Hernán Dobry

Historias y noticias

15 octubre, 2017

“El gobierno militar rompió mi familia”

“El 24 de marzo de 1976 no estaba escondido, si no festejando con [el periodista] Bernardo Neustadt en la casa de un empresario”, afirma el escritor y ex jefe de la SIDE, Juan Bautista “Tata” Yofre, en el programa “Voces y memorias”, conducido por el periodista Hernán Dobry en FM Jai 96.3 Mhz.

El ex funcionario menemista explica que en un comienzo vio a la última dictadura militar con esperanza, pero un año después de que la Junta llegó el poder, supo que sería un espanto. “Nunca fui Montonero, ni tuve nada que ver con la izquierda, soy un tipo de pensamiento conservador, pero dentro de mi pensamiento conservador tengo límites. Cuando supe lo que estaba pasando en la Argentina, no más allá del 77, no pude creer lo que estaba ocurriendo”, sostiene.

Toda esta información terminó afectando la relación con su familia ya que su hermano, Ricardo, era el subsecretario general de la Presidencia bajo el mandato de Jorge Rafael Videla. “El gobierno militar rompió la familia. Había un almuerzo los sábados, se sentaban a la mesa y yo decía, por ejemplo, que a quince cuadras de casa había un campo de concentración”, recuerda, y agrega que “el pobre Ricardo hacía todo lo posible para evitar lo que pasaba, pero no podía porque era un civil y no mandaba”.

Luego de dejar su puesto como redactor del diario Clarín, Yofre decidió abrir una revista en 1978 que apuntara a abrir espacios democráticos en América Latina. Sin embargo, el proyecto fracasó ya que los militares presionaron a los anunciantes. Sin embargo, la idea gustó ya que un grupo económico le ofreció editarla en los Estados Unidos.

No lo dudó. “El clima cultural de la época era por lo menos muy cansador. Ya no soportaba los gritos, los discursos y las bandas militares”, sostiene. Por ese entonces, militaba cerca del líder radical Raúl Alfonsín, a quien luego en Washington le armaría la agenda cuando visitó en 1980 para las elecciones que terminó ganando Roland Reagan sobre el demócrata James Carter.

Si bien la revista no funcionó, Yofre se las arregló para conseguir un empleo en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donde tenía acceso a las cinco agencias de noticias más importantes del mundo y, de esta forma, podía enterarse de lo que realmente ocurría en la Argentina.

Sin embargo, esto no impidió que retornara al país en uno de los momentos más complejos del gobierno militar, tres semanas antes de que Leopoldo Fortunato Galtieri decidiera recuperar las islas Malvinas.

“Volví el 11 de marzo del 82 y esa tarde, me enteré caminando por Plaza San Martín con mi cuñado que era diplomático de carrera que se iba a hacer lo de Malvinas. Se me acercó un tipo, me dijo Tata volviste, qué suerte, prepárate, ahora viene Malvinas – recuerda -. Dije: ¿Y ahora cómo huyo de acá? Son esas cosas que te da la Argentina: a veces te recibe bien y otras muy mal. Había vuelto con las esperanzas de ayudar a abrir un canal, a ayudar para que se fueran los militares”.

Los años pasaron y Yofre no sólo se afianzó en el país si no que se convirtió en jefe de la sección Política de Ámbito Financiero desde donde saltó al gobierno de Carlos Saúl Menem, en el que se desempeñó como jefe de la SIDE, y embajador en Panamá y Portugal.

En sus años de periodista trabajó en las redacciones de Los principios de Córdoba, La Opinión, Clarín, Carta política, Movimiento y Somos y en Radio Municipal, además de haber pasado también por el Ministerio de Relaciones Exteriores entre 1969 y 1972.

En los últimos años, se ha convertido en un prolífico escritor. Entre sus obras se destacan “Misión argentina en Chile, 1970-1973”, “Fuimos todos”, “Nadie Fue”, “Volver a matar”, “El escarmiento”, “1982”, “La trama de Madrid”, “Fue Cuba”, “Puerta de Hierro”, “1976, La Conspiración” y “Entre Hitler y Perón”.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al periodista y ex jefe de la SIDE, Juan Bautista “Tata” Yofre en su programa “Voces y memorias”, que se emite por FM Jai 96.3 Mhz los domingos a las 12, hacer clic en el banner.