Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

21 mayo, 2021

“La medida del éxito es lograr cosas que no estaba seguro de que podía hacer”

“El placer que me da escribir como escribo y hacer música como la hago no me lo da ninguna otra cosa en mi vida, ni el amor en una pareja, en una familia o de un amigo. Es otra sensación realmente mágica. Me salen las ganas de hacer un montón de cosas”, afirma el periodista y guitarrista Eduardo de la Puente en “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Si bien su fama proviene de sus trabajos en la radio y en la televisión, donde ha conducido diversos programas en los últimos treinta años, sus grandes pasiones son la literatura y tocar la guitarra en su banda “Tristemente Célebres” o, incluso, con amigos o solo en su casa.
“Cuando escribo siento diversión, es lo mismo que siente un tipo cuando pone un juego en la play y se está cagando de la risa matando monstruos. Escribo y me divierto, me río. Encima, tengo un método que es total y absolutamente inconsciente y catártico. No tengo una idea preconcebida, no llevó el cuento hacia un lugar, voy escribiendo. No pienso a dónde voy a ir después, no me importa, me divierto y de golpe escribo cosas y me río – explica -. Cuando publico libros, agarro una libreta, una birome, entonces de golpe aparece algo y me cago de risa, cuando dejo de divertirme paro de escribir. Así, hice un cuento, otro y terminé haciendo un libro de cuentos. Eventualmente, agarro algunos de mis libros y no me acuerdo de nada y me empiezo a cagar de risa. Es maravilloso porque es diversión pura, por el inconsciente”.
Algo similar le ocurre con la música, a la que llegó mucho más adelante en su vida, cuando su carrera como periodista y escritor ya estaba afianzada. Al igual que a la hora de publicar los libros, nunca se propuso formar una banda y, menos aún, que fuera exitosa. Era más bien, un placer personal.
“Me siento contento de tener algo que me dé tanto placer, lo toque bien o mal. Es placer absoluto. Sobre el escenario, siento felicidad y disfrute, lo que pasa abajo no es que me chupe un huevo, pero viene después. Si la gente disfruta, poguea y baila, buenísimo. Por eso, hemos podido tocar para 20.000 personas y para 8 de la misma forma. Loco, estoy haciendo música, ¿qué más quiero? – resalta -. A través de los años, tuve que hacerme cargo de que no soy un gran intérprete, pero sí músico. Ahora, aprendí que soy músico, no seré el mejor, pero si me llamas para tocar voy, hago lo que puedo. No voy a hacer más de lo que puedo y no me voy a bajar ovacionado, pero sí habiendo hecho algo muy lindo”.
Así es como le gusta vivir, dejando que los trabajos y las pasiones vayan surgiendo, muchas veces sin siquiera pensarlo. Lo que a muchos les parecería una locura, por lo improvisado, ha sido la forma con la que eligió desarrollar su carrera.
“Soy un tipo que, tal vez sea un error, nunca planeó nada. Lo único fue ser médico, en la primaria. Como nunca me hizo falta estudiar, no tenía método. Entonces, cuando entré a la secundaria fue jodidísimo porque no sabía lo que era estudiar. A mediados del primer año dije: no, después veremos. Lo único que se me daba bien era escribir, aprendí a los tres y ya lo hacía a los cuatro. El primer laburo que pegué fue de periodista. De caradura, fui a pedir trabajo al Diario Popular y ahí empecé – detalla -. Jamás en mi vida dije: quiero laburar en la tele, hacer radio, publicar libros, grabar un disco, jamás. Fueron cosas que me fueron apareciendo y a lo largo del tiempo me di cuenta de que eso tenía un denominador común, no estar seguro de poder hacerlas bien. Así, fue como hice todo en mi vida”.
Esta metodología tan personal, lo ha llevado a hacer todo tipo de trabajos en radio, televisión y gráfica, muchos de los cuales lo han catapultado a la fama y a conseguir la reputación que tiene actualmente en los medios.
“Lo bueno es no renegar de todo lo que hice. Mal que mal, siento un orgullo muy grande por todo lo que he hecho. Soy un tipo que cree que el éxito no pasa por la definición más o menos general. En la música, es haber hecho una canción con la guitarrista, meterme en la sala a laburarla y que un día suene como la puta madre. Todo lo demás es bonus track. Si después tocás, barbaro, si lo escucha un montón de gente, bárbaro, si llenas estadios, fenómeno, si tenés millones de visitas, fenómeno – concluye -. La medida del éxito es lograr cosas que no estaba seguro de que podía hacer. En ese sentido, me considero un tipo súper exitoso. He hecho cosas que nunca me imaginé, como tener una banda que yo escucharía.
Eduardo de la Puente comenzó su carrera como periodista y movilero del programa “El destape”, de Quilmes y, luego, fue redactor de música en el programa “El Puente”, en Radio del Plata. En 1989, se sumó como guionista del ciclo “Malas Compañías” en Rock & Pop, medio en el que trabaja hace más de treinta años.
En televisión, se inició con “Videoscopio”, en 1985, transmitido por Canal 11 y, luego se sumó a “La TV Ataca” y a “Turno Tarde”. Pero su consagración en la pantalla grande fue “Caiga Quien Caiga”.
En gráfica, fue editor de las revistas “Twist y gritos” y “Tren de carga” y colaboró en “Playboy”, “Satiricón”, “Eroticón”, “Rock & Pop”, “Heavy Rock” y “Popular”, “Mix”, “Tres Puntos” y “Music Expert”.
Como músico, se desempeña como guitarrista y fundador de la banda de rock “Tristemente Célebres”, con la que ya lleva editados cuatro discos, tres en estudio y uno en vivo.
Entre sus libros se destacan “¿Cuál es?”, “¿Cuál es? 2 (el regreso)”, “Las aventuras del Osito Mimosito y otras guarradas”, “¡Rock!”, “Por qué tardé tanto en casarme”, “El día más feliz de mi vida (y otros cuentos igual de estúpidos)”, “Aerosmith es una mierda y otros cuentos sin música”, “La última tentación del rey Zumbawe Ambaata”.
En radio, ha formado parte de los programas “Clásico de clásicos”, “Monsters of Rock”, “¿Qué pasa?”, “Todos Mienten”, “No Vuelvas”, “Negrópolis”, “De esta noche no pasa”, “¿Cuál es?”, “Malas compañías”.
En televisión, ha participado de los ciclos “Videoscopio”, “La TV ataca”, “Turno tarde”, “El acomodador”, “Caiga Quien Caiga”, “El sótano”, “Recurso natural”, “Quieren rock”, “Clásicos del Tasso”.
Entre los discos que lleva grabados con su banda, se encuentran “Anestesia general”, “Robot Monster”, “Tristemente Célebres” y “Tristemente Célebres en vivo”.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al periodista Eduardo de la Puente en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *