Hernán Dobry

Historias y noticias

27 noviembre, 2017

“Cuando me retiré del tenis, pasé 16 años con ataques de pánico”

José Luis "Batata" Clerc

“Para ser tenista profesional tenés que dedicarle 24 horas al día y ser egoísta”, afirma el ex número cuatro del mundo, José Luis Clerc en el programa “Voces y memorias”, conducido por el periodista Hernán Dobry en FM Jai 96.3 Mhz.
Desde sus comienzos, siempre fue muy exigente con su carrera y competitivo hasta el límite, al punto de que aún sostiene que no considera como un logro que lo enorgullezca el haber llegado a la final de la Copa Davis, porque la perdió. “Alguno me puede decir que no me conformo con nada, pero yo nací para ganar”, destaca.
Su mentalidad y la dedicación que le daba a los entrenamientos lo llevaron a los primeros puestos del ranking mundial y a quedarse con 25 títulos entre los que se destacan los abiertos de Florencia, Buenos Aires, Santiago, Johannesburgo, Santa José, South Orange, Indianápolis, Madrid, Quito, Roma, Boston, Washington, North Conway, Richmond, Venecia, Gstaad, Zelamsee, San Pabloy Guarujá.
“Uno puede llegar a cierto nivel, el problema es mantenerse. Ahí es cuando te tiemblan las piernas. Cuando fui top ten me preguntaba qué iba a pasar. Patricio Rodríguez [su entrenador] me tranquilizaba. Es muy importante tener alguien que te de confianza – señala – Todo está en la cabeza. Pero más allá de eso, está lo que dice la gente, la opinión del entrenador y las ambiciones personales de cada uno. Son las cosas que te hacen lograr tu sueño”.
Para conseguir esto, había creado toda una rutina que incluía, por un lado, abstraerse de quiénes serían sus rivales y, por el otro, seguir una serie de cábalas y procedimientos que cumplía a rajatabla antes de cada encuentro.
“Cuando llegaba a los torneos no miraba los cuadros. Pensaba partido por partido y me planteaba llegar al fin de semana. Una vez que lo lograba, pensaba en ganar el torneo – afirma -. Llegué a escuchar seis meses la misma canción hasta antes de entrar en la cancha y la tarareaba en el peloteo en la época en que ganaba muchos títulos. Una canción o un libro te motivan”.
Previo a los encuentros no permitía que ni siquiera su entrenador se acercara. “Era como ponerme una coraza de gladiador”, recuerda y agrega: “Me bañaba, el perfume Vetiver no podía faltar, usaba muñequeras de la Argentina y las lavaba. Llegué a jugar seis meses con una raqueta quebrada”.
Si bien las victorias era su principal objetivo, durante sus años de tenista aprendió a que lo más importante que debía aprender para mantenerse en el circuito era a afrontar las derrotas, ya que a los pocos días debía comenzar un nuevo torneo con la mente en blanco.
“El perder te enseña. El ganar no, pero de chico hay que saber perder. A veces veo a niños que salen llorando y les digo que no es así, que tienen que jugar con alegría y divertirse”, afirma y destaca que es algo que siempre le trata de transmitir a sus alumnos.
Toda la seguridad que tenía antes de los partidos se desplomó cuando decidió abandonar la práctica profesional en 1989, tras 22 años en el circuito. Su vida había estado destinada pura y exclusiva al tenis desde muy joven.
“Me retiré todo porque ya había ganado todo, menos torneos Grand Slam. Tenía mi segundo hijo y había empezado a los 17 – concluye -. Fue muy brusco dejar. No fue de un día para el otro. Pasé 16 años con ataques de pánico”.
José Luis “Batata” Clerc brilló en la década del 80 cuando alcanzó el puesto número 4 del ranking mundial entre 1980 y 1983, jugo la final de la Copa Davis en 1981, junto a Guillermo Vilas, torneo en el que tiene 31 victorias en sus 55 encuentros, 20 de los cuales fueron en singles.
En 1980, conformó el equipo argentino que ganó el World Team Cup y participó de la Tenis Masters Cup en cuatro oportunidades (entre 1980 y 1983) en las que alcanzó los cuartos de final en 1982, además de haber llegado dos veces a semifinales del Abierto de Francia (1981 y 1982).
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al ex tenista José Luis Clerc en su programa “Voces y memorias”, que se emite por FM Jai 96.3 Mhz los domingos a las 12, hacer clic en el banner.