Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

11 julio, 2018

El Ministerio de Energía licita la construcción de una línea de alta tensión

El Ministerio de Energía planea lanzar una licitación para construir, operar y mantener (COM) la línea de alta tensión de 500 kV Charlone-Diamante el 20 de agosto, afirma el jefe de gabinete de la Secretaría de Energía Eléctrica, Gabriel Flores, y la directora de Proyectos de Energía de la Secretaría de Planificación Público-Privada del Ministerio de Finanzas, María Sol Ivaszkow.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, ambos funcionarios sostienen que los pre-pliegos estarán disponibles para consultas desde el 20 de julio y los documentos finales serán publicados el 20 de agosto.
Las ofertas se abrirán el 20 de noviembre, mientras que los contratos serán adjudicados entre fines de 2018 y el 6 de enero, para comenzar con las obras durante el primer trimestre de 2019, explican.
Según Ivaskow, empresas chinas, coreanas, japonesas, colombianas, chilenas, españolas, canadienses, estadounidenses, francesas, germanas y argentinas mostraron interés en la licitación durante las presentaciones preliminares realizadas por el gobierno en los últimos meses.
El proyecto está estructurado como Participación Público Privada (PPP) y las compañías adjudicadas con el contrato precisarán financiar el desarrollo del proyecto con una mezcla de sus propios fondos, créditos bancarios y deuda, explica.
El gobierno ofrecerá dos alternativas de pagos que las empresas deberán incluir en sus propuestas, señala la funcionaria. Una es el repago total de la inversión con un canon anual (dividido en 12 cuotas) durante 15 años que comenzará cuando la línea esté habilitada comercialmente.
La segunda es una mezcla entre el canon y certificados de obra (TPI) en dólares (con un máximo de 80% del total del capex) que serán emitidos trimestralmente por el país con un vencimiento 33 meses después del proceso para pagar los avances en la construcción, señala Ivaszkow.
Estos podrán ser utilizados para abonarles a contratistas y a otras empresas. El gobierno creó un fideicomiso especial con fondos provenientes de la tarifa eléctrica y una inyección de efectivo contingente del Estado, explica.
Luego de que la construcción esté terminada, las empresas recibirán la concesión de operación y mantenimiento (O&M) del tendido durante 15 años, destaca la fuente. En ese período, le abonarán el canon o el TPI (dependiendo de lo que hayan ofertado) en dólares por el contrato COM, detalla Ivaszkow.
Las obras de la línea de alta tensión de 500 kV de 490 kilómetros de largo, que conectará la Estación Transformadora (ET) Río Grande, en Mendoza, y la ET 500/132kV (300MVA) Charlone, en la provincia de Buenos Aires, llevarán 33 meses, afirma la funcionaria.
Este nuevo tendido permitirá transportar la energía generada en proyectos de energías renovables en la región del Comahue y en la del noroeste y requerirá de una inversión de 480 millones de dólares, según el secretario de Coordinación de Política Eléctrica, Alejandro Sruoga, en agosto. Este monto se redujo a 240 millones, según reportes de prensa.
En paralelo con este proceso, el Ministerio de Energía planea lanzar una segunda licitación, que incluye la construcción de cuatro líneas de alta tensión de 500 kV y la remodelación de una ET en Buenos Aires, en septiembre, resalta Ivaszkow.
La cartera está analizando qué proyectos incluirá en el concurso de precios y si podrían ser adjudicados en un paquete a una sola compañía o si permitirán que varias firmas se queden con los contratos, explica.
Las restantes líneas a ser licitadas incluyen la que unirá la ET Plomer con la ET 500/132 kV (600 MVA) Vivoretá, cerca de Mar del Plata, en Buenos Aires, valuada en 146 millones de dólares, según la prensa.
La segunda conectará la ET El Rodeo con la ET La Rioja. El tendido de 300 kilómetros de largo costaría cerca de 300 millones de dólares, según Sruoga, y 174 millones según los medios de locales, y servirá para transmitir la energía generada con proyectos solares en Cuyo y el noroeste del país.
El tercer proyecto incluye una segunda línea de 350 kilómetros de largo de 500 kV que unirá la ET Choele Choel, en Río Negro, con la ET Puerto Madryn, en Chubut, valuada en 350 millones de dólares, para el funcionario, y 173 millones para la prensa.
La cuarta conectará las ET Atucha II y Belgrano II, ambas en la provincia de Buenos Aires, para transportar la electricidad generada en la central atómica Atucha II. El proyecto de 35 kilómetros requerirá de una inversión de 80 millones de dólares, según Sruoga, y 22 millones para los medios.
En el mismo concurso de precios, el Ministerio de Energía planea licitar la remodelación de la Estación Transformadora Oscar Smith, en Buenos Aires, valuada en 185 millones de dólares.
La quinta línea de 500 kV unirá la ET Plomer, en el departamento General Las Heras, con la ET Belgrano, en la misma provincia, y precisará de una inversión de aproximadamente 26 millones de dólares.
La sexta conectará las ET Plomer y Atucha II, ambas en Buenos aires, para transportar la electricidad de la central atómica. El proyecto de 130 kilómetros de largo está valuado en 190 millones de dólares, según Sruoga, y en 62 millones para la prensa.
La séptima línea unirá la ET Plomer con la ET Ezeiza y precisará de una inversión de cerca de 56 millones de dólares, mientras que la última, de 415 kilómetros de largo, enlazará las ET Charlone y Plomer y necesitará de un desembolso de 420 millones, para el funcionario, y de 240 millones para los medios locales.
Finalmente, el Ministerio de Energía planea licitar la remodelación la Estación Transformadora Plomer, valuada entre 100 y 104 millones de dólares.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *