tango, cuando era mucho más joven…
VT: Su primer disco Bandoneón dreams, de 2005, incluso fue el primero solo de bandoneón que se hizo, era muy joven, tenía 28 años. Ahí, hace Yesterday, temas muy jazzeros, no solamente incursiona en el tango. Siempre la elección fue por ahí.

Hernán Dobry (HD): ¿qué cambió en vos para abrirte a todos estos tipos de ritmos porque hace unos años decías: “no me veo cantando en una banda de rock ni en otro tipo de música”?
VT: Uno crece y en todas esas estructuras que se va armando para meterse, en este caso en la música, uno cree que si sos cantante de tango hacés eso solo. Toda esa estructura ahí, a la vez te contenía, de alguna manera. Hasta que empezás a caminar y a transitar y te das cuenta de que, lo más importante, es ser genuino en esto y si tenés ganas de investigar en otras cosas, un artista no puede estar nunca limitado a nada. Estamos para eso, para romper estructuras, para interpelar, pero primero para interpelarnos a nosotros y escuchar qué tenemos ganas de hacer. Simplemente, me dejé llevar por eso, por querer mostrar qué me gustaba y ayudada claramente por la capacidad que tiene Gabriel de poder hacerlo, porque si hubiera estado con otro músico tal vez hubiera estado más atada a un solo género. Decidí abrirme de eso y decir: no solamente soy esto, soy todo esto más.

MD: Cuando comenzaste el salir a otros temas, en esa época vivía tu padre, que era un tanguero de ley, ¿qué dijo?
VT: Papá siempre fue un tipo muy abierto. Por eso, digo que fue un militante del tango, con todo lo que implica la palabra. Obviamente, terminaba pidiéndome que cantara Che bandoneón, pero después era un enamorado de la música en general, entonces cuando veníamos con estas propuestas se las mostrábamos ya más elaboradas. Nunca íbamos con un primer ensayito. Con él siempre fui así: le llevaba el producto armado cuando no era tango para embaucarlo un poquito. Siempre me apoyó, al igual que mamá. Con ella escuchábamos de chica siempre a Alberto Cortés, Los nocturnos. Luis Miguel vino a unir generaciones. Yo sabía todos los boleros por Violetas Rivas o Estela Raval que escuchaba con mi mamá y Luismi nos vino a unir, a justificar todo eso, a tener a alguien contemporáneo haciendo temas que yo ya venía escuchando por mis viejos. Entonces, siempre estuvo cerca de casa, especialmente estos géneros como el bolero.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry a la cantante Vanina Tagini y al bandoneonista Gabriel Merlino en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *