Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

8 marzo, 2019

“El fenómeno del evangelio fue muy importante en la elección de Bolsonaro”

“Hay un nuevo clericalismo muy fuerte en América Latina, con una presencia creciente de las iglesias evangelistas”, afirma el expresidente de la República Oriental del Uruguay, Julio María Sanguinetti, en el programa “Voces y Memorias” que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz.
Para el ex mandatario, este avance de las nuevas corrientes cristianas sobre la política tradicional es un fenómeno que se ha estado expandiendo en las últimas décadas en toda la región y que ya está mostrando su influencia en los resultados electorales en diferentes países.
“Lo hemos visto en Costa Rica, Panamá y en Brasil, donde también fueron muy importantes en la elección de (Jair) Bolsonaro” como presidente en los últimos comicios, subraya Sanguinetti.
El ex mandatario destaca que, al igual que está ocurriendo en el resto de la región, las iglesias evangélicas han estado ganando, primero, un predicamento cada vez mayor en la sociedad, sumado un sinnúmero de fieles, algo que, luego se ha trasladado a la política.
En ese sentido, Sanguinetti da como ejemplo el fenómeno de transformación que tuvieron las tradicionales salas de cine de la década del ’50, que se han convertido en lugares de culto religioso, tal como ha estado ocurriendo en toda Sudamérica.
“Si usted recorre Montevideo, aquellas maravillosas salas de cine eran verdaderas joyas de arquitectura, eran como templos. Ahora, se han convertido en iglesias, cultos religiosos o locales enormes y con una influencia muy fuerte”, advierte.
Sanguinetti señala que la influencia de las iglesias evangélicas en la política también se ha expandido en su país, pese a que cuenta con una larga tradición en lo que respecta a separar la religión del Estado. Sin embargo, señala que el impacto muestra algunos contrastes.
“En este Uruguay laico, hay dos diputados del Partido Nacional que se declaran evangelistas y defienden su actuación bajo la ley de Dios lo cual ha provocado un cuestionamiento muy fuerte de ellos – explica -. Y entonces les digo: ‘señores ustedes son diputados de un Estado laico. De modo que, en el ámbito de las creencias, la libertad y el respeto máximo, pero no confundan las cosas, son ámbitos distintos. El de la fe no es el de la política, sino el del dogma y la creencia. En cambio, el de la república es el de la libertad, de las ideas de organización social y jurídica, que es otra cosa”.
Sanguinetti, quien ya anunció que se presentará como candidato a presidente por el Partido Colorado en las elecciones del 27 de octubre, señala que prefiere reconocerse como periodista antes que como político, pese a haber ocupado dos veces la primera magistratura de su país y haber sido ministro y legislador.
“Es mi profesión, a mí cada vez que me ponen un formulario en un hotel o un aeropuerto, escribo periodista. Ni político, ni expresidente, porque es la profesión que abracé a los diecisiete años, que he seguido y que nunca me abandonó, porque siempre seguí escribiendo, incluso cuando estaba la presidencia”, concluye.
Julio María Sanguinetti fue dos veces ministro, senador y presidente de la República en dos períodos (1985-1990 y 1995-2000). Es miembro del sector batllismo del Partido Colorado, del cual fue secretario general de 1983 a 1985 y de 2004 a 2009.
Como periodista, trabajó en Canelones, Acción, El Día, Visión, Correo de los Viernes. Es columnista de la Agencia EFE y El País de Madrid, del El País de Uruguay y La Nación de la Argentina. En 1998, fue designado presidente honorario del Centro Latinoamericano de Periodismo (CELAP), en Panamá.
A su vez, ocupa el mismo cargo en Peñarol de Montevideo. Entre sus libros se destacan: “Alcances y aplicaciones de la nueva constitución uruguaya”, “La nueva constitución”, “Pedro Figari: Crónica y dibujos del caso Almeida”, “La Nación, el nacionalismo y otros ismos”.
También, escribió “El Temor y la impaciencia: Ensayo sobre las transiciones democráticas en América Latina”, “El año 501”, “Un mundo sin Marx”, “Meditaciones del milenio”, “El doctor Figari”, “La agonía de una democracia”, “La reconquista: Proceso de la restauración democrática en Uruguay (1980-1990)”, “Retratos desde la memoria”, “El cronista y la historia” y “La trinchera de occidente: A 70 años del Estado de Israel”.
Durante su carrera, recibió numerosas condecoraciones como el doctorado honoris causa de la Universidad de Brasilia, de la de Moscú, de la de Asunción, de la de Kuala Lumpur, de la de Génova, de la de Bucarest, de la del Rosario y de la de Alicante, entre otros.
A su vez, fue condecorado con la orden del Libertador San Martín, la de la Cruz del Sur, de Brasil, al Mérito, fue nombrado Caballero del Collar de la Orden de Isabel la Católica, y Caballero de la Gran Cruz adornada con el Gran Cordón de la Orden al Mérito de la República Italiana.
También, obtuvo la Gran cruz de la Legión de Honor, el Premio Konex Mercosur, el Jerusalén de la Organización Sionista Mundial y fue declarado Ciudadano Honorario de la ciudad de Buenos Aires.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al ex presidente del Uruguay, Julio María Sanguinetti, en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *