Hernán Dobry

Historias y noticias

Desarrollo Energético

3 abril, 2018

TGS obtuvo un contrato para construir un gasoducto de 92 kilómetros en Vaca Muerta

Transportadora de Gas del Sur SA (TGS) obtuvo un contrato para construir un gasoducto de 92 kilómetros de largo en Vaca Muerta para transportar la producción de los nuevos yacimientos que están siendo explorados en la región, afirma la empresa en un comunicado.
El 29 de marzo, esta agencia de noticias informó que la compañía planeaba emitir un bono de hasta 500 millones de dólares para financiar este proyecto. Para esto, seleccionó a Citigroup, JPMorgan y un tercer banco internacional para manejar la operación.
TGS firmó un acuerdo con la subsecretaría de Energía Minería e Hidrocarburos de Neuquén y la empresa Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) para construir un gasoducto de 36 pulgadas para conectar las ciudades de Añelo y Tratayén, donde podría unirse a los troncales Neuba I y II y al de Transportadora de Gas del Norte (TGN).
Como la Ley de Hidrocarburos establece que la concesión para la construcción de un gasoducto debe ser adjudicada sólo a una firma productora de gas, GyP obtuvo el contrato y escogió a TGS para realizar las obras y su operación.
La transportadora planea levantar un gasoducto de 92 kilómetros de largo y 36 pulgadas con una capacidad de 37 millones de metros cúbicos por día (CMD), expandible a 56 millones de CMD. El proyecto también incluye una planta de tratamiento de 5 millones de CMD en la primera etapa.
Las obras del ducto llevarán 17 meses y las de la planta 22 y comenzarán dentro de unos meses y se espera que estén terminadas en 2019, afirma la compañía.
El nuevo gasoducto conectará las áreas Bajada de Añelo, Bajo del Choique, La Invernada, Pampa de las Yeguas I y II, Parva Negra Este y Oeste, La Escalonada, Rincón La Ceniza, Los Toldos Norte, Sur, Este y Oeste, La Calera, El Orejano y Sierra Chata en la cuenca de Vaca Muerta, con los troncales de TGS y TGN.
La transportadora aún está analizando quién será el contratista EPC y la proveedora de los tubos, incluyendo a Techint, para ambas partes del proyecto, un proceso que aún le llevará algunas semanas más.
Cuando la mayoría de las áreas de Vaca Muerta comiencen a producir, el gasoducto precisará de una mayor capacidad. Para ese momento, planea realizar una expansión de su planta de tratamiento a 56 millones de CMD para cumplir con la demanda, como parte de la segunda etapa del proyecto. Esto precisará de una inversión extra de 550 millones de dólares, concluye la empresa.
www.iiicorp.com

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *