Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

5 abril, 2018

“Los únicos que han reconocido realmente cómo se combatió fueron los ingleses”

“No se reconoció nunca nada, pero no para beneficio nuestro, sino de la patria: cómo se combatió, el patriotismo de esos hombres. Pero no ocurrió”, afirma el capitán de navío (R) Pedro Galazzi, segundo comandante del Crucero General Belgrano durante la Guerra de Malvinas, en una entrevista en el programa “Voces y Memorias”, conducido por el periodista Hernán Dobry en Eco Medios AM 1220 Mhz.
Si bien para el oficial, los militares que lucharon en el conflicto del Atlántico Sur lo hicieron porque “eran hombres de las Fuerzas Armadas y, lo tenían que hacer”, destaca que los conscriptos “merecen ser recordados” por su actuación.
“Es algo muy complicado, porque uno piensa que tanta gente murió y pasan los años y no se ha reconocido nada. Los únicos que han reconocido realmente cómo se combatió fueron los ingleses, increíblemente”, resalta.
Según su opinión, la derrota en Malvinas les sirvió a todos los gobiernos democráticos para “destruir a las Fuerzas Armadas”. “Cómo podemos hacer para sentir patriotismo y entender que ellos lucharon la guerra. Hay muchísimas formas. Pero para eso se requiere patriotismo y no personalismo, si no, pensar en la patria”, señala.
Para Galazzi este olvido comenzó con la llegada del Papa Juan Pablo II a Buenos Aires para tratar de ponerle fin a la guerra, donde fue recibido por una multitud frente al monumento a los Españoles, al igual que había ocurrido tiempo antes cuando el presidente Leopoldo Fortunato Galtieri había sido ovacionado por las masas en la plaza de Mayo.
“Yo había escuchado al pueblo argentino en la manifestación (donde nadie fue llevado por un sandwichito, en la que Galtieri dijo que si venían los ingleses le presentaríamos batalla. Fue un griterío total. Ese fue mi primer cimbronazo de lo que significó esa guerra, porque pensé: qué distinto es estar ahí, con todo el pueblo contento, a llevar a más de mil hombres a la guerra – afirma -. Después, en junio cuando vino el Papa y se hizo una gran recepción en el Monumento a los Españoles, donde estaban presentes los miembros de la Junta Militar, me encontré con un pueblo que quería la paz. Algunos, quizás, habían estado en la plaza de Mayo y, realmente, me sentía distinto y decía: este no es mi pueblo, soy algo distinto, porque yo tenía 323 muertos”.
Desde allí, Galazzi se puso como misión mantener viva la memoria de los caídos en el hundimiento del Crucero General Belgrano, por lo que preside una fundación dedicada especialmente a esta tarea y con la que aún, a sus ochenta años, recorre el país dando charlas, conferencias y realizando homenajes.
“Cuando hablo de mis hombres, me pregunto: por qué ellos murieron y nosotros no. En un buque, hay mil hombres. Es la providencia divina la que elige a unos y a otros. Por eso, tenemos el deber de que no se los olvide. En los monumentos que hacemos, incluimos un libro, donde están sus nombres, dónde nacieron, sus fotos y una pequeña historia de ellos – concluye -. Trabajamos para que no se los olvide y que el día de mañana, si a alguien se le ocurre abrir eso y se dé cuenta de quiénes fueron los que lucharon y que no quede como con San Martín, que al único que conocemos es al sargento Cabral. Hasta el último momento del último hombre del crucero, hay que luchar para que el nombre de nuestros héroes y nuestro buque no se pierda”.
Galazzi egresó de la promoción 82 de la Escuela Naval el 18 de enero de 1954 y pasó a retiro el 1 de noviembre de 1990.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al capitán de navío (R) Pedro Galazzi en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios, hacer clic en el banner.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *