Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

30 octubre, 2020

“No soy lo suficientemente prolífico como para andar sacando un disco cada dos años”

“Cuando salió ‘Tiempos difíciles’, manejaba una ambulancia y, desde allí, más o menos empecé a dedicarme a la música con seriedad y mucho trabajo, Se podría decir que no distraje nunca más los esfuerzos de ese terreno, un proyecto que siguió y sigue hasta ahora”, afirma el cantautor Jorge Fandermole en “Voces y memorias” por Eco Medio AM 1220.
No sólo nunca más abandonó este rumbo, sino que desde 1983 se ha convertido en uno de los compositores más importantes de la música popular argentina, dueño de una poesía de alto vuelo y una experimentación constante en el folclore argentino.
“En principio, creo que fue un azar muy afortunado porque muchas veces las cosas que uno termina siendo no son necesariamente aquellas palabras que uno estuvo originariamente proyectando. El lenguaje artístico venía desarrollándose desde chico, porque fue ganando espacio todo el cancionero al cual me fueron induciendo mi papá, mi primer maestro de guitarra, los coros en los que participé y los proyectos en los que estuve metido, experimentales, vocales, instrumentales y creativos – explica – Con el tiempo, fui pasando por diferentes proyectos de vida hasta que, finalmente, a principios de los ’80, lo musical y lo artístico un poco fue ganando terreno por sobre las otras cosas. He sido muy afortunado porque es el modo en que he podido acceder a un lenguaje que me permite entender, comprender el mundo y expresarlo de alguna manera”.
Si bien la música fue siempre su gran pasión, optó por estudiar ingeniería agropecuaria en Rosario, carrea en la que se recibió, pero sólo ejerció brevemente apenas terminada la universidad.
“Si bien lo musical fue siempre para mí una forma de expresión, estudié otra carrera. Agradezco mucho esa posibilidad de haber estudiado en la universidad, porque me brindó algún tipo de formas de acceso al conocimiento y ciertas visiones de saberes que de otra manera no habría tenido si me hubiese dedicado estrictamente al lenguaje artístico. No siempre adonde uno apunta es que es aquello en que finalmente termina resolviendo – destaca -. Por circunstancias históricas, las oportunidades fueron dándose y tienen que ver concretamente con la aparición o emergencia de esa Trova Rosarina, porque ahí aparecieron las posibilidades para muchos de nosotros, que en otro momento de no haberse dado esas circunstancias no habrían sido evaluadas como caminos posibles”.
Tampoco, quizás, tuvo en mente la alternativa de convertirse en uno de los más importantes compositores de la música popular argentina de la actualidad, cuyas canciones han sido interpretadas por cantantes como Mercedes Sosa, Silvina Garré, Juan Carlos Baglietto, Ana Belén, Liliana Herrero, entre otros.
A la hora de componer, “intentó ingresar por aspectos diferentes, porque estoy convencido de que cualquiera de los dos lenguajes, tanto el musical como el verbal, de alguna manera, implica una prioridad a la que después hay que atenerse. Así pasa con todos los aspectos del lenguaje, como cuando uno elige una rítmica determinada o un tipo de compás o un patrón rítmico. Eso influye fuertemente en el modo en que se va a desarrollar la composición – detalla -. La hipótesis sería que si uno tuviera un manejo completo de cualquiera de los aspectos podría ingresar con total libertad por cualquier lugar y momento. Esa presunta libertad con la que uno se maneja no es tal porque uno no tiene un manejo total de todos los aspectos del lenguaje. Me gusta, en todo caso, ingresar por diferentes lugares porque te da la posibilidad de investigar distintas posibilidades”.
Pese a esta versatilidad que ha mostrado para la composición a lo largo de su carrera, ha sido poco prolífico a la hora de grabar discos, al punto de que tiene siete editados desde que comenzó en Rosario allá por 1983..
“Voy juntando material nuevo y tratando de registrarlo, arreglarlo y armarlo y cuando tengo un repertorio de canciones que me parecen que están bien terminadas, que sirven y pasaron un periodo y sigo queriendo cantarlas, en ese momento las grabó. No soy lo suficientemente prolífico como para andar sacando un disco cada dos años – concluye -. Hay muchas cosas que las hago en un momento y, después, no me gustan y las tiro o las dejo, las abandono. No ha sido una no ha sido una mala elección. Prefiero ser más selectivo. Por otro lado, no he sabido cómo abordar repertorios de otros creadores. Lo que puedo ir aportando es lo que voy haciendo y escribiendo y de lo que va quedando voy grabando los discos. Entonces, tardo mucho tiempo entre uno y otro”.
Jorge Fandermole nació en Pueblo Andino y en los ‘70 se mudó a Rosario, donde, unos años después, formó parte de la Trova Rosarina. En 1982, comenzó a actuar como solista, cantando sus propias canciones.
Cinco años después, conformó un cuarteto junto a Lucho González, Iván Tarabelli y Juancho Perone. A lo largo de su carrera, llevó adelante diferentes proyectos como los que realizó con Adrián Abonizio, Rubén Goldín, Carlos Aguirre, con el Trío de Guitarras de Rosario y con los Rosarinos
En 1988, fundó junto a otros músicos la Escuela de Músicos de Rosario, basado en las expresiones populares. Sus canciones han sido interpretadas por Juan Carlos Baglietto, Ana Belén, Guadalupe Farías Gómez, Silvina Garré, Liliana Herrero, Silvia Iriondo, Juan Quintero, Suna Rocha, Mercedes Sosa, entre otros,
Entre los años 1994 y 1996, fue director del Área de Cultura de la Secretaría de Cultura, Educación y Turismo de la Municipalidad de Rosario y, además, participó de la creación del sello discográfico Ediciones Musicales Rosarinas.
A lo largo de su carrera grabó álbumes como “Pájaros de fin de invierno”, “Tierra, sangre y agua”, “Primer toque”, “Mitologías”, “Los trabajos y los días”, “Rosarinos”, “Navega”, “Pequeños mundos” y “Fander”.
Recibió numerosos galardones como el diploma al mérito de la Fundación Konex, el Konex de Platino, el Gardel, al Mejor Disco de Folklore Alternativo y el Gran Premio al Músico 2019 del Fondo Nacional de las Artes.
La Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe lo declaró Intérprete destacado de la provincia y la ciudad de Rosario lo nombró embajador cultural de la Red de Mercociudades junto a Liliana Herrero y Patricia Suárez.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al cantautor Jorge Fandermole en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, hacer clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *