Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

26 julio, 2021

“Muy pocos de los nuevos intérpretes del folclore lo respetan cómo se debe”

La conjunción de voces, canciones y personajes en un escenario siempre implica un mensaje, que está más allá del trabajo personal de cada intérprete. La magia del decir sirve tanto para expresar como para conjugar la unión de sentires.
Los artistas, mayoristas de sus propios impulsos, suelen desgranar sus deseos imperiosos, sus sueños inabordables y sus capacidades comunes, hiladas de esa fascinación que es el espectáculo, lugar de mensajeros y de dioses. Las cantantes Marián Farías Gómez y Patricia Malanca tienen vuelo propio y labor escénica comunitaria.

Hernán Dobry (HD): Ambas tienen de una prolongada carrera con una nutrida discografía en su haber, ¿Cómo conjugan esas dos carreras en el show “Tango de ayer y de hoy”?
Patricia Malanca (PM): En principio, lo novedoso es que Marián viene del mundo del folclore, más allá de que considera que el tango es el folclore de la ciudad de Buenos Aires. El chiste para subirnos sobre escenarios juntas y generar este espíritu picante que crea que “vamos a ver algo raro” es justamente eso, esa traslación de Marián al mundo el tango, que grabó un disco que estuvo nominado a los Gardel, vinculados con tangos clásicos. Y yo, que vengo de una trayectoria, mi carrera va deambulando por lugares más disruptivos, que tienen que ver con aportes y generar al tango enriquecerlo con letras y composiciones nuevas. Entonces, nos juntamos hace algunos años atrás. Convertimos el deseo de compartir una discografía juntas a partir del disco “Plebeyas”, que grabé hace dos o tres años, en donde hay una cantidad de tangos y letras nuevas. La búsqueda es tratar de generar improntas con el presente, conectar al tango con la situación de presente y con duetos de diferentes intérpretes y cantoras argentinas, uno de esos lo hicimos con Marián. Ahí, tuvimos la oportunidad de conocernos de partir, de reírnos, porque es muy divertida, picante, no te podés aburrir con ella. En el escenario, la quiere todo el mundo. Me la imagino de chiquita súper revoltosa y no pierde ese espíritu juvenil que tiene arriba del escenario. Es muy curiosa, escucha mucha música nueva, cosa que no hacen la mayoría de los intérpretes consagrados, y es muy generosa. A partir de eso, de esa onda que se produjo entre nosotras y de dialogar en privado respecto a qué es el tango clásico y de hoy, de sacarnos chispas respecto a estas discusiones, surgió la idea: ¿por qué no ponemos esto arriba de un escenario? ¿por qué no ponemos estos contrastes entre el tango de ayer y lo que considero que es el de hoy?”. Ponemos ese debate arriba del escenario, invitamos a la gente a que venga a ponerse de un lado o del otro de la discusión.

Marián Farías Gómez (MFG): ¿Vos querés que hable ahora? No soy picante, soy discutidora, en el buen sentido de la palabra, en el intercambio de opiniones, no pelea, sino en intercambiar opiniones porque es la única manera de que las cosas salgan a la claridad. Nos conocimos en Avellaneda, en un festival que hizo el intendente en aquel momento, que hoy es ministro, Jorge Ferraresi. me había pedido que como había grabado el disco de tango, tocara con la orquesta de tango de Avellaneda. Lo hice y, ahí, cantó también Patricia porque era la cantante oficial de la orquesta. Me gustó mucho, cosa que me sorprendió, porque generalmente tengo una opinión no negativa, pero las mujeres que cantan tango salvo grandes excepciones como “la Tana” Rinaldi o María Graña, lo hacen casi todas igual, no mal, igual. No tienen una personalidad absolutamente definida, que sí es el caso de Patricia. Me sorprendió porque es muy joven y podía estar influenciada por las cantantes típicas de tangos de este último tiempo. Entonces, nos pusimos a charlar, un día recibí la invitación de ella para grabar en su disco y, a partir de ahí, empezaron nuestras discusiones. Pero, también, es cierto que me quieren mucho en el ambiente artístico, pero también que todos saben que soy bastante cabrona.

PM: Es que eso te divierte, si no serías un bodrio…

MFG: Por supuesto que me encanta el éxito, me encantaría ganar muchísima más plata de la que ganamos, cuando no hay esta pandemia, pero no es mi meta, esta es la historia. Lamentablemente, en la gran mayoría de los intérpretes esa es la meta, tal vez en mí eso es un error, debería ser un poco distinta, pero no puedo, somos así todos los Farías Gómez: mi hermano Chango, Pedro y mis viejos eran iguales. Lo que nos interesa es la música en general. Me gusta toda la música, escucho todo, a los chicos que hacen trap, rap, rock, cumbia. Hay muchos que me gustan mucho. Soy bastante investigadora, mucho menos en el folclore, que es mi género si nos ponemos a pensar, porque muy pocos de los nuevos intérpretes del folclore lo respetan cómo se debe. Entonces, trato de no escucharlos para que no me hieran. Debo reconocer que los Farias Gómez, particularmente mi hermano Chango, fuimos los revolucionarios del folclore. No es que no nos interesa que se reproduzca, que se hagan las cosas según la época en que uno vive, sino que se respeten los ritmos básicos, el género en sí. La música nuestra es muy profunda. Chango llegó al folclore como un tipo al que todos le decían que estaba loco, sin embargo, hoy es un clásico, ¿por qué?, porque el sabor argentino estaba. Últimamente, eso falta mucho, salvo en contadísimas excepciones, si es que hay alguna.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry a las cantantes Marián Farías Gómez y Patricia Malanca en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *