Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

28 diciembre, 2018

“Me volqué al periodismo porque nunca podía terminar bien o ganador en el ring”

“No me siento periodista, soy un crítico de boxeo que adaptó el tecnicismo de la crítica a otras actividades rentadas que nunca en mi vida pensé que iba a protagonizar o que me pudieran tener como alguien codiciado para ser contratado”, afirma el periodista Osvaldo Príncipi, en el programa “Voces y Memorias” por Eco Medios AM 1220 Mhz.
Pese a su resistencia en caratularse como profesional de los medios, lleva 45 años haciéndolo, en los que pudo canalizar su gran pasión, que a la vez es su carrera frustrada dentro del ring, con los relatos fuera del cuadrilátero.
“El boxeo significa un poco el camino de mi vida. Soy un hombre del boxeo, no de periodismo – explica – Me volqué a los medios porque nunca podía terminar bien o ganador en el ring. Eso lo supe el primer día que me puse a saltar la cuerda y a mirar alrededor mío, en el gimnasio de Mercedes”.
Príncipi comenzó a practicarlo como una segunda alternativa ya que primero intentó ser futbolista. Incluso, llegó a probarse de arquero en su amado Estudiantes de La Plata, pero cuando llegó y vio el arco tan grande, que prefirió ofrecerse como 10.
Al día siguiente, probó suerte en Gimnasia y Esgrima, pero pronto se dio cuenta de que ese no era su deporte. El cambio llegó cuando lo vio pelear a Carlos Monzón a principios de la década del ’70 y allí descubrió la que sería su gran pasión.
Era el primero en su familia que elegía el boxeo ya que venía de una casa en la que el fútbol y el automovilismo movían las pasiones. Sin embargo, sus expectativas profesionales duraron poco: en tan sólo cinco peleas percibió que su destino iba por otro rumbo, aunque no tan lejano.
“Me di cuenta en la primera pelea, el 10 de noviembre de 1972, en el Club Porteño de Bragado, en la que Eduardo Lencinas me noqueó en el primer round. Entendí que jamás iba a poder ganar siquiera una, pero insistí hasta llegar al objetivo: no perder una pelea. Y empaté una”, recuerda.
En paralelo con sus primeras actuaciones en el cuadrilátero, comenzó a realizar críticas en su pueblo y, luego, en Buenos Aires, en Radio Belgrano. Vivía solo en una pensión en Godoy Cruz y Paraguay, una experiencia que lo fortaleció para seguir creciendo en su carrera.
“La pensión es dura, pero las películas de Palito Ortega pasaban en esos mismos lugares y él triunfaba saliendo de allí. Si él no hubiese hecho ‘Fiebre de primavera’ o ‘Un muchacho como yo’, creo que me hubiese quebrado, me aferré mucho a todo eso – destaca -. Para mí fueron un salvoconducto y decía: ‘Tengo que aguantar’, porque él aguantaba, conocía a la muchachita y tenía éxito”.
Para lograrlo, tuvo que trabajar mucho, desde abajo, y “torturándolo” a Ulises Barrera para que le diera una oportunidad y lo conectara con el mundo del periodismo porteño, que desconocía.
“Los comienzos del crítico de boxeo son como los del boxeador, hay que esperar una oportunidad, una gran pelea, que en este caso es una gran entrevista o el primer relato – concluye -. El haber boxeado me sirvió muchísimo para entender el deporte y el rol del perdedor me dio más valía y más conocimiento para comprenderlo que si hubiera sido un ganador donde todas las cosas son más fáciles. Eso me permitió sobrevivir en este ambiente”.
Osvaldo Príncipi en la última década acompaño a Marley en sus ciclos en Telefé y en la radio. Participó en películas como “La pelea de mi vida”, “100% Lucha: El amo de los clones”, “100% Lucha: La película” y “Tico Tico”.
En televisión formó parte de “Ring side 2”, “Videomatch”, “Boxeo de primera”, “Todo para ver”, “Locos por el fútbol”, “Campeones de la vida”, “100% lucha”, “El muro Infernal”, “3, 2, 1 ¡A ganar!”, “La nave de Marley”, “DXTV noticias”, “TRB boxeo”, “Super martes”, “Maratón”, “TNT Box”, “¿En qué mano está?”, “El desafío del castillo”, “Sandro de América”, “Artistas del knockout” y “Boxing music group”.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al periodista Osvaldo Príncipi en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.

Una respuesta a ““Me volqué al periodismo porque nunca podía terminar bien o ganador en el ring””

  1. FABIAN MOYANO dice:

    UN SEÑOR PROFESIONAL. FUI CAMAROGRAFO DE EL , VIAJAMOS JUNTOS…UN HOMBRE BONDADOSO. UN AMIGO . PROFESIONAL DE LOS QUE YA NO HAY… FELIZ DE VERLO ACA …. MUCHAS FELICIDADEZ A TODOS !!! ABRASO…

Responder a FABIAN MOYANO Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *