Hernán Dobry

Historias y noticias

Bibliocritico

5 marzo, 2014

Las improvisaciones de Obama en Afganistán al descubierto.

Es casi imposible volver a conseguir lo que lograron Bob Woodward y Carl Bernstein cuando sacaron a la luz el caso de espionaje político que estaba llevando el partido Republicano en la sede de los demócratas en el edificio Watergate de Washington D.C. y que terminó con la renuncia del presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon. No por eso han dejado de investigar otros temas, aunque fueron mucho menos escandalosos.

En su último libro “Las guerras de Obama”, Woodward, uno de los grandes íconos del periodismo mundial, vuelve a uno de sus temas preferidos: el entramado político que hay detrás de los conflictos bélicos que está llevando a cabo su país en diferentes partes del mundo. Como ya lo había hecho con George W. Bush en dos oportunidades y una con su padre, vuelve a indagar en las razones que llevan a los primeros mandatarios a involucrarse en estas contiendas.

Más allá de no ser una obra trascendente e histórica como la de Watergate, deja a las claras el nivel de improvisación y desconocimiento que existió en los primeros tiempos del gobierno de Barak Obama sobre cómo debía actuar en Afganistán, donde las tropas estadounidenses estaban (y aún lo están) librando una batalla interminable contra Al Qaeda desde los atentados a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001.

El nuevo mandatario recibió esta herencia de manos de Bush hijo cuando llegó a la Casa Blanca, pero a diferencia de lo que tenía planeado para Irak (la retirada de las tropas), la situación era más compleja ya que no se habían conseguidos los resultados que se habían planteado contra el grupo terrorista y sus Fuerzas Armadas estaban empantanadas sin perspectivas claras por delante.

Woodward muestra, a través de documentos exclusivo y entrevistas con militares, políticos y el propio Obama, las presiones, el lobby y los artilugios a los que recurrió el Pentágono para convencer al mandatario de que aumentara cada vez más la cantidad de soldados apostados en Afganistán, les incrementara el presupuesto y adquiriera más armamentos.

Pero no se salieron con la suya ya que el núcleo cercano a Obama disentía con algunos de sus consejos o porque otros generales y almirantes o los servicios secretos le aconsejaban seguir rumbos diferentes, que finalmente fue lo que terminó ocurriendo.

Este libro desnuda el sistema de toma de decisiones en los Estados Unidos frente a un evento de la importancia y la magnitud como el que tiene una guerra en la que se mezclan las técnicas tradicionales con el contrainsurgencia. La creencia popular es que se trata de un país decidido donde sus presidentas llevan a cabo medidas trascendentes convencidos de lo que están haciendo, pero Woodward muestra que esto no siempre es así.

Este es el punto más importante de esta obra: bajar a la tierra a la principal potencia económica y militar del mundo y mostrarle a los lectores que lo que parece perfecto a la vista de todos, no lo es tan así, que se cometen decenas de errores, que existen frenéticas pujas de poder por distintos intereses detrás de una contienda bélica y cómo es el proceso que implica resolver temas tan álgidos como estos.

Si bien, Woodward no hizo tambalear al gobierno de Obama, como con el de Nixon, con este libro dejó en claro que cuando el actual mandatario llegó a la Casa Blanca tenía un nivel de desconocimiento impensado sobre temas de política internacional en los que estaba involucrado su país y que tuvo que aprender contrarreloj sobre lo que ocurría en lugares como Afganistán para poder tomar la decisiones necesarias.

Este es un logro no menor para el editor asociado del Washington Post, especialmente por el nivel y la calidad de los documentos oficiales y secretos y las fuentes a las que pudo acceder para narrar esta historia. Una vez más, toda una clase de cómo debe investigar un periodista.

Título: “Las guerras de Obama”
Autor: Bob Woodward
Género: Historia, periodismo
Editorial: Hojas del Sur
Páginas: 492

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *