Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

14 mayo, 2020

“No pienso en el retiro, porque me siento bárbaro”

“Cometí todos los errores sobre la marcha y aprendí de ellos. Como no tuve esa formación académica, fui afortunado de contar con muchos espejos importantes”, afirma el periodista Walter Nelson en el programa “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Es que el relato uruguayo se hizo de abajo, en la calle, en las canchas fútbol, los rings de boxeo y las tribunas de los estadios, pero por sobre todo trabajando en todo lo que pudo hasta poder alcanzar su gran pasión: los medios.
“Me gané la plata de muy pibe, haciendo de todo: repartí diarios, limpié pisos, cadete de fábrica de pastas y de una casa de decoraciones. Podría haberme quedado como operador de cambio y ganado fortunas, pero mi pasión era el periodismo – destaca -. Me sirvió el ir tantos años a la Popular, porque cuando empecé a relatar recordaba las expresiones que escuchaba cuando era pibe, sin caer en lo burdo, chabacano y maleducado”.
Desde chico practicó deportes porque su madre pensaba que era tenía problemas de salud porque era tan flaco. Hizo las inferiores en varios clubes y entrenó boxeo, pasión a la que lo acercó su padre y que nunca más abandonó.
“El fútbol y el boxeo forman parte de mi vida. A los trece años jugaba en la novena de Huracán y me iba dos veces por semana entrenar boxeo en el gimnasio de arriba. A mi viejo, le hubiera gustado que siguiera la carrera de boxeador, pero nunca me lo dijo. Cuando estaba en Atlanta, quería ser futbolista, pero murió mi papá y no te pagaban”, recuerda.
Desde joven se mantuvo por su cuenta, por lo que trabajó en toda clase de profesiones hasta que descubrió que su pasión era el periodismo deportivo. Sin embargo, nunca dejó de jugar en todos los equipos que pudo, como en el de Entel, cuando era empleado de la empresa telefónica estatal.
“Nunca me gustó pedirles plata a mis viejos porque sé lo que se sacrificaron, sobre todo mi mamá, por eso siempre fui independiente. Nunca soñé ni me fijé objetivos. Lo mío se fue dando inconscientemente y se fue desencadenando y desarrollando hasta que me di cuenta de que mi pasión era el periodismo”, resalta.
Una vez que entró en ese mundo, nunca más lo abandonó. Se fue formando sobre la marcha, aprendiendo con los principales referentes de la radio y la televisión argentina, con los que tuvo la posibilidad de compartir micrófono.
“Trabajé con Osvaldo Caffarelli, Horacio García Blanco, Héctor Larrea, Antonio Carrizo. Si no aprendías con esa gente…me daban el ejemplo escuchándolos – señala -. García Blanco me dijo: ‘Nene, cuanto menos hablés, menos te vas a equivocar. Frases cortas, concepto, poder de síntesis. Solito vas a tomar confianza y vas a desarrollar’”.
A esto, le sumó el esfuerzo por mejorar cada día en su trabajo, mantenerse siempre informado viendo y escuchando todos los partidos y peleas posibles y leyendo todo lo que tuviera que ver con su profesión.
“Veo mucho fútbol de ascenso que me permite conocer a jugadores que después son figuras en primera. Trato de superarme de una transmisión a la otra, cada vez más, a pesar de que tengo 47 años de periodista. Soy muy autocrítico y, si hay cosas que no hago bien, me las marcan en mi casa, que es muy futbolera”, explica.
Eso lo mantiene activo y con ganas de seguir creciendo y mejorando. Lejos quedó la idea de abandonar los micrófonos que se le cruzó por la cabeza, cansado de los viajes, allá por 2010, cuando regresó de Johannesburgo.
“El relator es más intuitivo que inteligente y si jugaste al fútbol mucho más. Si conocés las características de los futbolistas, de acuerdo al partido que vas, estás atento y sabés lo que puede llegar a hacer cada uno. Lo esencial no es estar detrás de la pelota sino intuir lo que puede pasar tres o cuatro segundo después de acuerdo al desarrollo, la circunstancia y el jugador – concluye -. No pienso en el retiro, porque me siento bárbaro. Después del mundial de Sudáfrica lo analicé, pero lo hablé en casa y me sacaron corriendo, sobre todo mi hija. El día que me dé cuenta de que estoy lento, que le entro a errar a los jugadores, me voy a ir solito”.
Walter Nelson nació en Uruguay y se crió en Avellaneda donde hizo toda su carrera. Jugó en las inferiores de Huracán y Atlanta y luego trabajó en ENTel, como cadete, empleado de limpieza, administrativo, en disquerías, como operador en casas de cambio, vendedor de bijouiterie, socio en una agencia de publicidad y en un restaurante.
Sus comienzos en los medios fueron en 1978 en LT 36 Radio Chacabuco. Entre 1994 y 2017, condujo “Boxeo de Primera”, “Golpe a Golpe”, en TyC Sports y, en 2008, “Abran Cancha”, junto a Diego Díaz.
Desde 2012, trabaja en Radio La Red y, durante 2016, relató partidos de primera en “Fútbol para Todos” para América TV. En paralelo, se desempeña como profesor en la carrera de Periodismo de la Universidad de Palermo.
El año pasado, publicó su autobiografía “Tatán, tatán: mis tres pasiones: fútbol, boxeo y periodismo”, donde cuenta su trayectoria profesional que lo llevó a cubrir eventos deportivos en todo el mundo.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al periodista Walter Nelson en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *