Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

18 enero, 2018

Statoil invertirá USD 300 millones en Vaca Muerta

La petrolera estatal noruega Statoil invertirá 300 millones de dólares para explorar en forma conjunta con YPF el área Bajo del Toro, en la cuenca de Vaca Muerta, en el norte de la provincia de Neuquén, según informó la compañía local.
Esta es la segunda fase del desembarco de la firma nórdica en la provincia y en el país luego de haber ganado el 90% del control de la concesión y operación del área Bajo del Toro Este de 133 kilómetros cuadrados, lindera con la de YPF, en la quinta ronda de la licitación realizada por Gas y Petróleo de Neuquén (G&P) el 4 de octubre de 2017.
En esa oportunidad, Statoil se comprometió a invertir 14,89 millones de dólares en los cuatro años que durará el proceso de exploración, sumado a los dos millones que ofreció en concepto de acceso al bloque en la cuenca de Vaca Muerta. Allí, su socia será G&P, quien contará con el 10% de participación en el proyecto.
Con ambos negocios, “Statoil se ha convertido en operador y se está posicionando para probar el alcance de la obra y optimizar con respecto a su materialización”, Tim Dodson, su vicepresidente con respecto a su posicionamiento en la Argentina.
Como parte del acuerdo firmado con YPF, la firma nórdica pagó 30 millones de dólares por el 50% del permiso de exploración del área hidrocarburífera de 157 kilómetros cuadrados, en concepto de las inversiones y gastos que la compañía controlada por el estado argentino lleva realizados allí. La empresa presidida por Miguel Gutiérrez continuará en posesión del 50% restante y actuará como operadora.
El proceso de exploración constará de dos etapas. En la primera, ambas compañías se comprometieron a realizar dos pozos horizontales en busca de petróleo no convencional, mientras que en la segunda se perforarán otros seis pozos.
Statoil ofreció invertir 270 millones de dólares en ambas fases. Sin embargo, la firma noruega incluyó en el acuerdo una cláusula que le permite abandonar los trabajos una vez finalizada la primera parte de los trabajos. Para eso, deberá devolver su participación en el permiso y el pago de los pasivos devengados hasta ese momento. En caso de seguir adelante, tendrá una segunda posibilidad de salida una vez finalizadas las actividades correspondientes a la segunda etapa en las mismas condiciones.
YPF ya había perforado un pozo vertical en Bajo del Toro en 2012 en conjunto con la petrolera estadounidense EOG Resources. Por ese entonces, el área era controlada por la firma argentina (46,80%), su socia con sede en Houston (43,2%) y G&P (10%).
Por ese entonces, el gerente general de YPF, Miguel Galuccio señalaba que esta formación genera enormes expectativas de productividad de hidrocarburos no convencionales (petróleo asociado con gas), ya que se trata de un proyecto que se desarrolla en una zona alejada del centro de la cuenca neuquina.
Finalmente, el proyecto no prosperó y la compañía controlada por el estado argentino decidió en agosto de 2016 comprarle a su socia su participación en el proyecto, junto con la del área Cerro Avispa, en 4 millones de dólares.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *