Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

13 julio, 2020

“No hice un álbum para que pudieran ponerlo en una categoría sino música instrumental”

David Broza ha vuelto a sorprender al mundo. El cantautor israelí estará lanzando en septiembre su nuevo álbum, Casa Limón, con el que espera dejar boquiabierto a sus seguidores ya que, por primera vez en su carrera, será completamente instrumental y su guitarra se transformará en la protagonista principal en lugar de su voz.
En una entrevista exclusiva con el programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, el músico reflexiona sobre cómo fue el proceso de composición y grabación del disco.

Hernán Dobry (HD) En medio de esta pandemia, estás con una novedad, lanzar un disco nuevo cuando pocos artistas se atreven. Pero no sólo es novedoso hacerlo en medio de la cuarentena sino también para tu propia carrera porque se trata de un álbum totalmente instrumental, algo que hasta el momento es un rubro en el que no habías experimentado ¿Cómo surge este Casa limón que saldrá pronto al mercado?
David Broza (DB): Es el primer álbum en mi carrera que no canto ni una palabra. Se va a editar a finales de septiembre. Vivo la mitad del tiempo en los Estados Unidos y la otra mitad en Israel. Mi casa está en Tel Aviv. Tengo mucha carrera aquí también, en los Estados Unidos. Les estoy hablando desde Nueva York donde estoy en cuarentena desde hace noventa días. Con toda la carrera que tengo, cuento con relaciones con mucha gente en la industria de la música. Hace tres años me llamó el presidente de un sello muy conocido y me dijo: “¿Tienes temas instrumentales?” No. “Creo que eres un guitarrista desconocido como instrumentista, te conocen todos como cantautor o cantante, pero me gustaría tener un álbum tuyo instrumental para nuestra compañía BMG”. Él está en un sello dentro de BMG que se llama S-Curve. Su nombre es Steve Greemberg y es muy conocido por muchos éxitos que ha tenido en casi cuarenta años de carrera. Le dije: no tengo nada, pero te llamaré en cuanto los tenga, porque debo componerlos. Me costó más de un año hacerlo, porque es otra disciplina, otra manera de jugar con la música. Cuando tengo letras o ideas de cantar alguna canción que después voy a componer la letra o buscar un poema de Yehonatan Geffen o Meir Ariel en hebreo o Javier Ruibal o hasta cuando trabajo con Jorge Drexler, hacemos primero la letra y, después, la música. Es otro tipo de disciplina. Aquí, tenía que componer música que yo mismo iba a querer escucharla y contarla. Entonces, tardé mucho tiempo. Cuando llamé a Steve Greemberg, me dijo: “Esto fue hace un año y pico, y ahora no tengo el presupuesto, hemos gastado todo y hablemos en otro momento. Mándame los temas”. Se los mandé y me respondió que quedábamos en contacto. Pasaron como dos años y medio y le pregunté si estaba interesado y me dijo que sí, pero que no sabía si tenía el presupuesto. Llamé a Javier Limón, el gran productor que trabajaba con Paco de Lucía y muchos músicos flamencos. Había hecho un álbum con él en los años 2003. Lo llevé a Jerusalén Oriental y grabamos un disco que se llamó Parking completo, que fue muy precioso y bonito. Desde entonces, no hemos trabajado juntos, entonces cuando me decidí que ya era el tiempo de hacer el álbum, con compañía o sin ella, sea lo que sea, le escribí y le dije: BMG están muy interesados en este disco, ¿te interesa hacer la producción conmigo? Dos minutos después me respondió que sí, que estaba en Cuba, pero me llamaba en un par de días. Lo hizo y me dijo cuándo quería hacerlo. Cuando tengas tiempo. Fui a verle, él ahora vive en Boston, le toqué los temas, le encantaron y definimos una fecha, esto fue en abril, hace un año y quedamos grabar en julio en su estudio en Madrid y lo hicimos en cuatro, cinco días. Fui muy bien preparado, porque no me considero un guitarrista, toco muy bien, me acompaño a mí mismo, pero no soy guitarrista. Nadie me llama para decirme: ven conmigo a tocar la guitarra. Siempre si voy a hacer colaboraciones es cantante, tocando un poco. Me preparé mucho, durante tres o cuatro meses, me senté ocho horas diarias tocando. Ahora, me quedo cinco o seis para mantener el nivel. Es otra cosa. Tocando solamente la guitarra, no estoy improvisando, sino que he compuesto temas. El primero que salió es Tears to Barcelona, luego hicimos un remix que hice con un DJ y el segundo single es Guitar Confessions.

Mario Dobry (MD): Estuve escuchando Tears to Barcelona, me resultó muy bello y cálido. En su cadencia tiene mucha calidez y eso es muy interesante y bueno para la música. Cuando componés para guitarra, ¿la tendencia tiene que ver con lo que fluye del patrimonio cultural de Israel, del español o con el jazz latino de los Estados Unidos? ¿Qué cosa se mete en esa personalidad tan endemoniada como la tuya?
DB: No tengo idea. Pero es algo de todo. Eso es lo que le fascinó a Javier Limón. Cada tema tiene su estilo: uno es un poco más country, más jazz, al flamenco, al folclore israelí o lo que es Tears to Barcelona que es un adagio clásico que no pertenece a la música que yo canto sino a la clásica y para mí fue curioso. No hice un álbum para que pudieran ponerlo en una categoría sino música instrumental. Ahora aparece en muchos playlist de Itunes, de Apple Music o Spotify en flamenco, en jazz y es el primer tema que sale. El álbum saldrá en unos meses, tenemos que promocionarlo mucho y a ver adónde va y adónde queda, pero este siempre ha sido, no sé si una ventaja o desventaja, pero en los Estados Unidos nunca han sabido cómo categorizarme. El primer ejecutivo que me dio un contrato en los Estados Unidos me dijo: “Tu eres único y eso no es un problema, sino una cosa muy bella y tienes que apreciarlo. Acá van a tener muchos problemas con esto”. Y tenía razón. Ahora es mejor, pero en los años ’80, ’90 los músicos que vinieron de todo el mundo pasaron momentos muy difíciles para penetrar en el mercado porque tenías que ser o rock o pop o folk o jazz, y no podías ser ecléctico, algo que no tuviera categoría. Como mi música era en hebreo, en inglés y castellano y tenía la guitarra española, aunque toco con la energía de un rockero, no sabían a qué radio mandarlo, qué estilo era. Es estilo Brozeño, es Broza.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry al cantautor David Broza en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *