Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

3 julio, 2020

“Nací ciego y pobre, pero con un sueño que era jugar al fútbol y lo pude lograr”

“Ser abanderado en los Juegos Paralímpicos te lleva un poco a los héroes del país que dieron lo mejor de sí para conquistar la independencia. Me sentí parte de todo eso: un héroe”, afirma el capitán de los Murciélagos, Silvio Velo, en “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Y lo es. A sus 49 años no sólo ha llevado dos veces la insignia patria al frente de la delegación nacional, sino que, además, es considerado el mejor jugador del mundo de fútbol para ciegos y el goleador de la selección desde hace años.
“Me gustaría ser un entrenador de la vida y enseñarle a la gente que siempre tiene que dar el 101% para lograr lo que sueñan. Muchas veces las personas tienen un sueño y piensan: esto no es para mí. Quiero mostrarles que cualquiera lo puede logar con compromiso – resalta -. Siempre me fijo un objetivo y me pongo a trabajar para poder lograrlo, aunque sé que no va a ser fácil y me voy a encontrar con un montón de obstáculos. El día que no tenga sueños va a ser muy difícil mi vida”.
Así lo hizo siempre, desde su infancia cuando jugaba al fútbol con sus hermanos pese a ser ciego y soñaba con hacerlo en un equipo, sin siquiera saber que existía una pelota con sonido. Por eso, su vida cambió para siempre cuando lo descubrió en el colegio Román Rosell, en San Isidro, en el que cursó como pupilo ya que su familia vivía en San Pedro.
“Para mí, fue un quiebre, una bisagra en mi vida porque allí escuché la pelota por primera vez y descubrí que iba a ser futbolista. Vengo de una familia muy humilde y mis papás me veían cuando podían juntar plata para visitarme o a buscarme. Siempre valoro eso – destaca -. Mis padres siempre priorizaron mi educación. Seguramente, se fueron con los ojos llenos de lágrimas porque estaban dejando a un hijo en un lugar que no conocían. A los 10 años, me fui a vivir solo, porque en el colegio había gente preparada, pero no estaba mi mamá cuando me golpeaba para hacerme unos mimos ni mi padre para protegerme”.
Desde ese entonces, se puso como meta ser jugador y no paró hasta conseguirlo. River Plate le abrió la posibilidad de hacerlo, aunque para eso debía entrenar y trabajar al mismo tiempo ya que tenía que mantener a la familia que ya había conformado.
“Fui empleado del Estado y en su momento era vendedor ambulante. Muchas veces, la situación era complicada y fui a vender lapiceras al tren o latitas de gaseosas en algunos puntos del Gran Buenos Aires – señala -. Nunca perdí el foco del fútbol, porque esto es lo mío y tenía el sueño desde muy chico. Nací ciego y pobre, pero con un sueño que era jugar al fútbol y lo pude lograr”.
Nunca bajó los brazos y menos ahora que se encuentra cerca del retiro. Sin embargo, se entrena el doble que antes para no dar ventaja frente a los jugadores más jóvenes que podrían, incluso, ser sus hijos, con el objetivo de ganar los Juegos Paralímpicos el próximo año.
“Ahora, entreno mucho más de lo que lo hacía hace unos años, porque antes con el talento y la juventud alcanzaba. Compito con más jóvenes y me tengo que esforzar mucho más – concluye -. Con los Murciélagos, nos entrenamos todos juntos vía Zoom, como si estuviéramos en el CENARD y esperamos el momento para poder hacerlo como antes. Sueño con colgarme la medalla de oro y estoy preparando para lograrlo en Tokio 2021”.
Silvio Velo comenzó su carrera en River Plate pero actualmente juega en Boca Juniors. En 1991, fue designado capitán de la Selección nacional de Fútbol para Ciegos y ha escrito su autobiografía “Cuando hay voluntad, hay mil maneras”.
A lo largo de su carrera, fue subcampeón (1997 y 2001) y campeón (1999 y 2005) en la Copa América, subcampeón (1998 y 2000) y campeón (2002 y 2006) Mundial. Además, obtuvo el Preolímpico 2003, el subcampeonato de la Copa IBSA en 2004, la medalla de plata (2004) y la de bronce (2008) en los Juegos Paralímpicos y el subcampeonato en los Parapanamericano (2007 y 2011).
A su vez, ha sido varias veces goleador de campeonatos nacionales y la Selección Nacional desde 1997. Por eso, recibió cuatro premios Jorge Newbery, seis veces el de Revelación Deportistas Destacados Premios Clarín y el Konex 2011.
Además, fue abanderado en los Juegos Paralímpicos 2004 y 2008 y nombrado personaje del Bicentenario por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Presidencia de la Nación en 2010.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al capitán de los Murciélagos, Silvio Velo, en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Mdios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *