Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

16 enero, 2018

Pampa Energía vende una petrolera y áreas de exploración a Vista Oil & Gas

Pampa Energía vendió su participación en su unidad Petrolera Entre Lomas (PELSA) y en diversas áreas hidrocarburíferas en las provincias de Neuquén, Río Negro y La Pampa a Vista Oil & Gas, la compañía del ex titular de YPF, Miguel Galuccio, en 360 millones de dólares.
La transacción incluyó el 58,88% de participación que la firma de Marcelo Mindlin tenía en PELSA y el 3,85% en las áreas Entre Lomas, en Río Negro, Bajada del Palo y Agua Amarga, en Neuquén. A su vez, se desprendió del 100% que contaba en los bloques Medanito, en Río Negro, y Jagüel de los Machos, en La Pampa.
Si bien la venta ya fue acordada entre ambas partes, aún debe ser aprobada por la asamblea de accionistas Vista Oil & Gas. La operación forma parte del plan de Pampa Energía de focalizarse en la generación eléctrica, la exploración y producción de gas, especialmente en no convencionales (shale y tight gas) y en el desarrollo de sus empresas de servicio público.
Este programa, que incluye el desprenderse de varios de los activos recibidos como parte de la adquisición de Petrobras Argentina, ya había comenzado el 7 de diciembre cuando se vendió sus activos de refinación y distribución a la holandesa Trafigura
La operación valuada en 90 millones de dólares incluyó la cesión de su planta de refinación Ricardo Eliçabe, en Bahía Blanca, la de lubricantes, en Avellaneda, la de recepción y despacho, en Caleta Paula, y la red de distribución de combustibles.
De esta forma, Pampa Energía sólo se quedó con la terminal de almacenamiento de Dock Sud, por la utilidad estratégica y operativa que representa, y la participación que tiene en Refinería del Norte.
La compañía planea usar estos fondos para financiar la construcción de una de sus plantas de generación eléctrica y la exploración y producción de gas y, de esta forma, remplazó su plan emitir hasta 500 millones de dólares en un bono convertible en ADRs.
Su directorio había fijado el 26 de junio en 60 dólares por ADR la valuación mínima de mercado para lanzar la operación. Sus ADRs se negocian actualmente a 71,65 dólares cada uno en la Bolsa de Nueva York. La operación iba a ser manejada por Citigroup, Bank of America Merrill Lynch y JP Morgan.
En junio del año pasado, Pampa Energía ya había pospuesto la emisión de 250 millones de dólares (expandibles a 500 millones) de bonos peso-link Clase 2 debido a la incertidumbre sobre la valuación del dólar, la inflación y las tasas de interés en el país. En ese caso, Citigroup, Bank of America Merrill Lynch, Santander y Credit Agricole habían sido seleccionados para comandar la transacción junto a bancos locales.
La compañía obtuvo en octubre un contrato de 15 años para el cierre de ciclo de su planta Genelba, en la provincia de Buenos Aires. De esta forma, la firma adicionará 370 MW a los 825 MW que genera actualmente la central. Para su construcción, precisaría cerca de 500 millones de dólares.
Por otra parte, Pampa Energía fue adjudicada con un contrato de exploración del área Las Tacanas Norte, en Vaca Muerta, en la licitación que realizó Gas y Petróleo de Neuquén (GyP), por la que ofertó 207 millones de dólares.
Esta concesión es lindante al área El Mangrullo que actualmente opera la compañía en la región y se suma a las de Sierra Chata, Río Neuquén, Rincón del Mangrullo y Parva Negra, entre otras, en las que produce gas natural.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *