Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

22 noviembre, 2019

“Mesa de Noticias fue la posibilidad de entrar en la casa de todos”

“Aprendí a defenderme sola porque así me crié. Mi hermano falleció, mis papás se fueron y tuve que aprender a valerme por mi cuenta. Por eso, soy bastante guerrera y todos me dicen que soy muy dura”, afirma la modelo Anamá Ferreira en el programa “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
El primer golpe fue la pérdida de su hermano de 18 años, quien fue a atenderse al hospital por un dolor de garganta, porque tenía las amígdalas inflamadas, le dieron una inyección y murió de un shock. Ella tenía 12 y eso la marcó para siempre.
“Ese día dije: Nunca me voy a enfermar de eso. Me saqué las amígdalas y siempre pienso así. Nunca tuve resfriado ni gripe, como que la muerte es muy fuerte. Eso potenció mi pensamiento positivo”, destaca.
Sus años en la localidad de Campo Belo, en el estado de Minas Gerais, en Brasil, no sólo fueron traumáticos por la pérdida de su hermano, sino también por el maltrato que padecía de sus compañeros de escuela.
“Fueron años duros porque los adolescentes son muy crueles. No la pasé tan bien en la adolescencia, la luché mucho. Tuve que pelear para sobrevivir, para lograr las cosas, detestaba todo en mi pueblo – señala -. Mi mamá quería que fuera maestra y yo decía que no, que no me iba a quedar allí solterona. Me quería ir de ahí, viajar a Río de Janeiro. Me hacía todos los vestidos, soñaba con estar en la moda, pero no sabía cómo entrar a ese mundo tan difícil”.
Incluso, se sentía traumada por su propio cuerpo, ya que creía que sus piernas eran demasiado flacas y que eso le impediría lograr su gran sueño de estar sobre una pasarela, sin saber que esa sería, luego, su carta de presentación.
“Creía que tenía las piernas flacas, que no servía. Era uno de los grandes trastornos que tenía en la cabeza – recuerda -. Cuando conseguí la entrevista con el modisto Hugo Rocha, me subí en el redondel que siempre hay en la alta costura y me dijo: ‘Que buenas piernas’. Pensé que me estaba cargando, ya que me pasé toda mi vida sufriendo por eso. Lo que yo sufría de chica me proyectó en toda mi carrera”.
Desde ese momento, nunca dejó de trabajar y esforzarse para lograr su objetivo de crecer en su profesión tanto en Río de Janeiro, como cuando llegó a Buenos Aires, en marzo de 1976 y en los nuevos desafíos que tuvo en su vida, como cuando le tocó actuar en televisión y el teatro o en bailar en Showmatch.
“He hecho muchas cosas y trabajado bastante. Me he pasado la vida trabajando, que es lo que sé hacer. No sé por qué me gusta tanto. A veces me lo pregunto. Hay gente a la que no le gusta y lo hace porque es necesario, como me pasó cuando empecé y era vendedora en una casa de zapatos o secretaria ejecutiva. Me encanta generar cosas todo el tiempo, hacer una idea, pensar e innovar, estar actualizada”, resalta.
Si bien fue la moda la profesión que la acompañó durante toda su carrera, al punto actualmente dirige una escuela que forma a jóvenes aspirantes a las pasarelas, la televisión se convirtió en su trampolín a la fama, que la acompaña hasta hoy en día.
“Mesa de Noticias fue la posibilidad de entrar en la casa de todos. Llegaba al interior y tenía todo el pueblo esperándome. Fue mi carta de presentación en la Argentina. Todos miraban el programa – destaca -. Los chicos de esa época hoy tienen hijos, me siguen conociendo. Para mí, fue muy importante eso, como lo fue ahora ir a Bailando por un sueño, porque agarré a la otra generación que está en Internet, en Youtube y hablan de otra manera”.
Eran años en los que desfilaba, actuaba en la televisión, pero a la vez de libertades, de la mano del retorno a la democracia en la Argentina y Brasil, luego de más de 20 años de gobierno militar. Por eso, siempre los recuerda con cariño y añoranza. Fueron épocas de gran crecimiento en su carrera.
“Los ’80 fueron fabulosos, por eso todo vuelve a esos años: la música y la moda. La movida era muy fuerte, estaba Mau Mau, Le Club, La City, íbamos de un lado al otro, éramos las chicas del momento, estábamos en todos lados. Era genial. Había que saber manejarse muy bien. La noche es muy linda, pero tenés que saber la hora en la que irte a dormir. No tenés que meterte en las drogas y todo eso – concluye -. Cuando veo esos programas me acuerdo de todo lo que pasaba en ese momento, el grupo, la gente. Vivía en ATC, porque como mi casa quedaba en La Lucila y me era muy difícil llegar a grabar a las 7 de la mañana, por lo que muchas veces me quedaba a dormir en el canal, me levantaba y ya estaba ahí”.
Anamá Ferreira comenzó como modelo de pasarela de grandes diseñadores y trabajó posando en books de fotos. Se destacó en la alta costura para marcas internacionales como Paco Rabanne y Courreges, y revistas como Vogue, Bazar, Cosmopolitan y Elle. En 1990, fundó su propia escuela y agencia.
A su vez, estudió teatro con Franklin Caicedo y Augusto Fernándes y stand-up con Alejandro Angelini. En radio, condujo “Anamá y Los Mareados”, por AM La Marea y entre 1999 y 2003 estuvo al frente de su programa sobre modelajes y diseños, “Estilo Anamá”, que se emitió por el canal Plus Satelital.
En el cine, formó parte del elenco de películas como “Comandos azules en acción” y “Brigada explosiva contra los ninjas” y en el teatro, de obras como “Femenino”, “Pedime lo que quieras (stand-up gauchito)” y “Boris Comedy Group”.
Durante su carrera participó de programas de televisión como “Una terraza al mar”, “Mesa de Noticias”, “Sin red”, “Enanos malditos”, “Comedia romántica”, “Class Up”, “Pandilla aventurera, “Tudo bem”, “Notishow”, “Siempre así”, “Son amores”, “Oye mi canto”, “Palermo Hollywood Hotel”, “El tiempo no para”, “BDV”.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry a la modelo Anamá Ferreira en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *