Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

22 octubre, 2021

“El éxito es hacer lo que a uno le gusta, no ser famoso, ni trascender”

Eugenio “Nito” Artaza divide su vida entre sus dos grandes pasiones: el teatro y la política, a las que le dedica buena parte de su día. Por eso, mientras termina la campaña electoral para el cargo de diputado nacional por Corrientes, su provincia natal, continúa de gira con su espectáculo “Barrilete cósmico”.
En paralelo, se encuentra en plenos ensayos de la comedia musical “Recuerdos surtidos”, en la que rememora los años ’80 y que estrenará junto a su pareja, Cecilia Milone, el 25 de diciembre en el teatro Atlas de Mar del Plata.

Hernán Dobry (HD): ¿Cómo hace para lidiar con ambas profesiones al mismo tiempo?
Nito Artaza (NA):
Me cuesta mucho la bajada del escenario, sobre todo cuando hago política, porque hacer reír es la mejor profesión del mundo. Es extraordinario ver cómo la gente puede reírse disfrutar y, por un instante, ser feliz. Produje durante veinte años consecutivos los shows, haciendo Mar del Plata y, después, Buenos Aires y giras. El teatro, sobre todo, es lo que me apasiona. De una habilidad hice una profesión y mis hijos van mejorando porque son todos profesionales. Así tiene que ser, para el bien de movilidad ascendente de las familias.

HD: ¿Es más difícil hacer reír que una obra trágica?
NA: Sí, sin duda. La parte del humorismo, de los humoristas o de una comedia está como subestimada. Cuando entregan los Oscar, es tan ploma la ceremonia que tienen que llevar a un humorista para que la reanime.

HD: Y muy pocas veces le han dado el premio a un humorista…
NA:
Eso es subestimar a un género que hace reír y tiene que ver con algún esnobismo, seguramente. Me enojé mucho cuando a “La Pistola Desnuda” no le dieron nunca un premio, porque nos ha hecho reír siempre. Parece mentira, pero nunca ocurre. Lo mismo pasa acá y en el mundo en general. A veces, el éxito es hacer lo que nos gusta. Con eso ya hay suficiente para ser feliz.

HD: De una virtud hizo una profesión, una habilidad, algo similar a lo que le ocurrió con la política…
NA:
Sí, con el corralito, me parece que tenía unas ganas bárbaras de hacer política. Decía: “no voy a hacer política” en esa época. No sólo mi padre, desde mi bisabuelo en adelante toda mi familia ha hecho política en mi provincia, desde siempre. Cuando pasó lo del corralito, fui el amplificador de millones de personas. Tenía la habilidad para hablar y, ese día, convoqué a una marcha a la que vinieron como 40.000 personas al Congreso y el que tenía que hablar, que había preparado un discurso no llegó y estaban todos los medios. Entonces, vienen y me dicen: “habla vos”. Salí, hice un discurso y terminamos haciendo como cien marchas en todo el país. Logramos que todos los ahorros no sé convirtieran en bonos del Estado y que los bancos se hicieran responsables. Igual los bancos nunca perdieron por lo que recibieron en 2012, pero se logró que los argentinos pudieran recuperar una parte de lo que iba a convertirse prácticamente en bonos. En eso estoy orgulloso, llegamos al Fondo Monetario Internacional, a las Naciones Unidas, al Banco Mundial. Por supuesto, después de eso tuve que hacer política.

HD: ¿Soñaba en ese momento con estar del otro lado, dentro del Congreso?
NA:
Sería un hipócrita si dijera que no. Me gusta y apasiona la política. Es un camino de vida para mí, porque me esmerila mucho la profesión de humorista. Para hacer reír o periodismo, es mucho más fácil estar siempre del lado de la oposición. Cuando me toca estar allí, soy más gracioso que cuando estoy del otro lado, del que me gusta.

HD: ¿Qué le quitó la política a su profesión de humorista?
NA:
Todavía tenemos ese prejuicio de mirar a los artistas por sus signos políticos, que hay que superarlo. Hay actores con los que, por ahí, no coincido políticamente, pero los voy a ver. Puedo tener una discusión de qué hacer con el partido con Luis Brandoni, pero no dejo de admirarlo. Fui con mi esposa a ver su espectáculo en el teatro porque lo admiro, eso hay que diferenciarlo. Hay gente que me dice: “A vos no te voto, pero todavía voy a verte al teatro porque me hacés reír”. O al revés: “Me haces reír, pero no te voto nunca”. Se te va un gran porcentaje del público lamentablemente. Además, tengo que hablar de estas cosas en lugar de estar contándote un chiste. Salgo en televisión por esas cosas y, lógicamente, se pierde el público. A mí, me apasiona igual, cuando he sido senador presenté 300 proyectos, de los cuales algunos son ley como el anticipo del aguinaldo antes del 25 de diciembre para seis millones de trabajadores. Las cuentas sueldos de los bancos que antes te cobraban, cando trabajé mucho por el gas en Corrientes, por la Universidad Nacional de Corrientes. Corrientes tiene una sola gran universidad compartida con el Chaco y merece tener una propia con otra oferta de carreras para los jóvenes y no solamente las que tiene la UNNE, que es una gran universidad. Ya con esto me volví plomo.

HD: Si se va de viaje, ¿Que pone en el formulario?
NA:
Actor, no le puedo poner que soy un busca. Siempre seré un actor cómico, humorista y, por ahí, también autor, director y productor de teatro, porque tengo el mío propio. En teatro, estamos trabajando con Cecilia en una nueva producción para hacer una comedia musical en Mar del Plata y acá. En realidad, ella me cambió un poco mi vida, porque me ha hecho cantar en “La jaula de las locas”, que fue una de las mejores producciones que hice. Descubrí que podía llegar a tenor, por ejemplo, y, para mí, es una experiencia nueva y me encanta experimentar. No me gusta mirar para atrás, no me di cuenta que estabas contando todas las cosas que hicimos. Me gusta mirar para adelante, pero lo hago tranquilo pensando que ya hice muchas cosas. Hay que hacerlo y disfrutarlo. Escucho mucho a los jóvenes y a los grandes hablarme del éxito. El éxito es hacer lo que a uno le gusta, no ser famoso, ni trascender. Generalmente, los seres humanos buscamos trascender, pero el éxito está en hacer lo que a uno le gusta. Así, deja de ser un trabajo porque lo haces con un gusto y amor. Veo que hay personas que después caen en la frustración porque no son famosos. Hay que decirles: si estás haciendo lo que te gusta, estás buscando ese objetivo, eso es lo lindo de la vida, no solamente lograr que sea exitoso o trascender. Uno nunca sabe, tal vez uno se va de este mundo y trasciende después, te recuerdan de otra manera porque uno vive para ser un recuerdo. A veces, me mortifica porque hay jóvenes que dicen: “Ya no me queda tiempo, tengo que triunfar”. No, hacé lo que te gusta, sino te vas a sentir frustrado siempre.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al humorista y político Nito Artaza en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *