Hernán Dobry

Historias y noticias

Viajero Frecuente

28 agosto, 2010

La quiebra de Mexicana provoca una baja en la alianza One World.

HPIM1886.JPG

La noticia de la quiebra de Mexicana de Aviación no sorprendió a nadie dentro del mundillo de las aerolíneas. Era algo que tarde o temprano iba a suceder, ya que la compañía venía sufriendo serios problemas financieros desde hace ya mucho tiempo. Los que sintieron el impacto fueron los pasajeros, tanto los que habían comprado sus tickets como los que planeaban hacerlo, y los miembros de su programa de fidelidad, Frecuenta.

Grupo Mexicana, controladora de la firma, anunció que a partir de las 12  del sábado 28 de agosto, sus aviones dejaron de operar  “tras casi cuatro semanas de volar e incurrir en costos de operación sin recibir flujos financieros por la decisión heredada de suspender la venta de boletos”.

Por su parte, el comunicado sostiene que “no se han alcanzado acuerdos de fondo que den viabilidad y permanencia a largo plazo a las empresas del Grupo. No se han cristalizado los beneficios de las medidas precautorias dictadas por el juez del Concurso Mercantil para poner a disposición de la empresa fondos financieros para continuar con la operación”.

La medida ha causado conmoción entre las personas que habían adquirido pasajes para un futuro y los que estaban en medio de un viaje y debían regresar a su destino original.

Según la compañía, los “pasajeros que hayan iniciado algún tramo de su viaje con Grupo Mexicana, y que tengan programado volar después de la fecha y hora indicadas, deberán consultar las páginas de Internet y teléfonos indicados. Se dará prioridad a menores viajando sin acompañantes, personas viajando con niños menores de 3 años y personas con necesidades especiales”.

Pero el problema no sólo afecta a este grupo si no, también, a los miembros de su programa de fidelidad Frecuenta y a los de las otras líneas asociadas a la alianza One World.

La quiebra de la aerolínea hace que ya nadie más pueda canjear las millas que tenían acumuladas, por lo menos hasta que el Grupo Mexicana decida qué hará con la compañía en el futuro. De mantenerse la situación actual, perderán todo, aunque el comunicado les da lugar a una esperanza.

“Nuevo Grupo Aeronáutico en todo momento seguirá buscando alternativas para dar viabilidad de largo plazo a la empresa, y continuar brindando el servicio y calidad que merecen nuestros pasajeros – resalta la compañía -. Esperamos que pronto se conjuguen los elementos necesarios para volver a operar y agradecemos el apoyo de todos aquéllos que se han sumado a este proceso”.

La quiebra, también, perjudicará a las personas que formen parte de los programas de viajero frecuente de las otras líneas de la One World ya que no podrán obtener pasajes a México u otros destinos que operaba Mexicana con los puntos, kilómetros o millas que tienen acumulados.

Por otro lado, la desaparición de la aerolínea pone en un aprieto a la alianza internacional ya que se quedará si uno de sus miembros más importantes que operaba rutas en América Latina y, así, verá reducida las alternativas que tiene para ofrecer.

Esta situación podría empeorarse aún más si LAN decide abandonar el grupo cuando conforme su nueva empresa LATAM, luego de su fusión con TAM, y escoge en su lugar a su competidora, Star Alliance.

Por ahora, de este tema no se ha hablado y, aún, One World tampoco hizo ningún anuncio sobre si buscará sumar a la alianza a alguna otra aerolínea de la región en remplazo de Mexicana de Aviación. Por eso, habrá que estar atentos a los anuncios y movimientos al respecto que se realicen en el futuro.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *