Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

19 octubre, 2020

“La música es con lo que me siento viva”

Pocas familias en la Argentina tienen tanta música sobre sus espaldas como la que han conformado la cantante Inés Rinaldi y el director de orquesta y arreglador Juan Carlos Cuacci, ya que acarrean una historia que ya lleva tres generaciones en el mundo del espectáculo.
El nuevo álbum de Rinaldi, “Perfume de mujer” es fruto de la conjunción de esta especie de clan, ya que cuenta con la coordinación de producción de su marido y los arreglos y el piano de su hijo Juan Esteban Cuacci. Sólo faltó su hija Anita Co.
En una entrevista exclusiva con el programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, la cantante y el director de orquesta cuentan cómo fue el proceso de grabación del nuevo disco y su vida familiar alrededor de la música.

Mario Dobry (MD): Voy a partir con una frase de Ray Bradbury que decía: ahora que podemos decir que estás en las mieles de tu estío y recogiendo todo lo que has trabajado y has hecho ¿Qué ha significado la música para la construcción de tu personalidad y de tu vida?
Inés Rinaldi (IR): Todo, porque la música conmigo empieza desde la danza. De muy chiquilina, mi mamá, nada más que por una necesidad física, imaginó que acercarme a la danza podría ser bueno para mí. Así lo hizo y me enamoré de la danza. La danza, que es música, hace que despierten sentidos muy especiales dentro del espíritu de cada uno, que se tienen que transmitir en movimientos. Después, con el tiempo, cuando ya no era necesaria la mano de mi mamá, pasé a acercarme a la danza folklórica, que me gustaba mucho. De esa manera, lentamente, me fui acercando al canto. Con los años, hice también danza contemporánea y un buen día dije: ¿A mí de todo esto que estoy haciendo qué es lo que más me gusta? Lo que más me gustaba era reunirme con amigos. En aquellas épocas, las reuniones familiares eran como continuas, por lo menos hablo de mi familia. Mi mamá, mi hermana y yo, que vivíamos en una casa muy grande y necesitábamos converger todos al mismo espacio, por la necesidad de mi madre. Ese espacio era mi casa y esa casa tenía guitarra, piano, bombo, caja. Entonces, los amigos de cada uno de nosotros nos encontrábamos a través de eso y hacíamos música. Dije: esto es lo que a mí me gusta. El día que tuve la posibilidad de acercarme por primera vez a un escenario sentí como una sensación muy extraña, difícil de describir, donde era vida. A partir de ese momento, tuve la necesidad, siempre, de que fuese la música, el canto, lo que estuviese al lado mío. Es con lo que me siento viva. Esa es la realidad.

Hernán Dobry (HD): Y en la familiar, ¿qué implica para ustedes dos?
Juan Carlos Cuacci (JCC): Yo vengo desde niño, porque mi padre hacía lo que yo hago ahora: era músico, arreglador, director. Aprendí de él todo, hasta los quince años que partió, siempre digo que me quedé con una partitura en blanco y un lápiz para seguir escribiendo esa vida que había iniciado mi padre. Y Juan Esteban hace lo mismo que yo. Soy un eslabón de una cadena que empieza en mi padre y termina en Juan.
IR: No sabemos qué va pasar con los nietos. De repente, alguno de los nietos…pero hasta ahora no parece.
JCC: A los nietos no los veo, no sé si van a ser músicos. Desde chico estoy en esto y este matrimonio que llevo con Inés, es toda una familia de músicos. Nos hemos integrado con Inés y su hermana, que se han criado solas, porque han perdido a su papá de muy chiquitas, cuando Susana tenía 15 e Inés 5 años. Han salido estas artistas impresionantes y sus hijos y nuestros hijos son artistas. Es una familia en donde nos acompañamos entre todos en nuestros quehaceres musicales.
IR: Además, como un muy hermoso recuerdo, cuando vino Juan Esteban al mundo y empezó a desarrollarse, siempre estuvo escuchando a su papá porque vivíamos en un departamento de dos ambientes. Después, pasamos a tener tres ambientes y un poquito más. Escuchaba desde muy bebé esa música sonando todo el tiempo, porque vivíamos de los arreglos musicales que hacía Juan Carlos a grupos vocales, a orquestas. Era música permanente. El recuerdo que tengo era verlo a Juan Esteban con tres años paradito al lado del piano cuando su papá hacía los arreglos y él cada tanto ponía un delito en alguna tecla. De esa manera, se criaron y con Ana pasó igual. Anita hoy día es actriz y cantante, pero fue el mismo tipo de crianza.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry a la cantante Inés Rinaldi y al músico Juan Carlos Cuacci en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *