Hernán Dobry

Historias y noticias

9 mayo, 2018

“Néstor Kirchner era un rentista, de comprar ladrillos y vivir de la renta, por eso no creía en la innovación”

“Los empresarios durante el gobierno anterior éramos enemigos a los que había que derrotar. Primero extraerles todo el dinero posible y después derrotarlos”, afirma el empresario y músico Gustavo Grobocopatel en el programa “Voces y memorias”, conducido por el periodista Hernán Dobry en Eco Medios AM 1220 Mhz.
Según el presidente de Los Grobo, la administración de Cristina Kirchner sólo “creía en los empresarios amigos y que la política podía manejar las compañías”, por lo que tomó medidas para controlarlas, algo que aprendió de la forma de hacer política de su esposo.
“Néstor Kirchner era un rentista, de comprar ladrillos y vivir de la renta, por eso no creía en la innovación. Tomaba decisiones de Estado desde esa posición y formación que tenía”, afirma Grobocopatel.
Según el llamado “rey de la soja”, esta situación cambió a partir del 10 de diciembre de 2015, con la asunción de Mauricio Macri, ya que ha tomado medidas para retomar la confianza en el mundo de los negocios y, en especial, en el campo.
“Este gobierno que entiende al mundo empresarial y se ha puesto como objetivo que todas las modificaciones que hay que hacer no las paguen los pobres. Los está protegiendo mucho más, al revés de lo que se podía pensar – resalta. – Hay una cuenta que la estamos pagando los empresarios, y la sociedad lo tiene que saber y aceptar”.
Pese a ser uno de los emprendedores más poderosos del sector agropecuario argentino, Grobocopatel considera un fracaso que su compañía no haya logrado penetrar las fronteras de más países. “A esta altura pensaba que iba a tener una multinacional y no lo pude lograr. Me hubiera gustado”, resalta.
Pese a esto, es reconocido en el mundo de los negocios como un innovador por la implementación de la tecnología que llevó a cabo en el negocio del campo, algo que pocos habían implementado intensivamente antes de su desembarco en el sector. Ese es su sello y una característica que considera como una de las más importantes para profundizar en el futuro.
“Innovar es una actitud frente a la vida, no es un trabajo en sí mismo. Es tratar de hacer nuevas cosas, o las mismas de forma diferente, vinculadas con la eficiencia y a la búsqueda de mejor calidad de vida – concluye -. En este mundo, es fundamental para poder sostenerte, porque cambia todo tan rápido, por lo que hay que pensar cómo hago esto de otra manera”.
Gustavo Grobocopatel nació en la localidad bonaerense de Carlos Casares y es ingeniero agrónomo con un posgrado en los Estados Unidos. Su abuelo y bisabuelo eran rusos y se instalaron en la Colonia Mauricio, fundada por la Jewish Colonization Association en 1912.
En 1984, fundó Los Grobo y actualmente es el primer productor de trigo del país y el segundo de soja. En paralelo con sus negocios, se dedica a su otra gran pasión: la música, done formó el trío folclórico Cruz del sur, junto a José Félix Bose y Héctor Llanos.
Con el grupo, lleva publicado tres álbumes: “Paisajes”, en 1997, “Pampa”, en 2002, y “Música argentina”, en 2017.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al empresario y músico Gustavo Grobocopatel en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 Mhz los martes a las 20, hacer clic en el banner.