Hernán Dobry

Historias y noticias

Prensa

29 julio, 2013

La mordaza del olvido.

Los desaparecidos fueron un tema tabú, y hasta podría decirse prohibido, para la mayoría de los medios masivos de comunicación durante la última dictadura militar (1976-1983) en la Argentina, al punto de que callaron ante el drama que vivían miles de familias y recién se subieron al tren de los derechos humanos cuando las Fuerzas Armadas ya estaban en retirada. La sociedad actuó de una manera similar.

Hemos vivido años de salvajismo y barbarie porque todo el mundo vivía con el undécimo mandamiento, que es el que dice: “Argentino, no te metás y quedate piola en el molde”, afirma el rabino Marshall Meyer, uno de los fervientes luchadores contra la represión que se vivió en el país en esos años.

Algunos medios fueron la excepción que confirma la regla, a pesar de la autocensura y el temor que circulaba en las redacciones. Los diarios Buenos Aires Herald, principalmente, y La Prensa, con algunas columnas de Manfred Schöenfeld y otros artículos, son los únicos que merecen ser reconocidos por haberse animado a quebrar el silencio que reinaba en esos días.

Pero la amnesia, el olvido, la ignorancia o la visión sesgada de lo que ocurrió durante la última dictadura militar dejaron fuera de la historia a uno de los más fervientes defensores de los derechos humanos de esos años: Nueva Presencia.

Esto sale a la luz en el libro “Los judíos y la dictadura: Los desaparecidos, el antisemitismo y la resistencia” que el periodista Hernán Dobry acaba de publicar por editorial Vergara y que el suplemento Señales de Diario Uno adelantó en su edición del 28 de julio.

El periódico judío, dirigido por Herman Schiller, fue uno de los medios que más apoyó la lucha de los familiares de desaparecidos, hasta el punto de poner fotos de las Madres de Plaza de Mayo en su portada, y cubrir y participar de sus huelgas de hambre y protestas cuando nadie lo hacía.

Habló cuando la mayoría callaba y se opuso a los diferentes mantos de olvido que la dictadura intentó tender sobre el tema en los últimos años antes de la retirada del poder: la Ley de Autoamnistía, el Documento Final de la Junta Militar sobre la Guerra contra la Subversión y el Terrorismo y la guerra de Malvinas.

Lo paradójico es que las referencias sobre la actuación de Nueva Presencia han sido omitidas sin una explicación válida tanto en los libros que repasan la historia de la prensa gráfica en la Argentina como en los que analizan el desempeño de los diarios y revistas durante el último gobierno militar.

Los judíos y la dictadura es el tercer libro de Dobry, quien anteriormente había publicado “Los rabinos de Malvinas: La comunidad judía argentina, la guerra del Atlántico Sur y el antisemitismo” (Vergara) en 2012 y “Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983) (Lumiere) en 2011.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *