Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

5 septiembre, 2017

Pampa Energía planea emitir un bono convertible en ADR por U$S 500m para financiar sus plantas de ciclo combinado.

Pampa Energía planea emitir hasta 500 millones de dólares en un bono convertible en ADR en el cuarto trimestre de 2017 para financiar la construcción de las centrales de cogeneración y ciclo combinado que presentó en la última licitación y otros proyectos, afirman cuatro fuentes cercanas al negocio.

La compañía aguarda la finalización de los trámites administrativos en la Comisión Nacional de Valores (CNV) y la recuperación del precio de sus acciones al mismo nivel que tenían antes de las PASO para volver a los mercados internacionales, dice la primera fuente.

Su directorio fijó en 60 dólares por ADR la valuación mínima de mercado para lanzar la operación. Sus ADRs se negocian actualmente a 62,60 dólares cada uno en la Bolsa de Nueva York.

La transacción no se realizará hasta que no se conozca el resultado de la licitación de cierre de ciclo y cogeneración y hasta que no hayan pasado las elecciones, afirma una segunda fuente. Los ganadores serán anunciados el 22 de septiembre y los comicios se llevarán a cabo el 22 de octubre.

La operación será manejada por Citigroup, Bank of America Merrill Lynch y JP Morgan y dependerá de las condiciones del mercado. El directorio de la compañía aprobó la emisión el 26 de junio como parte de su programa de deuda por 2.000 millones de dólares.

En junio, Pampa Energía pospuso la emisión de 250 millones de dólares (expandibles a 500 millones) de bonos peso-link Clase 2 debido a la incertidumbre sobre la valuación del dólar, la inflación y las tasas de interés en el país. Citigroup, Bank of America Merrill Lynch, Santander y Credit Agricole habían sido seleccionados para manejar la transacción junto a bancos locales.

En paralelo, la empresa obtuvo un préstamo de 55 millones de dólares de Finnvera, la ECA finesa, para financiar la construcción de su planta Piedra Buena de 100 MW. Wärtsilä fue seleccionada para proveerle 17 turbinas 50DF de 17 MW cada una para el proyecto que está siendo construido en la provincia de Buenos Aires y que obtuvo un contrato de 10 años de 40-45 dólares por MW en 2016.

La compañía presentó tres propuestas por 492 MW para convertir dos plantas térmicas en ciclo combinado y para construir una nueva central de cogeneración en la licitación de julio. Dos de ellos calificaron y el tercero fue rechazado, según documentos de CAMMESA.

De ser adjudicados ambos proyectos precisarán una inversión total de 300 millones de dólares, afirma la primera fuente. El dinero no será necesario hasta antes del primer trimestre de 2018 cuando se inicien los trabajos, sostiene una fuente de la industria.

Pampa Energía ofreció potenciar su turbina SGT5-2000E Siemens de 165 MW a 180 MW en su central térmica Genlba, instalar una nueva de 180 MW y, luego, convertir ambas en un ciclo combinado para generar un total de 540 MW. Actualmente, la planta provee a la red de 660 MW con dos turbinas Siemens 1SGT5-4000 y una de vapor.

El segundo proyecto propone convertir su turbina GE LMS100 Aeroderivative de 105 MW en su planta Loma de la Lata en un ciclo combinado de 143 MW. El proceso sólo sumará 38 MW debido a la “muy buena eficiencia” que tiene. Actualmente, su capacidad instalada es de 645 MW, generados con un ciclo combinado de 540 MW (tres turbinas de 125 MW y una Siemens SST 900 de 165 MW).

Finalmente, Pampa Energía ofreció construir una planta de cogeneración de 93 MW en Puerto General San Martín, en la provincia de Santa Fe, para suministrarle de vapor a su polo petroquímico, pero no calificó en la licitación.

La empresa está analizando alternativas para los proveedores, afirma la primera fuente. Actualmente, Loma de la Lata cuenta con turbinas Siemens y GE mientras que Genelba y Central Térmica Pilar operan con Wärtsilä.

www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *