Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

10 diciembre, 2021

“Me resulta muy pesada la idea del asesino en serie psicópata y cada vez más cruel”

El policial clásico suele tener una estructura básica: un crimen, un detective y los métodos que éste utiliza para encontrar al culpable. Sin embargo, Pablo de Santis ha decidido darle una vuelta de rosca al género en su nuevo libro “Academia Belladona”.
Allí, el escritor argentino, ha retornado a los orígenes de esta clase de novelas, pero con un aditamento nuevo: la historia se basa en una escuela de criminales y cómo sus miembros van aprendiendo las diferentes técnicas para delinquir, mientras ellos mismos van muriendo de a uno.

Hernán Dobry (HD): ¿Qué relación tienen los nombres de los personajes en “Academia Belladonna” con sus significados, porque Gideón es: destructor, guerrero poderoso o el que humilla?
Pablo de Santis (PDS):
No conocía ese significado. Los nombres los elijo un poco por como suena, tiene que ser un nombre corto y fácil de recordar. Siempre me acuerdo de una regla que decía Bioy Casares: cuando un nombre es extranjero tiene que sonar más o menos igual en el propio idioma. En “La Invención de Morel”, aparece un nombre francés, pero que lo podemos pronunciar sin ningún problema. Tomo esa regla para cuando tengo que poner nombres extranjeros a los personajes. Acá, son nombres medio extraños, todos poco comunes.

HD: El caso de esta novela cumple varios parámetros con los que solés trabajar: Hay un grupo de gente que se dedica a una misma actividad, la presencia del policial, del género fantástico, las historias de amor, ¿cómo fue el armado de está obra?
PDS:
Es una novela sobre el mundo del policial, tiene todos los ingredientes. Se habla del mundo policial, pero no hay un crimen y una investigación, sino una investigación del personaje sobre su propio pasado, pero con elementos más psicológicos que detectivescos. “Academia Belladonna” es una ficción basada en algunos rasgos de las viejas novelas policiales de Agatha Christie. Fue volver a las novelas de infancia, a un cuartito que había en la casa donde me crié, donde estaban los libros más viejos de la casa y las novelas de Agatha Christie. Esas tapas me llamaban mucho la atención, me enteré después de que eran dibujos de Tom Adams, hiper realistas, parecían fotografías y dibujaba algunos elementos de la trama, pero nunca el crimen. Nunca había un hombre acuchillado o una mujer envenenada, eran algunos elementos del crimen, un naipe, un frasco, un animal atravesado por un alfiler de oro. Eran cosas muy perturbadoras y creo que la novela hace referencia a ese mundo imaginario.

HD: En este caso, te ponés del lado de los asesinos, ya que se trata de una academia de asesinos, es como mostrar el armado del crimen…
PDS:
La novela es una especie de diez indiecitos, hay muchos personajes al principio y, después, van quedando menos. Me gustó imaginar ese mundo de los asesinos, ese archivo con forma de Torre de Babel, su economía vinculada a la filatelia, su moneda de cambio que son estampillas. Me divertía crear esa cultura y folclore de los asesinos imaginando que venía de hace muchos años. De cierto modo, el personaje recorre ese mundo y, mientras lo hace, se lo va mostrando al lector.

HD: Al mismo tiempo es una especie de volver al crimen clásico de las novelas sin tanta sofisticación como los actuales…
PDS:
En muchas tramas y series de las novelas policiales, me resulta muy pesada la idea del asesino en serie psicópata y cada vez más cruel. Es algo que me resulta muy poco atractivo. La novela muestra una especie de nostalgia por ese mundo de cuarto cerrado.

HD: Que dejan su firma como autores únicos…
PDS:
Sí, porque cada uno tiene su firma.

HD: ¿Qué te llevó a escribir está novela en clave policial?
PDS:
Se me ocurrió de repente, me puse a escribirla, tenía el tono. Hay novelas que me salen muy fácilmente y, otras, que las planeo durante mucho tiempo. Esta me salió muy fácilmente y suelen ser esas las que más gustan. Me gustaría que aquellas en las que más trabaje fueran las que le gustaran más a los lectores.

HD: Como si fueran más puras…
PDS: Hay algo atractivo en esa escritura más infantil y casi irresponsable, es una escritura más ágil que conecta mejor con los lectores.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al escritor Pablo de Santis en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *