Hernán Dobry

Historias y noticias

Radio

17 diciembre, 2021

“Soy muy limitado como instrumentista con el acordeón”

Hugo Fattoruso no deja de sorprender por la versatilidad que tiene para cambiar de instrumento y, a la vez, pasar de arreglos complejos para dúos, tríos, cuartetos o, incluso para acordeón solo.
En su último disco, “Recorriendo Uruguay” vuelve a sus orígenes diez años después con el instrumento que lo vio nacer como músico y, también, busca rescatar los ritmos y climas del interior de su país.

Hernán Dobry (HD): ¿Por qué esta decisión de hacer un disco solo de acordeón y no de acordeón con una banda?
Hugo Fattoruso (HF): En primer lugar, ya tengo un disco hecho solo con acordeón que se llama Acorde-on que ya tiene 10 años. He juntado algunas ideas de piezas cada vez más simples, las empecé a grabar y quedaron elegidas 19. Este CD lo armé y le puse como nombre “Recorriendo Uruguay”, son piezas de otro clima, de un entorno familiar, una cosa no ciudadana, estar con unas vacas por ahí.

HD: ¿Por qué esa idea de ir a la simpleza?
HF:
Esta propuesta es solamente acordeón, es solamente el instrumento.

HD: ¿A qué te referís cuando hablás de que no tiene nada de ciudadano?
HF:
Es lo que estas piezas me sugieren. Son más bien de lo rural, no es ciudadano. La música ciudadana es otra propuesta, es diferente a la música que no es ciudadano.

HD: ¿Cómo te abstraes, siendo un personaje citadino, para crear ese clima campestre?
HF:
Uno viaja, ve y el alma recibe. Siempre viví en ciudades, pero la profesión me ha llevado a viajar mucho, he guardado situaciones y conecté con eso. Quizás es un disparate. Soy muy limitado como instrumentista con el acordeón, entonces es redundantemente simple la composición y la ejecución. Si hay diez niveles soy de nivel tres, la música es simple y tiene que tener su sentimiento.

HD: Pasaron diez años entre un disco y otro ¿por qué te apartaste tantas décadas de ese instrumento con el que habías nacido?
HF:
No sé porque me aparté tanto tiempo del acordeón, pero me pude reencontrar y, ahora, toco y practico regularmente. Tengo una grabación la semana que viene, voy a grabar tocando acordeón. El acordeón es un instrumento increíble y que a mí me encanta.

HD: Además tiene esa sonoridad en el pecho, a otros instrumentos uno no los siente, al tener el acordeón ahí vibra de una forma diferente…
HF:
Es correcto, el acordeón y la guitarra que se abrazan, no sé el violín que tiene una transmisión acá y el chelo que te debe tomar todo el cuerpo. El acordeón está en el pecho y uno lo está abrazando todo el tiempo, da una sensación muy particular.

HD: ¿Qué te pasó cuando lo retomaste después de 50 años?
HF:
De a poco me enamoré. Empezaron a darse pruebas de sonidos, tenía que esperar tres o cuatro horas a mi parte y empecé a tocarlo en el camarín y sigo haciéndolo.

HD: Fue el primer instrumento que aprendiste y del que te enamoraste cuando escuchabas una orquesta a los siete años, ¿te acordás cuál fue la sensación que tenías cuando escuchabas esa orquesta y a ese acordeonista que te enamoró tanto?
HF:
La verdad que de eso no me acuerdo. Recuerdo verlos ensayar, eso me impactó y les pedí a mis padres que con sacrificio me compraran un acordeón, y lo tengo todavía.

HD: ¿Con qué soñaba ese chico de siete años cuando empezó a hacer música?
HF:
Ni idea, no tengo cabeza, no me preguntes cosas difíciles. No sé qué pensaba, no tengo cabeza ahora, imaginate a los siete años.

HD: En una nota comentaste que en tu familia eran chicos diferentes, en vez de fútbol se dedicaban a la música, me imagino que algún sueño y deseo de hacer música existía, además en una familia tan musical como la tuya.
HF:
No, la verdad que no.

Para revivir la entrevista que le realizó Hernán Dobry al músico Hugo Fattoruso en su programa “Voces y memorias”, que se emite por Eco Medios AM 1220 los martes a las 20, haga clic en los banners.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *