Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

20 septiembre, 2021

“La música es mi vida, lo que soy, ni más ni menos”

Son interesantes y llamativas las diferencias que se cuelan en el hacer el artístico del canto, las canciones, y los cantantes. La diferencia que existe entre intérprete a secas y de su propio repertorio, lo que hemos dado en llamar con ese término poco digerible, y de no buen gusto, “cantautor”.
El intérprete en sí aborda un amplio espectro del cancionero y elige lo que le es dado en transmitir con la paleta de su gola, los colores, y matices musicales de la obra, para que el oyente perciba un ángulo imprevisto de ella, tal como lo haría un sacerdote ante sus fieles.
El autor de la obra musical, en su rol expresivo, en este caso el del canto, es una especie de dios oracular que manifiesta sus pasiones a unos oyentes que esperan de él una nueva revelación. Al primero se lo juzga por la magnificencia de sus dotes vocales, al segundo se lo ama o se lo desprecia por lo que dice y por lo que no dice.
Alicia Ciara es una autora y cantante argentina, dotada de expresividad y magia ritual que acaba de publicar su nuevo álbum “Late el sol – late la luna”.

Mario Dobry (MD): ¿Qué significado tiene para vos, haber atravesado el espejo y enfrentar ese mundo incierto y fabulario que es el arte de la música?
Alicia Ciara (AC):
Es algo que creo que vengo atravesando desde muy pequeña. Ya casi no podría decir cómo es el antes de la música. Nací con la enorme fortuna de tener dos padres muy musicales, que me han enseñado y nutrido de música desde que nací. Significa para mí la vida, es la vida misma. No puedo explicarlo de otra forma, es mi vida, no concibo la vida de otra forma, es lo que soy ni más ni menos.

Hernán Dobry (HD): ¿En qué momento tomaste esa decisión de decir soy música?
AC:
Bastante tiempo después de haber empezado a estudiar, aunque cantaba desde siempre, no de manera profesional. Me llevó tiempo pararme en mi cuerpo como instrumento sintiendo que realmente era la música. Así que eso pasó ahí, después de que estudié para ser maestra, de que armé una familia, de que tuve dos hijos, de que divorcié, pasó ahí todo en el medio. Cuando estaba empezando a subir a los escenarios, ya tenía casi treinta años y estaba siendo huérfana de padre por primera vez. Estaba comenzando una vida totalmente diferente, pero no fue de niña, sino de más grande y después de haber recorrido otros terrenos.

MD: Te hice la pregunta sobre la fábula de “Alicia en el País de las Maravillas” en forma capciosa. Ahora, que fuiste explicando los prolegómenos de la vida, me imaginé que atrás del cambio hubo todo un ritual, los hijos más grandes, te divorciaste, empezaron a crecer las alas de la libertad, los caminos y la búsqueda. El camino del arte es muy diferente al de la vida común. Sos una docente y esa virtud hizo que, de pronto, para afirmar tus dotes del canto, te anotaras en el SADEM. Buena docente es ser buena alumna, uno va y estudia, si no hace lo que cree no sirve. Desde ese lugar te afirmaste para arrancar con un montón de grupos musicales. Hiciste ese camino…
AC:
Es una parte muy importante. Creo que a todos nos pasa, hay hitos que nos marcan un antes y un después, a partir de los cuales uno decide, cambia el rumbo, se anima a dar ciertos saltos, empieza a ver las cosas de otra manera. Todos tenemos esa oportunidad. Si no tenés miedo paralizante eso está ahí, algo se abrió e hizo que cambiara la forma de ver y vivir la vida.

MD: Es difícil en el rol de la vida común y familiar cuando uno se quiere dedicar a la profesión de la canción y cantar. Es una vida trotamundos, ya que hoy actúa acá y mañana allá. Es el único que guarda todo lo suyo adentro de él. La familia, acostumbrada a que una vaya al colegio de la otra cuadra y enseñe, de pronto se tiene que acostumbrar a que, además, el arte tiene esas cosas, no hay arte sin noche…
AC:
¿Vos decís?

MD: El artista es noctámbulo…
AC:
Sabés que está cambiando eso, no te quiero contradecir, pero te cuento mi experiencia. No sé si ustedes han oído hablar de estas dos energías, algunos tienen más facilidad para hacer las cosas de noche y otros de día, se habla de búhos y alondras. Soy alondra.

MD: Disculpame, voy a dar vuelta mi cabeza 180 grados para escucharte.
HD: Él es búho.
AC:
No soy nada búho, soy totalmente alondra. Debe ser mi naturaleza un poco y otro poco que prioricé siempre mi maternidad en los primeros años. Me hice mucho a ese ritmo, el de mis hijos. No trabajo de cantar, mi sustento es la docencia, soy maestra de grado y de canto; vivo de eso hace desde hace treinta años. Canto solamente cuando presento mis proyectos, no para ganar dinero. Ojalá pudiera ganar dinero cantando, a veces lo he hecho. No es mi fuente de ingresos, digamos. Mal que te pese Mario, compongo y escribo a la mañana. Me despierto, a veces, con canciones en la cabeza y rara vez me acuesto después de la medianoche.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry a la cantante Alicia Ciara en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *