Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

9 noviembre, 2018

“Me sirvió tener derrotas y dolores porque empecé a conocer mi carácter”

“En cada gol que me hacían, sentía cierta parte de culpa porque creía que podría haber hecho más”, afirma el ex arquero de River Plate y la Selección Nacional, Ubaldo “Pato” Fillol, en el programa “Voces y Memorias” por Eco Medios AM 1220 Mhz.
El campeón del Mundo en 1978 resalta que durante su carrera constantemente buscaba mejorar su técnica, lo que lo llevó a dejar “una enseñanza y una marca” en el fútbol argentino tras su paso por Quilmes, Racing Club, Argentinos Juniors y Velez Sarsfield y a sobre exigirse.
“Posiblemente no disfrute el momento – explica -. Me sirvió tener derrotas y dolores porque empecé a conocer mi carácter y salir a dar esa pelea también fue bueno”.
Fillol recuerda que esa sobre exigencia lo llevó a que después de ganar el Mundial y haber sido elegido el mejor arquero del campeonado volvió a su casa, se paró frente al espejo del baño y se preguntó: “¿Ahora qué?”.
“Encontré inmediatamente la respuesta, hoy a la distancia creo que fue un bálsamo. Me propuse superar todo lo que había hecho hasta ese momento y me dije: “Tenés que superarte, que la gente que te consideró el mejor del mundo siga viendo como seguís progresando’ – recuerda –. Muchos pueden pensar que estoy loco, pero me tomé ese par de minutos para desafiarme a mí mismo y me pareció bárbaro porque nunca me sentí conforme con lo que hacía en los partidos, en el cuidado personal y en el día a día. En los entrenamientos, trataba siempre de superarme en todos los aspectos”.
Esa filosofía de vida lo acompañó a lo largo de su carrera, pero fue la clave que lo ayudó a seguir adelante en los momentos más difíciles y, en especial, en sus comienzos, cuando vivía solo en una pensión en Quilmes, lejos de su familia.
“Quería triunfar en el fútbol y sabía los pasos que no tenía que dar: joda, cumpleaños, los sábados a bailar. No pude disfrutar mi juventud, mi adolescencia la hipotequé, porque no hacía todo lo que hacían los pibes de mi edad, que se divertían y salían a bailar – afirma -. Esa conducta me ayudó mucho soñar. Sabía que tenía que hacer esfuerzos y lo tenía muy claro por los valores que me inculcaron mis padres”.
Si bien llegó a ser el mejor arquero del mundo, señala que le hubiera gustado “haber vivido el recambio que se dio en el fútbol en el “que no la podés agarrar con la mano, de cómo que todo es un poco más rápido”, pero se lamenta que “por una cuestión generacional” no la pudo cumplir.
Pese a haber sido campeón en el ’78 y haber logrado títulos en la gran mayoría de los equipos que jugó, especialmente en River Plate, se retiró con una cuenta pendiente: La Copa Libertadores”.
Me hubiese gustado ganarla – concluye -. Hago el balance de todo lo que hice y es muy favorable el saldo. El fútbol me dio mucho. El hecho de ser campeón del mundo es un premio inmenso, no para mí solo si no para el país todo, porque fuimos los primeros en la historia”.
Fillol debutó en primera el 1 de mayo de 1969 en un partido entre Quilmes y Huracán, comenzó a jugar en el club San Miguel del Monte, luego pasó por Racing, River Plate, Argentinos Juniors, Vélez, Flamengo y el Atlético Madrid.
Jugó 718 partidos en su carrera. Obtuvo el premio al mejor futbolista del año en 1977. Fue campeón del mundo en 1978, levantó la copa con los Millonarios en los Metropolitanos del ‘75,’ 77, ‘79 y ’80, Nacionales del ‘75, ‘79 y ‘81.
También se consagró campeón de la Supercopa Sudamericana con Racing y obtuvo la Taça Guanabara y la Taça Rio con Flamengo. A su vez, tiene el récord de penales atajados a nivel local, con 26, junto a Hugo Orlando Gatti.
Fue director técnico de arqueros en la Selección Argentina, entrenador de la Selección Argentina sub-15, actualmente es el director del Departamento de Arqueros en River Plate.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al ex arquero de River Plate y la Selección Nacional, Ubaldo “Pato” Fillol, en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *