Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

12 junio, 2018

El gobierno le dio a Helport hasta el 20 de junio para cerrar el financiamiento de Chihuido

El gobierno le dio a Helport hasta el 20 de junio para cerrar el financiamiento de 1.900 millones de dólares con instituciones internacionales para fondear la construcción de la represa Chihuido I de 637 MW, afirma el secretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el funcionario sostiene que el Ministerio del Interior fijó esta nueva fecha luego de que la unidad de Corporación América le pidiera más tiempo para que los directorios de los bancos alemanes pudieran aprobar el préstamo sindicado en su reunión de mediados de junio.
Para la Argentina, es muy importante estratégicamente tener instituciones financieras germanas respaldando un proyecto tan grande y a largo plazo en el país, destaca Bereciartua y agrega que la administración de Angela Merkel está detrás de este apoyo y liderando las negociaciones para obtener los fondos restantes para llevar adelante la represa.
El consorcio que fue adjudicado con la obra en la provincia de Neuquén en 2014 está compuesto por Helport (41%), Panedile Argentina (31%), José Chediack, Eleprint, and Hidroeléctrica Ameghino.
Eduardo Eurnekian, titular de Corporación América, le había pedido al canciller Jorge Faurie que mantuviera por más tiempo al embajador Luis María Kreckler en su cargo en Berlín hasta terminar con las negociaciones, señala una fuente.
Por esta razón, el Ministerio del Interior aceptó una nueva postergación en el cierre financiero de Chihuido, explica Bereciartua. El consorcio se había asegurado un préstamo de 600 millones de bancos alemanes y agencias de exportación. El respaldo de estas instituciones es importante para conseguir que otros se sumen al crédito sindicado, expresa la misma fuente.
Helport está negociando un sindicado de hasta 1.900 millones de dólares a 20 años con una tasa del 6,62% (después de cargos y comisiones) con Santander, ING Bank, BayernLB [Bayerische Landesbank] y Landesbank Baden Wurttemberg para cubrir el 85% que se precisan para construir la represa, señala una segunda fuente.
El 15% restante (cerca de 334 millones de dólares) será aportado por el gobierno nacional. El crédito, a su vez, estará garantizado con bonos soberanos y con un PPA de 162 dólares por MW que el consorcio está en tratativas con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA (CAMMESA).
El respaldo del gobierno alemán, los bancos y las ECAs al proyecto se debe a que el consorcio seleccionó a la empresa germana Voith como proveedora de las cuatro turbinas Francis de eje vertical que potenciarán a la represa.
El consorcio aún debe asegurarse la garantía de la ECA italiana Servizi Assicurativi del Commercio Estero (SACE) para los préstamos, ya que también escogió a la firma Salini Costruttori como contratista para llevar adelante la obra civil.
El crédito espera recibir un resguardo financiero con tasa de entre el 10 y 12% a 20 años de Euler Hermes Group, la Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE) y SACE, señala otra fuente.
Para esto, Eurnekian viajó a Roma en 2017, donde se reunió con funcionarios de la ECA italiana, con la ayuda del alcalde de la ciudad de Florencia, debido a que las negociaciones se encontraban paralizadas, explica la primera fuente.
Si el consorcio no logra conseguir los fondos, el gobierno argentino cancelará el contrato y lanzará una nueva licitación, afirma Bereciartua. El Ministerio del Interior ha pospuesto varias veces la fecha límite para el cierre financiar del proyecto ya que prefiere que la obra se haga en las actuales condiciones antes de tener que iniciar un proceso de cero, que llevaría al menos dos años más para comenzar con su construcción. A su vez, la represa es necesaria para prevenir los desbordes del río Neuquén.
En caso de que el gobierno tome esta medida, Eurnekian contempla la posibilidad de demandarlo debido a los cambios unilaterales que sufrieron las condiciones del contrato, explica la primera fuente.
El consorcio intentó obtener el financiamiento para el proyecto un par de veces, con créditos de bancos rusos y chinos. Luego de estos intentos fallidos, el presidente Mauricio Macri le impuso a Helport una multa de 2 millones de dólares que fueron depositados en el Banco Nación, concluye Bereciartua.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *