Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

27 septiembre, 2018

La provincia de Buenos Aires negocia un crédito con el Banco Europeo de Inversiones

El gobierno de la provincia de Buenos Aires está negociando un crédito de hasta 150 millones de dólares con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para financiar el tramo IV, etapa II del proyecto de saneamiento del río Salado, afirman dos fuentes.
Las conversaciones se están centrando en las condiciones del préstamo, señala una de las fuentes. A su vez, la administración de María Eugenia Vidal está analizando si solicita menos fondos ya que podría usar parte de lo obtenido por el Banco Internacional de Reconstrucción y Desarrollo (BIRD) para las obras de la etapa I.
El Ministerio de Economía de la provincia espera terminar con las negociaciones en un par de meses para permitirle al directorio del BEI votar la aprobación del crédito en diciembre, señala la segunda fuente. Así, espera asegurarse el dinero para comienzos de 2019, resalta la primera fuente.
En paralelo, la cartera de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense está trabajando en la parte técnica de los pliegos, para estar preparada para discutir los requerimientos que el BEI pedirá incluir en la licitación, señala la segunda fuente.
Esos documentos serán similares a los que utilizó para el concurso de precios de la etapa I del saneamiento del Salado, que incluyeron los estándares del BIRD y fueron aprobados por su Directorio, señala la misma fuente.
La provincia quiere asegurarse un préstamo similar al que recientemente recibió el gobierno de Jujuy del BEI para financiar el proyecto de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU), señala la primera fuente.
El 12 de septiembre, la entidad europea respaldó el desarrollo del programa con un crédito de 45 millones de dólares con tasa LIBOR a seis meses + 36 puntos básicos, con vencimiento en 25 años, con cinco de gracia, señala la misma fuente.
El Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense espera lanzar la licitación internacional en el primer trimestre de 2019. Los trabajos incluyen la adaptación, ensanchamiento y profundización del río para contener las crecidas, así como la mejora o construcción de puentes, señala la fuente.
El proyecto, que busca evitar inundaciones en la provincia y en Córdoba, Santa Fe y La Pampa, saneará 35.000 hectáreas de tierras productivas y beneficiará a otras 1,30 millones más indirectamente en la cuenca del Salado, en la región más fértil del país, para que puedan ser usadas para agricultura y ganadería.
El 31 de agosto, la UTE entre Queiroz Galvao Group y Centro Construcciones fue adjudicada con un contrato de 77,89 millones de dólares para el tramo IV etapa I de la expansión de la capacidad del río en la licitación organizada por el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.
Allí, superó a las UTEs Dredging International-Caputo-Martínez y De La Fuente, JCR–Power Construction Corporation of China (PowerChina), y Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (SACDE)-Van Oord Dredging and Marine Contractors.
A su vez, participaron los consorcios Ecodyma-Benito Roggio e Hijos–Eleprint, José J. Chediack-Helport-Sabavisa-Pentamar y Supercemento–Dragados y Obras Portuarias SA (DyOPSA).
La etapa I será financiada con un préstamo de 300 millones de dólares con una tasa LIBOR + 96 puntos básicos, con vencimiento en 32 años y cinco de gracia, concluye la primera fuente.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *