Hernán Dobry

Historias y noticias

Prensa

4 julio, 2011

La gran estafa con los aviones A4E Skyhawk durante la guerra de Malvinas.

Las operaciones de venta de armas de Israel a la Argentina estuvieron dominadas en su gran mayoría por la empresa Isrex Argentina, salvo algunas pocas excepciones en las que participó la firma Pittsburg. Sin embargo, durante la guerra de Malvinas aparecieron dos nuevos jugadores que terminaron empañando la relación bilateral entre ambos países: el traficante australiano-israelí Norman Skolnik y el capitán de navío Horacio Pedro Estrada.

La conjunción entre estos dos personajes terminó en una resonante estafa por la venta de 16 cazabombarderos A-4E Skyhawk, que la Armada buscó ocultar durante años y que el libro Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983) saca a la luz por primera vez.

El negocio se llevó a cabo en los días finales de la guerra de Malvinas y le implicó al país un desembolso de cerca de 90 millones de dólares en efectivo que Estrada llevó a Israel para pagar los aviones.

Sin embargo, el embargo impuesto por los Estados Unidos (eran fabricados en ese país) hizo que se frenara la transferencia a pesar de que ya habían sido pagados. El dinero nunca se recuperó, sólo se logró cobrar una parte con reparaciones de equipos y la modernización de otros aviones de la Armada.

En la edición del 3 de julio, el diario Perfil destaca en detalle los pormenores de esta estafa que están incluidos en el libro Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983).

Para leer el artículo completo en formato PDF, hacer clic aquí

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *