Hernán Dobry

Historias y noticias

Prensa

2 septiembre, 2013

Resistencia silenciosa.

Muchos golpearon las puertas de los cuarteles, pero luego escondieron sus manos. Llenaron la Plaza por “la gesta” de Malvinas, pero luego clamaron “por los chicos”. Callaron sobre los desaparecidos y trataron de “locas” a las Madres, pero hoy se adjudican roles tan heroicos como falsos. Pero lo más perverso de todo, sin embargo, es que durante esa cínica metamorfosis muchos que sí se jugaron la vida durante aquellos años quedaron eclipsados. Ninguneados. Y eso viene a revertir, al menos en parte, el último libro del periodista Hernán Dobry, según señala una nota publicada por el suplemento Adn cultura del diario La Nación.

Titulado Los judíos y la dictadura, el estupendo libro de Dobry anticipa desde su subtítulo que se centra en “los desaparecidos, el antisemitismo y la resistencia” de aquellos años. Pero, narra, en particular, la historia hasta ahora silenciada de un periodista, Herman Schiller, y el periódico comunitario que dirigió, Nueva Presencia, desde el que denunció lo que tantos callaban.

“Tanto el periódico como Schiller se han convertido en los primeros desaparecidos del ‘relato’ sobre el rol de los medios de comunicación durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional”, remarca Dobry en el despuntar del libro, en el que también honra la labor de una promisoria investigadora, Gabriela Lotersztain, ya fallecida, pero que llegó a publicar su obra Los judíos bajo el terror 1976 -1983.

En capítulos cortos, bien escritos y documentados, Dobry expone la controvertida actuación de muchos líderes de la comunidad judía durante aquellos años negros. En particular de los dirigentes de la DAIA. Algunos, como Schiller, son sus críticos acérrimos; otros los defienden. Pero el autor – profesor además en la Universidades de Palermo y en la Universidad Abierta Interamericana–, tras investigar lo ocurrido, lo publicado (y lo callado), y abrevar en numerosas entrevistas y fuentes documentales, llega a una conclusión tan sencilla como incómoda: “Ninguna de estas dos vertientes falta a la verdad, pero cada uno la acentúa a su manera”, explica.

Así, Dobry revela que muchos dirigentes de la comunidad judía optaron por el silencio. O peor, aprovecharon la oportunidad para negocios propios. Pero algunos, por el contrario, impulsaron una “diplomacia silenciosa”, y hubo otros, muy pocos, que levantaron la voz y actuaron.

Los judíos y la dictadura es el tercer libro de Dobry, quien anteriormente había publicado “Los rabinos de Malvinas: La comunidad judía argentina, la guerra del Atlántico Sur y el antisemitismo” (Vergara) en 2012 y “Operación Israel: El rearme argentino durante la dictadura (1976-1983) (Lumiere) en 2011.

Para leer la nota completa del suplemento Adn cultura del diario La Nación hacer clic aquí.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *