Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

25 junio, 2021

“El progresismo no comprende la realidad del país”

“La lucha armada fue correcta, pero no significa que todo se hizo bien. Hay cuestiones muy objetables, pero tuvo una razón de ser. Hubo costos elevadísimos, errores graves, se violaron derechos humanos, lamentablemente eso ocurre en toda beligerancia. No puedo decir qué haría si estuviera en la misma situación”, afirma el empresario Fernando Sokolowicz en “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Durante los primeros años de la década del ’70, formó parte del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), al que llegó por unos amigos, luego de la disolución de la agrupación en la que militaba hasta ese entonces.
“Éramos muy esquemáticos en lo que hacíamos. Hoy visto a la distancia, estaba en una organización porque era el círculo al que pertenecía o me había vinculado. Las diferencias eran muy pocas, sobre todo en organizaciones no peronistas – explica -. Nací en el ‘49, desde el ‘55 hasta el ‘76 habremos tenido dos años de gobierno de [Arturo] Frondizzi condicionado y tres de [Arturo] Illia condicionado. Uno no aprendió a vivir en democracia y llegó la caída de las estructuras democráticas en el ‘76. Mi camino fue dentro del contexto revolucionario. En ese sentido, la década del ‘70 cumplió un rol aunque sea de decir ‘nunca más’ a los golpes militares en Latinoamérica, que no es poco”.
Su militancia política hizo que en agosto de 1976 tuviera que exiliarse en Israel tras la consumación del golpe de Estado. Pudo salir del país gracias a la ayuda de la Agencia Judía, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR, por sus siglas en inglés) y del rabino Marshall Meyer.
“Israel me provoca muchas sensaciones, llegar y estar tranquilo, saber que no hay persecución ni peligro. Esos casi cuatro años que estuve ahí fueron de oxigenación. No había vivido en un lugar con reglas tan democráticas como las de Israel. Aprendí que no importa lo que pensaras o seas ideológicamente, había una sensación de país organizado – recuerda -. Me volví porque llegué sin intención de llegar y con la idea de salir. No era una sensación en la que me sentí cómodo. Tenía buenos amigos, trabajaba, pero en ningún momento hice un clic de pensar en un proyecto en el país. Puede haber sido una decisión equivocada. Mis hijos me lo dicen: ‘la verdad que no sé para qué volvimos’”.
Unos años después de su regreso, fundó el diario Página/12, tras haber trabajado en la industria maderera, y el Movimiento Judío por los Derechos Humanos, junto al rabino Meyer y al periodista Herman Schiller. Sin embargo, todo esto no sirvió para que sus propios empleados lo criticaran cuando decidió comprar canal 9 junto a Daniel Hadad, una experiencia de la que duraría poco tiempo.
“Algún periodista puso que en una nota: ‘este es el límite, no pasarán las ideas de Hadad’. Después, esa persona pasó a ser presidente de Télam y se dedicaba a firmar talonarios de publicidad para el Grupo Hadad. Tiene que ver con formas de ser de cada uno, yo estoy tranquilo, sé lo que hice. Cuando salió el diario, vivía donde vivo, tengo el mismo departamento que antes. Sé los productos que hago y duermo tranquilo en ese aspecto – resalta – Un libro que nos dedicaron en 2002 criticaba nuestra sociedad y esa persona comenzó a escribir hace unos años en Infobae en investigaciones periodísticas. Eso les pasó a muchos, no entender que vos podés hacer alianzas. A mí, me hubiese encantado que esa gente estuviera en el canal y ninguno quiso aceptar. Tiene que ver con que el progresismo no comprende la realidad del país”.
Años después, también se desprendió de su participación accionaria en Página/12 y se abocó de lleno, primero, a la producción de cine y, ahora, a las series y otros contenidos para diferentes plataformas online.
“No volvería a involucrarme en un proyecto gráfico porque quedo muy atado a la permanencia y la continuidad. Me siento muy contento con lo audiovisual porque algo empieza y termina. Busco distintos géneros. Los medios gráficos me generarían quedarme estancado y no es lo mejor para mí – concluye -. Desde los 6-7 años de existencia de Página, entendía que el crecimiento tenía que ser un proceso en el cual podía estar involucrado, pero mucho más parcialmente. Necesitaba otro desarrollo y gestión y los desafíos eran distintos a los míos. Sentí que era un hijo que había crecido y tenía que seguir su propio camino. Fue un alivio. Me parece que va a seguir encontrando su camino, adecuándose a las nuevas tecnologías y generaciones. Estoy contento con lo que está pasando. Valió la pena el cambio accionario y va por buen camino”.
Fernando Sokolowicz militó en su juventud en el ERP. En 1976, se exilió en Israel, donde residió hasta 1980 y, a su regreso al país, formó parte de los fundadores del Movimiento Judío por los Derechos Humanos.
En 1987, creó el diario Página/12, cuya participación accionaria terminó vendiendo en 2016 y, en 1990, de la productora Aleph Media, dedicada al cine, con la que realizó cerca de 100 películas.
En 1999, compró el canal Aleph Televisión y, en 2002, Azul TV (canal 9), junto con Daniel Hadad y Benjamín Vijnovsky. Es presidente de la Asociación de Productores de la Cultura Audiovisual y jurado de varios festivales internacionales.
Actualmente, también se desempeña como socio de la productora HSVG, junto con Hadad, Vijnovsky y Carlos Gorosito, con la que generan contenidos audiovisuales para distintas plataformas online.
En cine, produjo películas como “Hasta la victoria siempre”, “El lado oscuro del corazón”, “Sus ojos se cerraron”, “Operación Fangio”, “Naranjo en flor”, “Martín Fierro, La Película”, “Isidoro, la película”, “Cuentos de la selva”, “Boogie, el aceitoso”, “El hombre de al lado”, “Eva & Lola”, “Juntos para siempre”, “Verdades verdaderas: La vida de Estela”, “Corazón de león”, “Pistas para volver a casa”, “Locas y Santas”, “Eva no duerme”, “Operación México, un pacto de amor”, “El Encuentro de Guayaquil”, “El ciudadano ilustre”, “La obra secreta”, “Desearás al hombre de tu hermana”, “Gracias Gauchito” y “Mi obra maestra”.
A lo largo de su carrera, ha recibido premios como el Goya en dos oportunidades, además de haber sido nominado varias veces a los Platino, entre otros.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al empresario Fernando Sokolowicz en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *