Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

9 abril, 2021

“Siempre quise ser un autor y, ahora, puede que lo sea”

“Siempre me dio un poco de pudor aquellos periodistas que se lanzaban a la novela, como que lo no eran hasta que no escribían un libro. Sentían que tenían más para dar y lo podían hacer en una novela. Por ahí, estaban buenas, pero no eran esas que te vuelan la cabeza. Es muy difícil de encontrar algo así, por lo menos en la Argentina”, afirma el historiador Marcelo Larraquy en el programa “Voces y memorias” por Eco Medios AM 1220.
Si bien está abocado a escribir su primer libro de ficción, ha preferido siempre recurrir al lenguaje periodístico para redactar sus investigaciones, a pesar de que, en alguna de ellas, la tentación de novelarlas le resultó tentadora.
“Uno se maneja en los territorios que son los que conoce. En este caso, el de la no ficción. Siempre busqué historias que de alguna manera no necesitaban ser ficcionadas, o que a aquellos que la ficcionalizaron les fue muy bien. También, por el respeto a la novela y al que le tengo a la ficción – destaca – Me crié en el periodismo de los ‘80 y ‘90 donde todos los periodistas querían escribir una novela. Siempre me manejé como historiador con los papeles, los documentos y las entrevistas orales. Tenía elementos para narrar algo que básicamente no me aburriera, aun cuando tomara como fuente un expediente”.
En sus trece libros, ha desarrollado temáticas tan variados con la guerrilla, la violencia política en la Argentina, la política del Vaticano, las biografías de José López Rega y Rodolfo Galimberti o las incursiones secretas de los ingleses en el continente durante la guerra de Malvinas. Sin embargo, todos ellos tienen un hilo conductor: la intriga que sentía antes de comenzar con la investigación por el desconocimiento del tema que estaba a punto de abordar.
“Cuando uno no tiene información, se empieza a sorprender y se va metiendo cada vez más en una ciénaga que lo vuelve más atractivo y emotivo. Un libro tiene que entusiasmar mucho para avanzar sobre sobre eso, ya que vas a convivir un año y medio o dos con él. Tenés que tener una motivación especial – resalta -. La primera es contar algo que no sé, investigarlo y escribirlo bien. Que el relato me atrape. Uno se descubre escribiendo, encuentra lo que tiene, lo que necesita y a dónde quiere ir. Si no es una hipótesis. El tema es que el dato hasta que no lo contás no sabés el valor que tiene”.
El periodismo, carrera que ha ejercido durante décadas, le ha servido para poder olfatear adónde se encuentra una temática que merece ser investigada. Pese a que ha dejado la profesión para dedicarse a los libros, aún conserva ese instinto que lo ha llevado a abordar historias que lo han catapultado al éxito como autor.
“No soy un periodista del día a día ni de actualidad, no participo en la escena pública. Dejé de hacerlo y me fui dedicando más a mis libros. Siempre quise ser un autor y ahora, puede que lo sea. Antes era un periodista que hacía libros, con una formación de historiador – explica -. Ahora, soy más un autor que historiador, con un pulso periodístico para encontrar o narrar una historia. El periodismo me dio la cuestión de la oportunidad de olfatear adónde había algo y descubrir los temas”.
A la hora de plasmar todo eso en el papel, se vuelve obsesivo con cada dato y con pulir cada una de las palabras que vuelca en el texto. Por eso, cada mañana edita y corrige lo que escribió el día anterior y, luego, por las tardes se dedica a avanzar con el relato, en una rutina que lo atrapa hasta tener el libro listo para entregar a la editorial.
“Siempre busco dejar una intriga al final de un capítulo e ir hacia otro tema, eso es un mecanismo que lo recuerdo en Galimberti, en Lopez Rega. Me gusta que el capítulo sea como una historia, que a la vez tenga relación con la trama, el antecedente y el precedente de lo que va a venir, pero a la vez sea como un universo en sí mismo, que se pueda leer per se. También, lo que hago mucho es cruzar historias y personajes – concluye -. Uno tiene que estar muy satisfecho con el libro antes de entregarlo. No regalo párrafos, doy el todo por el libro, me gusta sentirme representado por ese libro. No existe hacer un libro que te resulte cómodo. Siempre tenés obstáculos, cosas que no se conocen, que te cuesta conseguir las fuentes. Nunca me sucedió tener esa posibilidad, creo que un libro cómodo está destinado al fracaso y al aburrimiento”.
Marcelo Larraquy estudió Historia en la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) y como periodista fue subeditor de la revista Noticias y jefe de la sección Investigaciones del diario Clarín.
Realizó una investigación para el ciclo de biografías “Historias Verdaderas”, en el canal América y el estudio y redacción del libreto cinematográfico para la película “Yabran”, sobre la vida del empresario que se suicidó en 1998.
Como periodista ha publicado en los diarios Crítica, El País, Diario 16 (España) y las revistas Guerin Sportivo, Don Balón y Rolling Stone. A su vez, escribió el guion cinematográfico basado en el libro “Fuimos Soldados”, junto al actor Diego Peretti
Como guionista, fue el creador de la serie de televisión 9mm y como docente, se desempeñó en las universidades de Belgrano, Buenos Aires (UBA) y en la Torcuato Di Tella (UTDT).
Ha publicado libros como “Galimberti: De Perón a Susana. De Montoneros a la CIA”, “López Rega: La biografía”, “Fuimos soldados”, “López Rega: El peronismo y la Triple A”, “Recen por él”, “Código Francisco”, “Argentina: Un siglo de violencia política: 1890-1990. De Roca a Menem. La historia del país”, “Primavera Sangrienta: Argentina 1970-1973”, “Los días salvajes” y “La guerra invisible: “El último secreto de Malvinas”.
A lo largo de su carrera, ha recibido premios como el Konex al Periodismo de Investigación por sus trabajos entre 1997-2007 y 2007-2017 y el Plèyade a la mejor investigación periodística del año 1999.
Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al historiador Marcelo Larraquy en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *