Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

29 noviembre, 2019

“La televisión actual es muy salvaje en todo sentido”

“La radio es el verdadero carril de mi profesión. A partir de ahí, me siento seguro de qué es lo que hago”, afirma el locutor y conductor Fernando Bravo en el programa “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
No es para menos, hace cincuenta años que trabaja frente al micrófono y, en la actualidad, comanda su ciclo Bravo.Continental, en las tardes de Continental, por el que ha sido galardonado con el Premio Martín Fierro a la “mejor conducción masculina”.
“Cuando se enciende la luz roja, siento tranquilidad y que la pelota se pone en juego. A partir de ahí, puede haber infinidad de posibilidades de acertar o no, pero, básicamente, se pone en juego el movimiento de la radio y la relación con el oyente”, explica.
Sin embargo, su vocación no siempre estuvo vinculada al micrófono ya que cuando decidió viajar de su San Pedro natal a Buenos Aires para estudiar locución, quería volcarse a la veta más comercial de la profesión, algo que hizo en paralelo a su carrera en los medios.
“Cuando tenía veinte años, definí vocacionalmente lo que quería hacer. En aquellos tiempos, cuando soñaba con ser locutor, era inherente la carrera de conductor comercial más que de programas. Después, el abanico de posibilidades fue más amplio y decidí que quería tener el mío y hacer mi propio camino. Eso es lo que más me atraía”.
Si bien se siente identificado con la radio, la televisión fue un factor importante en su carrera, ya que fue la que le permitió llegar al público masivo, gracias a ciclos como “20 mujeres”, “60 minutos”, “Mesa de noticias”, “Sigo XX Cambalache”, “Sábados en familia” y “El pecio justo”, entre otros.
“La profesión me llevó un poco de la mano en la vida. Se lo agradezco. Me dio oportunidades de crecimiento, enriquecimiento personal, no hablo de lo económico, sino lo espiritual, personal, intelectual – explica -. Soy de una ciudad relativamente chica (San Pedro), que te ofrece posibilidades, pero hasta ahí nomás. Ese despegue que tuve y las posibilidades que me dio la profesión los debo agradecer porque me formó en la vida de una manera muy fuerte”.
En la actualidad, Fernando Bravo es uno de los principales referentes en los medios masivos de comunicación en el país. Pese a esto, le cuesta adaptarse a los cambios y modalidades que están viviendo la radio y la televisión, con los que se siente incómodo.
“Hay programas de FM, como los que hace Andy Kusnetzoff y Santiago Del Moro, que no tienen que ver con mis códigos. En cambio, la radio AM tiene más que ver con mi ética profesional – destaca -. La televisión actual es muy salvaje en todo sentido. Hasta Mirtha Legrand se ha vuelto alguien que necesita generar incomodidad cuando antes no era eso, sino todo tranquilidad y cordialidad. Ahora, se ve obligada, incluso, a presionar un invitado para sacarle un título”.
Por esa razón, prefiere mantenerse alejado de la pantalla chica, pese a que recibió diversas ofertas para conducir programas, y continuar en la radio, a la que considera su refugio y a la que ha vuelto cada vez que sufrió alguna crisis profesional.
“Decidí no hacer televisión hace bastante tiempo. Me fui un poco apartando, recibí ofertas que no me generaron una atracción particular. La radio es un refugio, del cual soy un habitante inicial en mi carrera. La televisión vino como un bonus track, pero en realidad mi fantasía inicial era ser conductor de radio”, resalta.
Su amor por el micrófono es de tal magnitud que no tolera los cambios tecnológicos que están surgiendo en muchos medios, que le han agregado cámaras a la transmisión, porque sostiene que eso le hace perder el espíritu y esencia.
“No me gusta la cámara. En Continental, no tenemos y me negaría a trabajar con una. Hace poco, hice un chiste en mi programa en el que me enojaba y me iba. Me despedí de mis compañeros porque me tenía que ir antes y en el aire creció la idea de que me había enojado. Al otro día, la gente seguía con el tema. Esa es la fantasía de la radio”, concluye.
Fernando Bravo estudió locución en el Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER), donde se recibió en 1968. Empezó a trabajar en Radio Belgrano y, luego, condujo su primer programa de Televisión, “La campana de cristal” en 1969.
Luego, trabajó Mitre, Continental, Del Plata, Rivadavia, El Mundo y en los cinco canales de aire. En 1986, actuó en “La película del rey”, dirigida por Carlos Sorín y durante un año participó del elenco de “Mesa de noticias”.
Entre sus programas de radio se destacan, “Realidades deportivas”, “La gallina verde”, “El mundo mejor de Philco Ford”, “Alta tensión”, “Revista Cinco”, “La tarde del 80”, “Siempre Rivadavia”, “Bravo es Rivadavia”, “Para todos”, “Bienaventurados”, “Bravo 1030”, “Qué te parece” y “Bravo.Contienental”.
En televisión, condujo “La campana de cristal”, “60 minutos”, “Sigo XX Cambalache”, “20 mujeres”, “20 hombres”, “La casa de América”, “Fer-play”, “Entre las sogas”, “Dame tu mano”, “La muela de juicio”, “Alta tensión”, “Teleshow”, “BTV”, “Show fantástico”, “A todo color”, “Video 13 club”, “Con ustedes…Fernando Bravo”, “A cara limpia”, “Sábados en familia”, y “El pecio justo.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al locutor y conductor Fernando Bravo en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Una respuesta a ““La televisión actual es muy salvaje en todo sentido””

  1. Mario Dobry dice:

    Como siempre el programa fue agil, entretenido y sustancioso. Fernado Bravo como has dicho “El señor de la radio”.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *