Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

18 enero, 2018

MSU emitirá un bono por USD 650m a 7 años para refinanciar su deuda

Río Energy, UGEN y UENSA, las unidades de MSU SA, planean emitir un bono por 650 millones de dólares a 7 años el 28 de enero para refinanciar su deuda bancaria y corporativa, y capital de trabajo, afirma una fuente cercana a la operación.
Como fue anticipado por esta agencia de noticias el 23 de octubre, la generadora usará los fondos para pagar un préstamo sindicado con bancos y otro con General Electric (GE) que utilizó para la construcción de tres centrales térmicas.
La transacción RegS 144A será manejada por JPMorgan, Citigroup e Itaú Unibanco mientras que Banco de Crédito y Securitización (BACS), BAF Securities, Banco de Galicia, Banco Hipotecario, Banco Itaú Argentina, Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), y Banco Macro serán los colocadores locales.
Los fondos serán divididos 231 millones de dólares (36%) para UGEN, 223 millones (35%) para UENSA, 185 millones (29%) para Río Energy, afirma la fuente. Las firmas esperan usar 100 millones para capital de trabajo y para saldar un crédito de 109 millones de UGEN con tasa del 6,50% con Banco de Galicia, Banco Hipotecario, BACS, Banco Macro e ICBC que vence en junio de 2022 y que fue destinado a financiar la construcción de su central térmica Barker.
A su vez, UENSA utilizará parte del dinero para cancelar un préstamo de 104 millones de dólares al 6,50% con los mismos bancos y vencimiento en agosto de 2022, que fue pedido para levantar la planta Villa María.
Las tres empresas destinarán otros 145 millones (110 millones para Río Energy, 20 millones para UGEN y 15 millones para UENSA) para pagar un crédito corporativo de GE para financiar el EPC y el suministro de nueve turbinas LM6000 para las centrales térmicas.
136 millones de dólares de la colocación serán utilizados para abonar tres préstamos entre compañías (36 millones para Río Energy, 49 millones para EUGEN y 51 millones para UENSA) con MSU Holding, garantizado por Gramercy Funds Management y algunos fondos de inversión administrados por CarVal Investors.
Finalmente, usarán parte del dinero para pagar un crédito de 24 millones de dólares a corto plazo con BAF (10 millones para UGEN, 10 millones para UENSA y 4 para Río Energy) que fueron usados para capital de trabajo.
A su vez, Río Energy abonará un préstamo de 2 millones de dólares con Banco Piano con vencimiento en junio de 2018 y 3,50 millones de uno con el Banco Industrial, con idéntica fecha de terminación y UGEN hará lo propio con uno de 3,50 millones con la misma fecha de finalización e institución.
Además de los 650 millones de dólares, las compañías recibirán un crédito 4,80 millones a corto plazo para financiar capital de trabajo y otro de 40 millones con tasa del 8,30% con BAF y vencimiento en diciembre de 2018 para la adquisición de activos, señala la fuente.
La construcción de las tres centrales de 450 MW en total requirió de 518 millones de dólares, incluyendo 172 millones para Rojo, 171 millones par Barker y 175 millones para Villa María, destaca.
UGEN y UENSA fueron adjudicadas con un PPA a 15 años de 19.900 dólares por MW por mes para levantar las plantas de 150 MW Barker y Villa María, mientras que Río Energy obtuvo un contrato por 20.900 dólares por MW mes para hacer lo propio con generadora General Rojo de 150 MW en la licitación que se llevó adelante en 2016.
Barker, localizada en la provincia de Buenos Aires, está conectada con el gasoducto San Martín que le suministra gas natural y con la línea de alta tensión de 132 kV Barker-Olavarría para transmitir la electricidad que produce con sus tres turbinas GE LM6000-PC Sprint. A su vez, cuenta con un tanque de 7.649 metros cúbicos para almacenar el gasoil necesario para mantenerla funcionando durante cinco días.
La planta de Villa María, situada en Córdoba, está conectada con el Gasoducto Norte de Transportadora de Gas del Norte (TGN), que le provee el fluido y con una línea de alta tensión de 132 kV, que le permite transportar la energía generada con sus tres turbinas GE LM6000-PC Sprint.
Finalmente, General Rojo, ubicada en la provincia de Buenos Aires, está conectada con un gasoducto de TGN y con una línea de alta tensión de 132 kV, para transmitir la electricidad producida con sus tres turbinas GE LM6000-PC Sprint.
A esto se suma que las tres empresas fueron adjudicadas con contratos a 15 años para sumarle 308 MW a sus centrales térmicas en la licitación de cierre de ciclo y cogeneración realizada en octubre de 2017.
En General Rojo, Río Energy planea sumar una turbina de 100 MW a sus actuales 150 MW para, luego, convertirla en una de ciclo combinado de 253 MW. UGEN tiene un plan similar para Barker, pero sumándole una de 100 MW a sus actuales 150 MW y así transformarla en una de 256 MW, mientras que la de UENSA quedaría con 249 MW finales tras un proceso idéntico.
MSU Energy está negociando con los constructores para seleccionar al encargado del EPC para este proceso, afirma la fuente. La compañía espera usar turbinas GE para los proyectos, destaca.
Este trabajo requerirá de un total de, al menos, 350 millones de dólares de inversión, detalla la fuente. La generadora planea financiar las obras con el remanente de la colocación de la deuda y otras alternativas que incluyen préstamos sindicados y corporativos, dice una segunda fuente.
La empresa se encuentra en conversaciones con UBS Investment Bank, Credit Suisse y Morgan Stanley para esto. A su vez, GE podría prestarle el dinero para fondear los trabajos, como parte del acuerdo que firmaron para el suministro de las turbinas.
MSU, controlante de MSU Energy, se focaliza en el negocio agrícola y, actualmente, administra activos por 500 millones de dólares. Produce 85.000 toneladas de granos en sus 250.000 hectáreas de campos que opera y, en los últimos dos años, ha estado diversificando sus áreas de trabajo a la generación eléctrica y energías renovables.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *