Hernán Dobry

Historias y noticias

Prensa

6 agosto, 2011

La venta de armas a la dictadura: El que esté libre de culpa que tire la primera piedra

Una de las acusaciones que pesan sobre Israel en lo que respecta a su actuación durante el último gobierno militar es haberle vendido armas cuando había cerca de 1.200 judíos desaparecidos en el país y se sabía que se los torturaba el doble con una saña antisemita pocas veces vista desde la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, el estado hebreo no fue el único que envió le insumos bélicos.

“Uno puede acusar a Israel de venderle armas a la dictadura, pero también debería hacerlo con Inglaterra, Francia, España, Italia, Alemania, Austria, Bélgica. No estamos hablando de países parias sino las primeras potencias mundiales, incluso los Estados Unidos hasta el año 1978 – afirma el periodista Hernán Dobry, autor del libro Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983), en el programa Coffee Break, de Radio Jai, 96.3 Mhz -. ¿Juzgar a Israel por venderle armas a una dictadura? Habría que haberlo hecho con el mundo entero, incluso a los que se las vendieron a pesar de tener a algunos de sus ciudadanos desaparecidos, como es el caso de Francia”.

El ingreso de Israel se dio en momentos en el que el país estaba a punto de enfrentar una guerra con Chile por las islas del Canal de Beagle. Allí, los militares se dieron cuenta de que no tenían los armamentos necesario para llevar adelante un conflicto que podría durar años.

En ese momento, ninguno de sus proveedores tradicionales podía entregarle lo que necesitaba con la premura que les pedían. El único que tenía la capacidad de hacerlo fue el estado hebreo que contaba aviones que acaba de dar de utilizar y podía enviarlos en pocos meses.

Eso le permitió ingresar como proveedor, pero a diferencia de los demás países se mantuvo firme y cumplió con todas sus compromisos cuando comenzó la guerra de Malvinas y la Unión Europea, Ingleterra, el Commonwealth y los Estados Unidos decretaron el bloqueo de armas contra el gobierno de Leopoldo Fortunato Galtieri.

“En el momento en el que nadie ayudó a la Argentina, y más en un conflicto bélico donde se deja de ser una dictadura para tratarse de un país el que está en guerra, Israel honró sus compromisos, cuando el resto se borró, incluso la mayoría de los países latinoamericanos”, concluye Dobry.

Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983) acaba de ser publicado en la Argentina por Ediciones Lumiere y ya puede conseguirse en todas las librerías.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *