Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

26 diciembre, 2018

Shell Argentina planea pasar a desarrollo masivo tres áreas en Vaca Muerta en 2019

Shell Argentina planea comenzar el desarrollo de tres áreas de petróleo shale y la construcción de una planta de tratamiento y un oleoducto en Vaca Muerta en 2019, afirma su presidente, Sean Rooney.
En una entrevista exclusiva con esta agencia de noticias, el directivo destaca que no puede anunciar el monto de la inversión en el país para el próximo año debido a que el programa aún no fue aprobado por el Directorio de la compañía.
La casa central de la petrolera decidirá su plan para 2019 en diciembre, explica Rooney. Si no fuera aceptada la propuesta para la Argentina, la firma continuará con el desembolso de 300 millones de dólares anual que ya tenía proyectado para exploración, sostiene.
En 2016, el CEO de Shell, Ben van Beurden, anunció que la empresa esperaba invertir 1.200 millones de dólares en exploración, producción, refinado, distribución y comercialización en el país.
Como la compañía recientemente vendió todas sus operaciones de downstream en la Argentina a Raizen, focalizará ese mismo dinero en exploración en Vaca Muerta, explica Rooney.
El 2 de octubre, la firma brasileña controlada por Shell y Cosan pagó 916 millones de dólares por los activos de refinado, distribución y comercialización de Shell Argentina, incluyendo la planta de Dock Sud, 665 estaciones de servicio y sus negocios de GLP (propano y butano), marítimo, aviación, combustibles, asfalto, químicos y lubricantes.
Como parte del plan de desarrollo masivo en las áreas Sierras Blancas, Cruz de Lorena y Águila Mora, en Vaca Muerta, la empresa sumará un nuevo equipo para perforar 10-12 nuevos pozos de petróleo shale durante 2019, afirma.
A su vez, espera adicionar otro en 2020 para acelerar el proceso, sostiene Rooney. Con estas inversiones, la compañía espera incrementar su producción entre 40.000 y 45.000 barriles de petróleo por día (bpd) de los actuales 12.000, resalta.
Para cumplir con estas metas, Shell Argentina planea construir una segunda planta de tratamiento en la cuenta el próximo año, señala y agrega que ésta podría comenzar a funcionar en 2021.
Actualmente, la empresa está negociando con otras petroleras, que se encuentran explorando áreas no convencionales aledañas, para tratar su producción en las nuevas instalaciones, destaca Rooney.
Las negociaciones incluyen la posibilidad de que estas mismas firmas se sumen a la construcción de un oleoducto que se conecte con el troncal de Oleoductos del Valle (Oldelval) para transportar lo generado en esos bloques, detalla.
Oldelval planea invertir entre 30 y 40 millones de dólares para desarrollar el oleoducto Vaca Muerta Oeste, de 10 pulgadas y de 35 kilómetros de extensión, con una capacidad de 10.000 metros cúbicos por día (MCD).
De esta forma, conectará el bloque La Invernada-Bajo del Choique (de ExxonMobil Corporation and Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), Rincón de las Cenizas (de Total-Shell-GyP) y Águila Mora (de Shell-GyP) e incrementará su capacidad a 25.000 MCD de los actuales 21.000.
Actualmente, Shell Argentina transporta en camiones la producción de su planta de tratamiento, dice Rooney. La empresa espera comenzar a usar el oleoducto Lago Pellegrini, de YPF, mientras construye uno nuevo, resalta.
La empresa está explorando y produciendo petróleo shale en las áreas Bajada de Añelo (junto a YPF, O&G Developments e YSUR), en Águila Mora (con GyP), en La Escalonada y Rincón de las Cenizas (con Total y GyP), en Cruz de Lorena, Sierras Blancas y Coirón Amargo Suroeste (con Apco O&G International, O&G Developments y GyP).
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *