Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

21 mayo, 2020

“León Gieco me enseñó a tener confianza en mí y gran parte de lo que soy”

“Haber descubierto las canciones de Charly García en mi adolescencia fue todo un camino porque cuando salió ‘Vida’, de Sui Generis, nos dio vida a todos los que tocábamos el piano”, afirma el músico Luis Gurevich en el programa Voces y memorias por Eco Medios AM 1220.
Para ese entonces, ya había estudiado en el conservatorio Alberto Williams (donde ingresó a los diez años), con una formación clásica, lo que luego le sirvió de base cuando se decidió dedicarse a la música popular.
“La música siempre fue mi juego cuando era chico. Siempre que había música, estaba dispuesto para jugar, cantar o lo que hubiera que hacer. En mi casa, se escuchaba mucha música popular. Mi viejo fue un músico frustrado porque le encaba escuchar discos y gozaba mucho de que nosotros tocáramos el piano”, recuerda.
El despegue de su carrera se dio cuando hizo el casting para sumarse a Prema, la banda que lideraba Piero y de tocar en bares con poco público saltó a teatros con miles de personas sin escala. Para ese entonces, ya tenía algunas canciones, pero aún no tenía la confianza para mostrarlas.
“De la nada, hice un casting, toqué con PREMA el fin de semana en Berazategui y al siguiente en Obras. Tardé mucho en animarme a componer y hacer canciones porque no me era fácil mostrarlo”, señala.
Si bien después de esa experiencia formó parte de la banda David Lebón y del grupo Músicos Populares Argentinos, del Chango Farías Gómez, el gran salto lo daría cuando empezó a trabajar con León Gieco, con quien trabaría una amistad inseparable y formaría una sociedad de composición de la que saldrían grandes clásicos de la música popular argentina.
“Con él, me siento cómodo en cualquier momento, componiendo, tocando, arreglando, comiendo un asado. Es familia – subraya -. Me enseñó a tener confianza en mí y gran parte de lo que soy y, además, que el alma de una letra, con el de una melodía se entrelazan y forman el alma de una canción”.
Además de tocar y componer, Gurevich también se ha dedicado, aunque en menor medida, a la producción de álbumes de música popular, lo que le permite salir de la vorágine que implica tocar.
“Me gusta mucho producir y el no tener que estar involucrado y siempre tocar. Me gustan los discos que le dan la posibilidad al músico de que el próximo haga algo porque ya lo pudo hacer en ese trabajo”, explica.
Pese a los años que lleva sobre el escenario y componiendo, aún le quedaba una último desafío pendiente por cumplir: grabar su propio disco instrumental, con canciones inéditas propias, algo que logró hace tres años en Suecia.
“Me gustó mucho hacer el álbum Síndrome de Estocolmo porque nunca había hecho un álbum instrumental. Fui a Estocolmo con las expectativas de grabar una o dos canciones y terminé grabando un disco – concluye -. Nunca se me había ocurrido hacer un disco de música instrumental. Salió cuando tuvo que estar. Mi esposa me dijo: ‘por qué no liberás las canciones que tenés como rehenes en casa y las mostrás. De ahí, viene el nombre del disco: Síndrome de Estocolmo”.
Luis Gurevich se recibió de profesor de piano en el conservatorio de música de Alberto Williams. Dio sus primeros pasos en la música como tecladista de Prema, liderado por Piero, y luego, de 1985 a 1987, fue parte de la banda de David Lebón.
Entre 1987 y 1988, se sumó al grupo Músicos Populares Argentinos, del Chango Farías Gómez y, tras su muerte, integró la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango.
Desde hace décadas que forma parte de la banda de León Gieco, de quien es socio creativo y coautor de clásicos como “Cinco siglos igual”, “Mensajes del alma”, entre otros.
Durante su carrera, tocó en los álbumes “Antes de que cante el gallo 1987”, con MPA, “Música Clásica Argentina volumen 1”, con Los Amigos del Chango, “Desenchufado”, “Orozco”, “Bandidos rurales”, “Por favor, perdón y gracias”, y “El desembarco”, junto a Gieco.
A su vez produjo los discos “Ey Paisano” y “Radio AM”, de Raly Barrionuevo y este año lanzó su trabajo solista “Síndrome de Estocolmo”.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al pianista Luis Gurevich en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *