Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

12 octubre, 2020

“Ser hacedor de canciones es un oficio altruista y desinteresado”

Escribir poesía o una letra es un arte que pocos suelen abordar con presteza y calidad artística. Alejandro Szwarcman es uno ellos, al punto de que no sólo lo hace en castellano, sino que, también ha logrado esa misma versatilidad en ruso.
Algunos de sus versos se han convertido en tangos, que han sido interpretados por Rubén Juárez, José Ángel Trelles, María Graña, Néstor Fabián y Sandra Luna, entre otros. Incluso, él mismo le ha compuesto la música e interpretado, en su doble función de escritor y cantautor.
En una entrevista exclusiva con el programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, el poeta y letrista Alejandro Szwarcman repasa su carrera y explica cómo trabaja sus poemas y canciones.

Hernán Dobry (HD): ¿Cómo te gusta definirte?
Alejandro Szwarcman (AS): Tal vez como hacedor de canciones. Me parece que es un oficio digno y, en cierto punto, altruista porque, como bien repetía el maestro Yupanqui, Manuel Machado y Nicolás Guillén es un oficio anónimo, porque una vez que la canción se hace popular, si es que uno tiene la suerte de escribir algo que se haga popular y masivo, el nombre del autor pasa automáticamente al anonimato. ¿A quién le importa el nombre y el apellido de algo que se convierte en vox populi, en la voz del pueblo, algo que va pasando de boca en boca? Diría un oficio altruista y desinteresado. No es poco, quizá, no sea tan excelso como el oficio de escritor de novelas o de cuentos o poetas de otro tipo de linaje. Hacedor de canciones no está mal.

Mario Dobry (MD): ¿Qué diferencia hay entre el letrista y el poeta?
AS: Un concepto podría incluir al otro y no. Primero, la poesía es un concepto universal, está en todos los géneros de la literatura, no solamente en el poema. Hay narrativas que son poéticas, por el estilo. Si querés, el término se hace un poco más laxo y extenso si lo llevamos a las otras artes. Podríamos decir que todo lo que sea figurativo es poético, de una manera si se quiere un poco caprichosa. Las herramientas y el lenguaje poético pueden estar incluidos en una canción como no. Puede que una letra sea puramente descriptiva, festiva, picaresca, romántica y otros etcéteras y no necesariamente poética, aunque si es poética mejor. Esto es como decía el maestro Urruchua, el pintor: “El artista no tiene que sufrir, pero si sufre mejor”.

MD: Estaba leyendo tu poemario con la Octava sinfonía de Schubert de fondo, y sentía que eras romántico ¿Lo sos?
AS: Como diría Tangalanga: “¿En qué sentido me lo dice?”. Los románticos tienen muchas acepciones. Estamos hablando de un personaje del siglo XIX ¿eso es? Todos tenemos algo de eso por haber nacido, por lo menos los que estamos hablando ahora acá, algo de ese vacío existencial del propio siglo XX, lo que no tiene nada que ver con el XIX. Es decir, somos un poco románticos, también, por aferrarnos a algo que, evidentemente, figuraría en la conciencia como un ideal: los ideales de libertad, de generosidad, de solidaridad, que el siglo XX no se ha caracterizado mucho por eso, salvo algunos acontecimientos históricos concretos. Me llama la atención que hayas tenido esa lectura, me complace que hayas visto desde tu mirada cierto espíritu romántico en esos textos. Puede ser, no digo que no, déjamelo pensar, no quiero dar una respuesta apresurada.

Si querés ver o escuchar la entrevista completa que le realizaron Hernán y Mario Dobry al poeta y cantautor Alejandro Szwarcman en su programa “Letras y corcheas”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los jueves a las 22, hacé clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *