Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

14 marzo, 2022

“Me identifica el empeño en la escritura”

“El nombre es arquetipo de la cosa”, escribía Jorge Luis Borges, en su poema “El Golem”. Entonces, si referimos a actos, formas y contenidos particulares de algo, sobre el que queremos manifestar conocimiento, para dar idea de lo que estamos hablando, eso sería posible, ya que el acertijo tiene condiciones de bio-unicidad.
Hay artistas que al solo nombrarlos se abre un abanico de saberes, emociones y recuerdos que los tornan únicos, tanto en la memoria particular, como en la colectiva. Son prototipos medulares de una época, paradigmas emotivos del sentir gregario.
Recordar sus obras lleva directamente a prefigurar sus nombres. Así de profundo ha sido su mensaje. Miguel Cantilo es un artista que la paradoja de una época lo ha tornado paradigmático respecto al arte de configurar canciones e interpretarlas.

Hernán Dobry (HD): ¿Cuál ese mensaje que querés transmitir con este nuevo disco Corazón Acustico?
Miguel Cantilo (MC):
Es un poco la reacción ante lo que está atravesando nuestra era, nuestro mundo. El enfrentarse a una situación como la que estamos viviendo a nivel internacional a partir de los confinamientos, las restricciones, las pandemias. Esta es una época única, no la podemos comparar con otras. Ha habido otras modalidades de control o de convulsión social a través de violencia y otros tipos. Pero lo que estamos viviendo hoy es inédito, tiene ribetes únicos. La intención del álbum es posicionarse frente a eso con una óptica consciente. Tomar consciencia de lo que pasa alrededor, en uno, esa introspección a la que lleva el confinamiento, el pánico general a los efectos de la pandemia y un poco traducirlo en canciones y melodías compuestas en ese estado de aislamiento que provocó el confinamiento de 2020, traducido en la publicación de las canciones durante 2021.

Mario Dobry (MD): Este álbum, orillando una temática por un lado muy poética y por el otro, metafísica, tiene algunas canciones que son netamente metafísicas y otras sociales. Hay una en la que afrontás un problema muy argentino por el camino justo de no meterte de un lado o el otro y lo llevás al factor humano. ¿Hubo algo de eso en tu trabajo de estas quince canciones?
MC:
Sí, por supuesto. Respeto la política y me despierta el interés que ha mucha gente. También, estoy profundamente desencantado de sus resultados desde hace varios años atrás. Hace unos años publiqué una canción llamada “La política” y la definía como una mujer muy seductora, pero que induce más al amor al poder, que al poder del amor. Esto es algo que han manifestado otros autores, Gustavo Santaolalla, Raul Porchetto, es una ecuación entre el poder y el amor que no termina de resolverse con la política. De manera que estoy muy defraudado de los logros de la política. No de los políticos en sí, que no son más que piezas de un tablero de ajedrez, sino de los efectos finales. Por eso, no tomo partido y trato de moverme en un equilibrio equidistante, porque me parece que no sirve definitivamente para nada embanderarse en algo. Finalmente, parece que tanto derecha como izquierda obtuvieran los mismos resultados y no condujeran a una solución para las grandes mayorías que en todo el mundo están padeciendo en este momento.

HD: A nivel musical, si uno escucha el disco y cierra los ojos se da cuenta de que es de Miguel Cantilo, ¿cómo podrías definir tu sonido?
MC:
En primer lugar, tendría que agradecerle a una profesora de canto que tuve durante varios años y ya falleció. Ella me hizo trabajar vocalmente de una manera en la que puedo mantener la tesitura con la que cantaba cuando comencé. No tengo que modificar las tonalidades, tengo el timbre muy similar al de mis comienzos. Esto ha sido producto de la técnica y se lo tengo que agradecer profundamente a Susana Rossi, que fue mi maestra. Hoy en día, practico los mismos ejercicios que ella me enseñó y me permite llegar a las mismas notas a las que llegaba y algunas a las que no podía. No es que tenga un gran caudal, simplemente puedo conservar lo que tenía desde el principio. Suena como un timbre reconocible que a través de los años no se ha modificado mucho. Después, me identifica el empeño en la escritura. Mi facilidad está en eso, en escribir letras. Tengo más dificultad para escribir músicas y para encontrar el ámbito a esas letras, pero naturalmente me sale con facilidad un texto. A veces, a una misma música, he tenido que cambiarle varias veces el texto porque no me satisfacía. Esa gimnasia literaria me es mucho más fácil y accesible que la musical. No tengo preparación musical académica, todo mi trabajo es intuitivo, no desmerezco la intuición, por algo Los Beatles hicieron una revolución desde la intuición, pero reconozco las limitaciones que tengo desde ese nivel.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry al cantautor Miguel Cantilo en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *